Itzia  Huillcahuari

En Facebook, una publicación cita: “Alerta ante descubrimiento de cepa H5N8 que se transmite de aves a personas y es ‘altamente riesgosa’”. La información continúa con tres breves párrafos que refieren el comunicado que hizo Rusia el pasado 20 de febrero sobre el primer caso de transmisión a humanos del virus en mención. No obstante, dicho contenido es engañoso.

Captura de publicación en Facebook.

El virus de la gripe se divide en tres grupos: A, B y C. El de tipo A es el más importante y estudiado debido a su potencial pandemiógeno, según revela la Organización Mundial de la Salud (OMS). Existen varias cepas de este virus que circulan exclusivamente en aves, en porcinos o en otros animales.

El de tipo A contiene en su cubierta los antígenos hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). La hemaglutinina posee 18 subtipos diferentes, mientras que la neuraminidasa, 11. De aquí que surjan varias cepas diferentes de este virus. Entre los que causan la gripe aviar encontramos, por ejemplo, las cepas H5N1, H9N2 y H5N8. Esta última fue descubierta en 2014.

“El primer brote [en animales] de este virus se detectó en granjas en Alemania, en Países Bajos y en Reino Unido, en 2014″, aclara el epidemiólogo Manuel Loayza, exdirector del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa).

Hasta antes del comunicado de Rusia, los contagios solo habían ocurrido a nivel de aves, con brotes en diferentes países de Europa. Evidentemente, el aviso de este primer caso de transmisión de aves a humanos es importante para la vigilancia genómica en salud pública. No obstante, no se trata del “descubrimiento de una cepa de H5N8″ como afirma la publicación, sino de la primera vez en que este virus se detecta en personas. Esto debido a que el virus ya existía desde 2014 y no se ha corroborado que se trate de una nueva variante y, mucho menos, de una nueva cepa.

La cepa H5N8 no es “fácilmente” transmitida al ser humano

La publicación de Facebook en cuestión asevera que la cepa H5N8 “se desarrolla como una gripe aviar ‘fácilmente’ transmitida al ser humano”, lo cual es falso.

Si bien se ha validado que algunos virus de la gripe aviar pueden transmitirse de aves a humanos —incluso de humanos a humanos—, esta situación es poco frecuente. La Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO) precisa que las infecciones por estos virus en humanos son limitadas y ocurren a través de la manipulación y matanza de aves vivas infectadas, por el contacto con su heces, plumas, vísceras y sangre.

Además, a diferencia de otras enfermedades, la gripe aviar no se transmite por vía aérea, asegura la FAO. “Casi toda la información disponible indica que el virus se propaga sobre todo por los desplazamientos de las aves de corral, sus productos, las personas y los vehículos utilizados para el transporte”, indica.

Específicamente sobre la cepa H5N8, el Ministerio de Agricultura y Alimentación de Francia, país que registra brotes del virus H5N8 en granjas de aves, notificó en un comunicado que tras el anuncio de Rusia se procedió a estudiar las condiciones epidemiológicas en su territorio. El análisis concluyó que no hay evidencia de riesgo de transmisión de aves a humanos en el país europeo.

“Hasta la fecha, se han realizado 130 secuencias de virus como parte de la validación. Ninguno de los análisis realizados por la Agencia para la Seguridad y la Salud indicó que los virus tienen características que plantearían un peligro de posibilidad de transmisión de la influenza aviar a humanos de aves existentes en Francia”, señalaron.

El infectólogo Javier Tinoco, médico en la Clínica Universidad de los Andes, en Chile, agrega que la cepa H5N8 sí es bastante contagiosa entre las aves. Sin embargo, no está comprobado que suceda igual en la transmisión a humanos.

“Otros serotipos, por ejemplo, la H7N9 y H5N1 sí han evidenciado tener una clara afección a las personas. Aún así hubo control con esos brotes porque al parecer no eran transmisibles de persona a persona”, expresa para Verificador de La República.

Importancia para la salud pública

El post analizado escribe también que las autoridades rusas calificaron el descubrimiento como un hecho “importante” para evitar que suceda lo mismo que con la COVID-19, a finales de 2019. Esta afirmación es imprecisa.

El Servicio Federal de Supervisión de la Protección y el Bienestar del Consumidor, entidad rusa que dio el aviso, manifestó que la divulgación de este caso es trascendental debido a que permite tomar acciones tempranas para evitar futuros brotes.

“Este descubrimiento de los científicos del Instituto de Vector nos permite advertir a otros científicos, profesionales y a los ciudadanos de todo el mundo para tomar las medidas necesarias de manera oportuna y contrarrestar una nueva amenaza a un nivel significativamente nuevo, con un alto nivel de respuesta y prevención”, dijo la jefa del Instituto, Anna Popova.

La experta reiteró que los datos obtenidos fueron trasladados a la OMS para ser evaluados. En su discurso mencionó también la actual pandemia del coronavirus, pero no expuso una comparación explícita entre la cepa H5N8 y la COVID-19, sino que destacó el trabajo de seguimiento científico en su país que permitió descubrir el caso.

“Un problema importante de la ciencia y la práctica epidemiológica actual es el control, seguimiento y estudio de la posible transferencia interespecífica de varios microorganismos, principalmente virus de animales a humanos”, formuló.

Como ejemplo de este reto científico, Popova nombró la COVID-19 y otros brotes en humanos.

“Conocemos varios ejemplos de este tipo y uno de los más recientes es el de la COVID-19, que ha llegado al hombre, obviamente a través de un animal. Tenemos ejemplos de gripe porcina, gripe aviar, y ver el inicio de esta transición interespecífica en el tiempo es una gran tarea de la ciencia. Todos los casos anteriores, lamentablemente, se registraron solo cuando una persona comenzó a enfermarse y enfermarse gravemente”, detalló.

Una situación de alerta, pero no de alarma

Los especialistas consultados por este medio coinciden en que la transcendencia de la noticia deriva en un estado de alerta para la vigilancia genómica. Efectivamente, las pandemias mundiales iniciaron con un brote y luego derivaron en una amplia propagación. No obstante, a diferencia de lo que ocurrió con el SARS-CoV-2, no está demostrado que la cepa H5N8 se transfiera de persona a persona.

“Hay que estar alerta sí, pero no debemos alarmarnos. Por ahora no es probable un brote en personas, mucho menos una pandemia”, ratifica Javier Tinoco.

“Aparentemente [las personas] no desarrollaron síntomas graves, pero igual se debe seguir con una vigilancia para evitar futuros brotes. Es un signo de alerta para seguir vigilando”, complementa Loayza.

El portavoz de la OMS, Tarik Yasharevich, declaró a la agencia rusa TASS que la organización se encuentra discutiendo el incidente para determinar su impacto en la salud pública. Por otro lado, el Gobierno ruso anunció las medidas de control que asumió tras la detección del virus H5N8 en humanos. Entre estas, se incluyeron cuarentena, sacrificio de aves y productos, así como desinfección.

Conclusión

No es cierto que el anuncio de Rusia sea sobre el descubrimiento de una cepa del virus H5N8, sino de la primera transmisión registrada en el mundo de aves a humanos. Asimismo, es engañoso afirmar que dicha cepa sea fácilmente transmitida a las personas, ya que no hay evidencia de esto. Por el contrario, su situación es limitada.

Finalmente, el hallazgo de Rusia sí es importante, por su posible impacto en la salud pública. No obstante, no existen indicadores de que la cepa H5N8 tenga el potencial de convertirse actualmente en brote o en pandemia al mismo nivel que el SARS-CoV-2.