Lizeth Román

Liz_Roman_23

19 Feb 2021 | 9:29 h

En Facebook, un post anuncia: “Otro premiado con la vacuna”. Luego, afirma que Carlos Ezeta, el joven que golpeó al congresista de Acción Popular Ricardo Burga en noviembre de 2020, fue inmunizado con las vacunas adicionales de Sinopharm de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

“Carlos Ezeta (...) fue premiado con una vacuna “vip” de la Universidad Cayetano Heredia. Según el malcriado del Bicentenario, fue beneficiado tras un sorteo”, señala la publicación que concentra más de 400 interacciones y 500 compartidos en la red social. Sin embargo, su contenido es falso.

No, Carlos Ezeta no es parte de los 487 beneficiarios de las vacunas adicionales de Sinopharm. Foto: captura en Facebook.

Caso ‘Vacunagate’

El Perú vive una de las mayores crisis en plena emergencia sanitaria por el caso Vacunagate. El 16 de febrero de 2021, el Gobierno dio a conocer un documento de 487 personas que fueron inoculadas en secreto con vacunas adicionales de Sinopharm.

Entre los beneficiarios figuran el expresidente Martín Vizcarra; la exministra de Salud Pilar Mazzetti; la excanciller Elizabeth Astete; rectores; médicos; entre otros personajes públicos. Asimismo, fueron parte de esta inmunización irregular familiares de estos funcionarios quienes fueron calificados como “invitados” y “entorno cercano”.

A raíz de este hecho, en redes sociales se han estado revelando los nombres de algunos de estos 487 involucrados, pero, a su vez, ha empezado a originarse informaciones falsas al respecto.

¿Carlos Ezeta fue beneficiado con las vacunas adicionales de la UPCH?

El post ha utilizado, para respaldar su información, una fotografía en la que Ezeta aparece siendo vacunado supuestamente con las vacunas adicionales. Sin embargo, según el Instagram de Ezeta, esta imagen corresponde cuando participaba como voluntario de los ensayos clínicos en octubre de 2020.

Fotografía original. Foto: captura en Instagram / Carlos Ezeta.

En esta red social, el joven publicó esta foto y escribió que recibió la dosis luego de haber sido seleccionado “dentro de los últimos 400 voluntarios para ser parte de los ensayos clínicos de la vacuna Sinopharm”.

“Con algo de mareo y malestar muscular creo que fui uno de los afortunados en recibir la vacuna —y no el placebo—, la misma que se entregará masivamente el próximo año. Feliz de ser parte de esta fase 3 que ayudará a la investigación y posterior distribución”, describió.

En una reciente comunicación con Verificador de La República, Ezeta dijo que este contenido que circula en redes sociales es una “difamación” y “es información falsa”.

“Lamentablemente hay muchas cuentas y muchas de ellas son trols y cuentas falsas. Hay personas que están detrás, insinuando (mejor dicho) afirmando, que yo he sido parte de estos vip de los vacunados (...) cuando yo en realidad sí soy uno de los 12.000 voluntarios que sí fueron parte de los experimentos, de los que sí fuimos los legales para ayudar a las investigaciones”, expresó.

Indicó que cuenta con documentación, de los cuales muchos han sido públicos, y aseveró que esta foto —que ha utilizado el post— es cuando se inmunizó como participante del ensayo clínico.

“(...) Ahora vienen a usar esta imagen, en la que yo me estoy vacunando con la vacuna experimental de los 12.000 voluntarios, para decir de que yo fui beneficiado por lo que hice el 9 de noviembre, lo cual no tiene sentido. Dicen que yo por haber golpeado a una persona me dieron como ‘premio’ la vacuna, cuando es completamente falso porque, incluso, las dos dosis fueron dadas antes del 9 de noviembre”, sostuvo.

Ezeta proporcionó la respuesta que recibió para ser voluntario de los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm el 10 de octubre de 2020 y comentó que este es el correo que reciben los 12.000 voluntarios. “Estimada (o) Carlos Eduardo Ezeta Gómez, usted tiene una cita confirmada para el inicio de su participación en el estudio fase III de Prueba de dos vacunas con virus inactivados contra la COVID-19 en el Perú”, se lee.

También, facilitó su cartilla de control en la que efectivamente aparecen sus nombres y apellidos, entre otros datos. Asimismo, el joven nos envió una foto de la parte de atrás de la cartilla en la que se hallan las fechas de las dos dosis aplicadas junto a las firmas de los responsables y los stickers del código de barras con las iniciales de su nombre.

Cartilla de control. Foto: Carlos Ezeta.

“(...) En la parte de atrás, que es lo más importante de la cartilla, (están) las firmas, las fechas y los dos códigos, que a los únicos que se les da son a los que sí fueron los voluntarios (...) Cuando llegas a hacerte la primera dosis te hacen pruebas de sangre, pruebas moleculares y te hacen (otros) exámenes (...) Te ponen la vacuna y luego te dan ese sello que le dan a todos los voluntarios”, detalló.

Finalmente, manifestó que todos los días monitorean a los voluntarios, en el cual preguntan “¿cómo se siente hoy?”. En línea con ello, nos mostró una imagen en el que se observa la pregunta del 18 de febrero de 2021.

Monitoreo de los voluntarios de las vacunas de Sinopharm. Foto: Carlos Ezeta.

La República realizó un registro de los involucrados en el caso Vacunagate y cuando colocamos el nombre y apellido del joven no se emite ningún resultado; es decir, Ezeta no aparece en la lista de los 487 que se vacunaron en secreto.

Registro de La República de los 487 implicados en el 'Vacunagate'. Foto: captura de la web La República.

Conclusión

Carlos Ezeta no forma parte de los 487 involucrados que se inmunizaron en silencio con vacunas adicionales de Sinopharm. Además, la foto adjuntada es cuando él recibió la dosis como voluntario de los ensayos clínicos de la fase 3 en octubre de 2020. Por ello, calificamos el post como falso.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.