Verificador LR

VerificadorLR

Circulan diversos videos de un evento realizado por el colectivo autoproclamado Médicos por la Verdad y otros grupos negacionistas. En un post, una pediatra afirma que la pandemia de COVID-19 se está tratando “como si fuera una epidemia de bacterias y no de virus”, debido a las constantes desinfecciones de superficies.

La médica alega que los virus solo funcionan en una “célula viva” del ser humano y que por ello un cadáver no sería capaz de contagiar nada. Estas afirmaciones giran alrededor del tema de “por qué no se realizan autopsias”. Sin embargo, la OMS ha dispuesto recomendaciones para realizar autopsias a fallecidos por coronavirus desde abril de 2020.

Foto: captura en Facebook

¿Qué se afirma en el video?

El video, tomado del evento Toda la Verdad, Primero, transmitido por el medio TLV1, recoge la intervención de la pediatra Liliana Szabó ante la pregunta: “¿Existe la posibilidad de que un cadáver contagie a una persona que está realizando una autopsia?”

Szabó explica que la presunta “falsa epidemia” se estaría manejando “como una epidemia de bacterias y no de virus”. Señala que “la gente está desinfectando objetos” como si se tratara de bacterias, mientras que los virus habitan en “células vivas” del ser humano.

Asimismo, sostiene que el virus dentro de la saliva expelida al toser “no sobrevive mucho tiempo” y que sería muy raro el contagio a través del contacto con superficies. Tras la explicación, concluye: “Se están manejando mal las cosas. Un cadáver no tiene por qué contagiar nada”.

De igual modo, otro médico agrega que la persona que realizaría la autopsia “puede utilizar el equipo de protección y proceder con la misma” para saber de qué murió el paciente, y “no excusarse con la potencial contagiosidad”, como si actualmente no se pudiera.

Los cadáveres no suelen ser infecciosos, pero pueden contagiar

Ya en abril de 2020, un artículo de la BBC aclaró que con los cuidados necesarios y los manejos correctos “no hay motivo para temer el contagio de COVID-19″ por parte de un cadáver, según informó la OMS a dicho medio. El texto añade que, salvo en ciertos casos, los cadáveres no suelen ser infecciosos.

Sin embargo, el medio precisó que, en el caso de enfermedades respiratorias agudas, los pulmones y otros órganos del cuerpo “pueden seguir albergando virus vivos” que se liberan mediante los procedimientos de autopsia.

Además, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre el manejo de cadáveres en el contexto de la COVID-19 informan que la transmisión de enfermedades infecciosas puede ocurrir “por el incumplimiento de las precauciones estándares según los mecanismos de transmisión, especialmente en entornos sanitarios”.

“Los procedimientos generadores de aerosoles (PGA) tienen un papel fundamental en la diseminación de la enfermedad, así como las manos de los trabajadores de la salud, superficies y fómites contaminados”, señala el documento.

Las autopsias por COVID-19 sí están permitidas

En el video, los profesionales de la salud se expresan como si en la actualidad no se pudiera realizar autopsias. Esto también es falso. El bulo de las supuestas autopsias prohibidas lleva meses circulando, y Verificador lo ha desmentido en reiteradas ocasiones.

El documento antes presentado sobre el manejo de cadáveres resalta que las autopsias de pacientes con COVID-19 merecen especial precaución debido a que existen probabilidades de que los órganos contengan el virus vivo.

“Si un paciente con COVID-19 murió durante el período infeccioso, los pulmones y otros órganos todavía pueden contener virus vivos, y se necesita protección respiratoria adicional (N-95 o respiradores equivalentes) durante los procedimientos que generan aerosoles de partículas pequeñas (por ejemplo, el uso de sierras eléctricas y el lavado de intestinos)”, indica el informe.

La OMS brinda recomendaciones para llevar a cabo las autopsias.

Este documento está disponible desde el 7 abril de 2020. Sin embargo, la agrupación negacionista emite afirmaciones sin tomar en cuenta su existencia.

Otras imprecisiones sobre la propagación del nuevo coronavirus

De igual modo, Liliana Zsabó emitió diversas imprecisiones sobre la transmisión del nuevo coronavirus. Aseguró que se trata la pandemia como si fuera de “bacterias”, refiriéndose a la continua desinfección de objetos, la cual considera innecesaria en el caso de un virus.

La pediatra hace énfasis en este aspecto como si el tratamiento de la pandemia se redujera a ello. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos ya han aclarado que el contacto con objetos contaminados no es una forma frecuente de contagio.

Según estas entidades, si bien las gotitas respiratorias que transportan el virus pueden depositarse sobre superficies y objetos, no se cree que esta “sea una forma común de propagación de la COVID-19″.

Por el contrario, las CDC informan que la transmisión del virus ocurre “muy fácilmente” de persona a persona y “más comúnmente” durante el contacto cercano.

Las medidas para prevenir la propagación nuevo coronavirus son, según la OMS, el distanciamiento físico, el uso correcto de mascarillas, la ventilación de los espacios, evitar las aglomeraciones, el lavado de manos, entre otras.

Conclusión

El video sobre “por qué no se hacen autopsias” por COVID-19, realizado por médicos negacionistas, contiene información falsa. Si bien los cadáveres no suelen ser infecciosos, sí pueden contagiar durante la realización de una autopsia.

Por ello, en abril de 2020, la OMS presentó un protocolo para realizar estos procedimientos, mas no los ha prohibido. En consecuencia, calificamos esta publicación como falsa.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.