Lizeth Román

Liz_Roman_23

16 Ene 2021 | 22:08 h

En Facebook, continúan circulando bulos asociados a la ivermectina en pleno contexto de la ‘segunda ola’ de la COVID-19. En este caso, un post defiende el supuesto uso preventivo del fármaco para evitar el nuevo coronavirus.

Para justificar esta afirmación, señala que el medicamento se queda en el organismo porque posteriormente “reducirá un eventual ataque viral” de la enfermedad. El post concentra más de 1.900 interacciones y 6.000 compartidos en la red social.

Viral dice que la ivermectina previene la COVID-19 porque “permanece en el individuo por un tiempo”. Foto: captura en Facebook.

Sin embargo, la información que emite no es cierta. Primero porque el uso profiláctico (preventivo) del medicamento no esta probado. Segundo, el tiempo de permanencia de la ivermectina en el organismo no demuestra que previene el nuevo coronavirus.

Viral se ha compartido desde junio de 2020. Foto: captura en Facebook.

Mediante una búsqueda con las herramientas Who posted what? y Crowdtangle, hallamos que la publicación más antigua corresponde al 28 de junio del año 2020. En ese contexto, la ivermectina formaba parte de los medicamentos para tratar la COVID-19 en el Perú.

¿La ivermectina se usa de forma preventiva porque se queda un tiempo en el organismo? No.

El post afirma que la ivermectina se usa de manera preventiva. Seguidamente, dice: “¿cuál es su función cuando ingresa a nuestro organismo? La misma que está probada científicamente in vitro por investigadores científicos australianos de la Universidad de Monash de Melbourne. (El medicamento) inhibe el importe nuclear de proteínas virales, dicho en otras palabras, inhibe la replicación o multiplicación viral”

Después, se pregunta por qué se llama preventivo y responde lo siguiente: “Porque es sistémico y después de ingerir o aplicar permanece en el individuo por un tiempo. Esto lo hace interesante, al tomarlo preventivamente reducirá un eventual ataque viral (...) En nuestro cuerpo, la ivermectina permanece durante 20 o 25 días, luego simplemente se desdobla”.

Estudio de Australia. Foto: captura en web de Science Direct.

Aclaramos que el estudio de Australia —The FDA-approved drug ivermectin inhibits the replication of SARS-CoV-2 in vitro—, publicado en abril de 2020, no demuestra el uso preventivo del fármaco. La investigación concluye que “la ivermectina es un inhibidor” del SARS-CoV-2 en un experimento realizado en laboratorio, mas no en humanos.

En comunicación con Verificador de La República, Javier LLamoza, exdecano del Colegio Químico Farmacéutico Departamental de Lima, sostuvo que no hay estudios suficientes que demuestren la eficacia de la ivermectina como uso preventivo ni como tratamiento contra la COVID-19.

“La vida media, es decir, el tiempo en el cual demora o permanece la concentración (del fármaco) con eficacia terapéutica en el cuerpo es entre 12 o 18 horas”, dijo. Pero, precisó que esta información se conoce por las investigaciones de la ivermectina como antiparasitario, no de las indagaciones realizadas para el nuevo coronavirus.

El uso de la ivermectina está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) como un antiparasitario en animales y humanos. Así lo señala el organismo en su sitio oficial.

LLamoza detalló que el fármaco se acumula en el cuerpo y sirve para los efectos terapéuticos contra parásitos. No obstante, aclaró que para el virus de la COVID-19 aún se desconoce, tampoco se sabe cuánta es la dosis.

“Estudios preclínicos —que aún no están probados— nos dicen que se necesitarían 100 veces más las dosis aprobadas en uso de humanos (por la FDA) para tener una actividad antiviral (de la COVID-19). (Pero) la dosis autorizada en humanos es como antiparasitario”, manifestó.

Así también, José Alfonso Apesteguia, director del Centro de Información, Control Toxicológico y Apoyo a la Gestión Ambiental (Cicotox) de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), comentó a este medio que la vida media del medicamento es de aproximadamente 18 horas, hasta 35 horas incluso. Además, aseveró que el fármaco sí podría permanecer 20 o 25 días en el organismo.

Sin embargo, especificó: “Primeramente (debo) aclarar que la ivermectina no es un medicamento preventivo de la COVID-19. Ahora que pueda permanecer en el cuerpo más tiempo o no, eso es secundario. No se debe usar”.

Aseguró que no está comprobado que prevenga ni que trate el nuevo coronavirus. “Hay estudios (sobre ivermectina) pero hay limitaciones metodológicas. Hay también estudios in vitro (pero) con resultados no tan concluyentes”. Aclaró que la información sobre el tiempo de permanencia del medicamento en el cuerpo no apareció cuando surgió la pandemia, sino antes.

Por su parte, Juan Guanira, epidemiólogo en Investigaciones Médicas en Salud (Inmensa), sostuvo a Verificador lo siguiente: “Hasta ahora, estudios serios y reconocidos —metodológicamente aceptables—, sobre el uso de la ivermectina tanto para tratamiento o prevención no hay”.

Explicó que su uso en Perú se debe a lo revelado por el estudio australiano. No obstante, precisó que la dosis que debería recibir la persona para que suceda tal inhibición es una dosis muy elevada. “El efecto antiviral se da con dosis muy altas, que no son compatibles con las que se maneja en seres humanos ni en animales”.

Según el epidemiólogo, la ivermectina puede permanecer más de un día, incluso semanas, pero que el hecho de lograr inhibir el SARS-CoV-2 con tal dosis (del estudio) es muy alto y que esa concentración no es plausible para el ser humano.

Asimismo, Guanira enfatizó que ya se sabía que la ivermectina se queda en el cuerpo. “No es que se sepa a raíz de la COVID-19, que la droga puede permanecer 20 o 25 días. Esa información ya se sabe por estudios de la droga”, dijo.

Por otra parte, comentó que aquellas personas que tomaron el fármaco y no se han enfermado o se curaron más rápidamente son quienes defienden su uso, pero sostuvo que “son casos anecdóticos porque pueden estar sesgados”.

“Por ejemplo, (si) yo tomo ivermectina y me curo, entonces puedo decir que me curé por la ivermectina. Pero, si yo no tomo ivermectina y me curo, no voy a decir nada (...) Entonces, solamente los que tomaron ivermectina y se curaron o no se infectaron dicen que la ivermectina funciona cuando realmente puede ser por cualquier otra razón”, declaró.

En artículos anteriores (1, 2 , 3 y 4) hemos determinado que es falso afirmar que la ivermectina prevenga el nuevo coronavirus. Asimismo, señalamos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FDA no recomiendan el uso del fármaco para tratar ni para prevenir la COVID-19. Así lo dieron a conocer en sus comunicados (1 y 2), publicados en junio y abril, respectivamente.

Además, actualmente el Ministerio de Salud (Minsa) no contempla a este medicamento como parte del tratamiento de pacientes hospitalizados por la COVID-19, mediante una resolución de octubre de 2020. Pero, a través de un documento técnico, publicado en noviembre, deja a criterio del médico el uso del fármaco para pacientes en etapas iniciales y con factores de riesgo.

¿Puedo automedicarme con la ivermectina? No.

El post incita a la automedicación con la ivermectina. “No se traumen, la ivermectina ha sido usada desde hace tiempo, y hasta donde investigué nadie se ha muerto por consumirla. Más bien, tómenla”, dice.

Sin embargo, como se citó en una verificación anterior, el médico infectólogo Juan Celis declaró a una nota de La República que a pesar de que la ivermectina no produce muchos efectos adversos, puede causar temblores y taquicardias en personas que consumen más de lo conveniente (5 días a más).

Asimismo, el investigador Marcelo Beltrão advirtió en un artículo, publicado en ScienceDirect, sobre las consecuencias del consumo recurrente de la ivermectina y los riesgos que puede causar en el sistema nervioso central cuando interactúa con otras medicamentos.

Además, Leslie Marcial Soto, médico infectólogo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y del Hospital Cayetano Heredia, dijo en entrevista con Verificador que la ivermectina “debe ser prescrita por un profesional de salud, quien debe dar seguimiento de su prescripción”.

Explicó que ningún fármaco del mundo debe ser automedicado. ”Los riesgos (en el contexto de la COVID-19) es confiarse, como ya la persona tomó ivermectina entonces piensa que no le pasará nada y no acude al médico. (Luego) se empeora y puede llegar a una emergencia muy grave y le echa la culpa a la ivermectina, pero lo que pasó es que no hubo un seguimiento médico y el paciente tuvo una evolución natural de la enfermedad”, detalló.

Por su parte, la OMS ha indicado, a través de su página oficial, que “como no hay medicamento que demuestre prevenir o curar esta enfermedad, no recomienda la automedicación con ningún fármaco para evitar o tratar la COVID-19”.

Recuerda que las formas más eficaces de protegerse y a los demás frente al nuevo coronavirus son:

1. Lavarse las manos a fondo y con frecuencia.
2. Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
3. Cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo, el cual debe ser desechado inmediatamente.
4. Mantener una distancia de al menos un metro con las demás personas.

Conclusión

No existe evidencia científica sobre el uso preventivo de la ivermectina contra la COVID-19. El tiempo de permanencia del medicamento en el cuerpo no es una prueba de un empleo profiláctico. Por lo tanto, calificamos el post como falso.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.