Verificador LR

VerificadorLR

En Facebook, aún circula la desinformación sobre las vacunas contra la COVID-19 desarrolladas con la plataforma ARN mensajero (ARNm). En esta ocasión, un vídeo con la voz en off de la médica Chinda Brandolino afirma que este tipo de vacunas ingresa al ADN y sintetiza la enzima convertidora angiotensina 2 (o ACE2).

Eso hará que el ADN fabrique grandes cantidades de esa proteína para que esta despierte la producción de anticuerpos contra ella misma. Y esta enzima está principalmente en el testículo y es responsable de la fertilidad masculina. Por lo tanto, al hacer esta presunta vacuna, se diseñará un mecanismo para brindar anticuerpos y así esterilizar a todos los varones que la reciban en forma perenne e irreversible”, dice. Sin embargo, este contenido es falso.

Actualmente, existen vacunas de ARNm —autorizadas para uso de emergencia contra la COVID-19— que se administran en varios países, incluso el nuestro. Entre ellas están las de las farmacéuticas Pfizer-BioNTech y Moderna.

Las vacunas de ARNm no “sintetizan” la enzima convertidora angiotensina 2

Para empezar, las vacunas de ARNm no ingresan al núcleo, que contiene al ADN —en el que están las instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento del organismo—. Juan More Bayona, PhD en Inmunología comparada, declaró en un artículo anterior que esta vacuna no hará ningún cambio en nuestra información genética, contenida en el ADN. “El ARN se ha modificado en el laboratorio para que solamente sea reconocido (...) en nuestro citoplasma como ribosoma (pequeñas organelas que hacen ese cambio de ARN a proteína)”, sentenció.

Además, según la información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, las vacunas de ARNm buscan que nuestras células produzcan una porción inocua de la “proteína Spike”, que es aquella que se encuentra en la superficie del nuevo coronavirus.

“Una vez que nuestro organismo creó esa porción de proteína, la célula descompone las instrucciones para deshacerse de ellas. A partir de allí, la célula muestra la porción de la proteína creada sobre su superficie. Nuestro sistema inmunitario reconoce que la proteína es un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta inmunitaria y producir anticuerpos, como sucede cuando se produce una infección natural contra el COVID-19”, detalla.

Explica que, al final del proceso, el organismo habrá aprendido cómo protegerse contra posibles y futuras infecciones del virus de la COVID-19. “El beneficio de las vacunas de ARNm, como el de todas las vacunas, es que las personas que se la aplican tienen protección sin correr el riesgo de sufrir consecuencias graves de contraer el COVID-19”, comenta.

¿Cómo funcionan las vacunas de ARNm? Foto: captura web de los CDC.

Del mismo modo, la docente Narcisa Martínez, de la Universidad Complutense de Madrid, España, sostiene en un artículo de The Conversation que estas “vacunas génicas” contienen “la información necesaria para producir parte de la proteína espícula (Spike) del coronavirus SARS-CoV-2”.

Afirma que esta vacuna usa “un recubrimiento con lípidos para que el ARNm entre en las células del sistema inmunitario” y que este “ARNm producido sintéticamente se parece a nuestro RNA”, por lo que nuestro sistema inmunológico innato no lo degrada y permite que pase al interior de la célula. También sostiene que la proteína producida será “fragmentada en trozos más pequeños (péptidos)” y activará “la respuesta inmunitaria adaptativa” para producir anticuerpos para reconocer el ingreso del nuevo coronavirus y neutralizarlo.

En esa línea, el médico Enrique Cornejo Cisneros, máster en Ciencias con mención en Investigación Clínica, dijo en otra verificación que las vacunas con tecnología de ARNm mensajero fueron diseñadas para instrucciones concretas; es decir, cuentan con un segmento de información que le indica a la célula producir solamente “una proteína como la espina del virus (la proteína S)”.

Comentó que no puede dar otra orden, para la cual no fue diseñada. Además, dijo que este tipo de vacuna dura un corto tiempo en el cuerpo porque luego se deshace debido a que terminaron de dar sus instrucciones.

Por otro lado, la enzima convertidora angiotensina 2 (ACE2) está relacionada con la COVID-19 y no con las vacunas ARNm contra la COVID-19. Así lo confirma un artículo publicado en Scielo.

“La ECA2 (o ACE2) se ha relacionado con la patogenia de infecciones respiratorias como el virus respiratorio sincicial y el síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus (SARS-CoV y SARS-CoV-2). Estudios recientes han demostrado que la ECA2 corresponde al principal receptor del SARS-CoV-2, que, en conjunto con otros receptores como la serin proteasa TMPRSS2, permite la fijación, fusión y entrada del virus a la célula huésped”, señala.

No hay evidencias de que las vacunas ARNm ocasionen infertilidad en los hombres

En Verificador, hemos desmentido en distintos artículos (1, 2 y 3) que las vacunas contra COVID-19 generen infertilidad en hombres. El vídeo refiere que las vacunas de ARNm harán producir anticuerpos contra la ACE2 y entrenará al sistema inmunitario para producir anticuerpos contra ellas. En consecuencia, dice que cuando el sistema inmunológico detecte la ACE2 en el cuerpo — producido principalmente en los testículos y responsable de la fertilidad masculina— lo destruirá provocando esterilidad en los hombres.

Sin embargo, no hay evidencia científica de que esto suceda. Primero, como lo mencionamos, estas vacunas no entran al ADN y no generan ACE2, sino una parte de la proteína Spike. Segundo, la ACE2 se encuentra principalmente en los pulmones, arterias, intestinos y corazón, según Apesteguía Infantes, docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y doctor en Farmacia y Bioquímica.

Entonces, ¿por qué relacionan la infertilidad con las vacunas? Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de Cienciagenerika, comentó a este medio que se ha encontrado una relación entre el SARS-CoV-2 y la inflamación de los testículos, ya que provoca una reducción de la formación de los espermatozoides, lo cual no debería denominarse ni siquiera “infertilidad”.

Para la especialista en Ciencias Médicas, esta supuesta consecuencia, que aún continúa en investigación, se pretende extrapolar y relacionar con las vacunas de la COVID-19. Sentenció que no existen reportes de vacunas anteriores a esta enfermedad que hayan generado “esterilidad”. Incluso, Castillo sostuvo que si una persona está vacunada significa que está protegida contra el coronavirus e indirectamente estaría previniendo el supuesto efecto de “infertilidad”.

Finalmente, cabe señalar que Chinda Brandolino es una médica argentina cuyas afirmaciones sobre las vacunas en la coyuntura de la COVID-19 fueron calificadas como falsas, no solo por este medio sino por otros verificadores a nivel internacional.

Conclusión

Las vacunas de ARNm no ingresan al ADN y solo hacen producir a las células una parte de la proteína Spike para que el cuerpo desarrolle anticuerpos contra esta partícula del nuevo coronavirus. Tampoco hay evidencia de que haya una relación entre las vacunas y la infertilidad. Por ello, calificamos el post como falso.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.