Verificador LR

En redes sociales, continúan circulando bulos sobre el uso de las mascarillas. Una publicación del 14 de marzo de 2021 indica que los cubrebocas provocan una “falsa sensación de seguridad” y son un “medio de infección” del virus de la COVID-19.

Asimismo, atribuye esta información a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, el contenido del post es engañoso porque estas afirmaciones carecen de contexto.

Post dice que la mascarilla es una “una falsa sensación de seguridad”. Foto: captura en Facebook.

¿La mascarilla provocan una “falsa sensación de seguridad” y son un “medio de infección” según la OMS?

No hay evidencia de que la OMS haya sostenido estas afirmaciones oficialmente sobre las mascarillas. Sin embargo, hicimos una revisión y hallamos una asociación con un documento de la OMS publicado en junio de 2020. En este hay un apartado en el que se establecen puntos sobre “los posibles peligros y riesgos” del “uso continuo (y) específico de mascarillas médicas”.

En uno de ellos, el organismo se refirió a una “falsa sensación de seguridad” que ofrecen los tapabocas. Sin embargo, la organización aclaró allí mismo que se refería a cuando las personas piensan que usando solo cubrebocas, sin seguir las otras medidas, se encuentran protegidas.

También, con respecto a las mascarillas como “medio de infección”, la OMS es muy clara al precisar que esto está asociado al mantenimiento de estos; es decir, se refiere a “la posibilidad de contaminación que puede surgir si el usuario no cambia una mascarilla que se ha humedecido, ensuciado o deteriorado”.

Documento de la OMS. Foto: captura OMS.

En el documento, la organización recomienda el uso frecuente de los cubrebocas en los establecimientos de salud porque constituyen “zonas de posible riesgo elevado de transmisión”. Así también, aconseja el uso generalizado de los cubrebocas. “La OMS ha actualizado las orientaciones con miras a aconsejar que, para prevenir la transmisión comunitaria de la COVID-19, los gobiernos deberían alentar al público general a que use mascarilla en situaciones y entornos específicos como parte de un enfoque integral para interrumpir la transmisión del SARS-CoV-2”, sostiene.

Incluso, en su misma página oficial precisa que los tapabocas “deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas”, porque “el uso de una mascarilla por sí sola no basta para proporcionar una protección adecuada contra la COVID-19”.

Es falso que no hay evidencia científica del uso de mascarillas contra la COVID-19

La publicación afirma también que “no existe evidencia científica que demuestre que las mascarilla previene el contagio de enfermedades causadas por virus”, pero esto no es cierto. En verificaciones anteriores (1, 2 y 3) hemos desmentido esta afirmación porque sí hay estudios que prueban que el empleo de estas reducen el riesgo de contagio y pueden proteger a las personas del virus.

Por ejemplo, según un estudio de febrero de 2021, investigaciones epidemiológicas “han ayudado a cuantificar el beneficio del uso de las mascarillas para prevenir la propagación del SARS-CoV-2″. No obstante, alertan que la utilización de este implemento debe complementarse con otras disposiciones de prevención.

Asimismo, otra investigación, que fue citada en una entrevista con Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de Cienciagenerika, determina tres formas de protección que ofrecen las mascarillas: 1) previenen la infección por evitar el agarre habitual en la cara; 2) limitan la propagación del virus en un espacio cerrado; y 3) reducen la inhalación de gotitas que contienen el virus. Asimismo, advierte que el uso generalizado de mascarillas “por sí solo no es suficiente”, por lo que aconseja añadir otras medidas de prevención.

La mascarilla no produce intoxicación ni deficiencia de oxígeno. Tampoco crea un cultivo de gérmenes

El post también asegura que el empleo de las mascarillas provocan intoxicación (por la retención de dióxido de carbono), deficiencia de oxígeno (hipoxia) y cultivo de virus, bacterias y hongos. Sin embargo, en artículos anteriores de Verificador (1, 2, 3, 4 y 5), expertos negaron que las mascarillas ocasionen estos efectos.

Antonio Tokumoto, neumólogo y expresidente de la Sociedad Peruana de Neumología, dijo que los cubrebocas no presentan problemas de retención de oxígeno y dióxido de carbono porque su material permite el libre tránsito de gases.

El neumólogo sostuvo que la contaminación de los tapabocas con hongos, bacterias u otros gérmenes, tiene que ver más con el mantenimiento de estas porque hay algunas para desechar y otras para rehusar. Por su parte, el infectólogo Augusto Tarazona, presidente del Comité de Salud Pública del Colegio Médico del Perú (CMP), explicó que no existen condiciones para la proliferación de gérmenes en las mascarillas y negó la posibilidad de que hongos o bacterias puedan crecer en ellas.

Conclusión

Las afirmaciones del post carecen de contexto. La OMS señaló que las mascarillas podrían generar una “falsa sensación de seguridad” cuando la población piensa que al usar solo los tapabocas —sin seguir las otras medidas— está protegida. Además, señaló que estas pueden “contaminar” a las personas si es que no mantienen la higiene y el cuidado.

La organización respalda el uso de los tapabocas como parte de una medida integral para reducir la transmisión del virus de la COVID-19. Además, hay evidencia científica de que el empleo de las mascarillas puede reducir el riesgo de infección. Por ello, calificamos el post como engañoso.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.