La República

larepublica_pe

10 Dic 2020 | 21:06 h

“Elimina la gastritis en tan solo 3 días con este batido”, anuncia un post con más de 800 comentarios y 500 interacciones en Facebook. La publicación adjunta un enlace donde supuestamente el usuario encontrará la receta para la cura de esta enfermedad.

Sin embargo, el contenido es engañoso: esta afección puede curarse en tres días en algunos casos agudos, pero en otros no y, además, su solución depende de la causa de la enfermedad.

Es engañoso afirmar que podemos “eliminar” la gastritis en solo 3 días. Foto: captura en Facebook.

¿La gastritis se cura en solo 3 días?

De acuerdo a un artículo —”Gastritis y gastropatías”— la gastritis es una enfermedad inflamatoria aguda o crónica de la mucosa gástrica, capa que reviste las paredes internas del estómago. Es producida por factores exógenos y endógenos que causan síntomas dispépticos (como dolor o molestias en el abdomen superior) y, además, para su sospecha clínica, se observa endoscópicamente y se requiere confirmación histológica.

La investigación indica que la enfermedad es etiológicamente multifactorial, es decir, que en un solo paciente pueden intervenir múltiples factores tanto exógenos como endógenos, siendo la causa más común de infección el Helicobacter pylori (bacteria).

Factores exógenosFactores endógenos
Helicobacter pylori y otras infeccionesÁcido gástricos y pepsina
AINESBilis
Irritantes gástricosJugo pancreático
DrogasÚrea Inmune
Alcohol
Tabaco
Cáusticos
Radiación

En diálogo con Verificador de la República, Rosario Mayorga, gastroenteróloga de la Clínica Centenario Peruano Japonesa, dijo que la gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica —la cual puede ser aguda (reciente) y crónica (de muchos años)— y que su tratamiento dependerá del diagnóstico de la causa.

“La gastritis no siempre da síntomas, pero cuando se presentan, generalmente están el ardor de la boca del estómago, hinchazón, náuseas y vómitos (...) La manera de diagnosticar es en un estudio endoscópico con una biopsia del estómago para así confirmar el tipo de inflamación en el estómago”, explicó.

Para tratar la enfermedad, a causa del Helicobacter pylori, comentó que generalmente comprende una duración de hasta 14 días y consiste en un tratamiento farmacológico, acompañado del componente nutricional, la cual consiste en la ingesta de alimentos no muy condimentados, salados, cítricos y picantes para paliar los síntomas.

No obstante, precisó que existen casos donde la intervención comprende solo de tres o cuatro días como el tratamiento de una gastritis aguda causada por medicamentos antiinflamatorios. “En ese caso, parte del tratamiento, es suspender el medicamento que está causando el problema (...) Este tipo de gastritis sí puede aliviarse entre tres a cuatro días, dependiendo del grado de severidad”, dijo.

Según Rosario Mayorga, una gastritis aguda comprende un tratamiento corto, ya que las causas son más identificables y, además, porque son más sintomáticas. En tanto, según Rosario Mayorga, en la crónica, a veces los pacientes con asintomáticos por lo que es difícil diagnosticarlas. “La aguda es fácil de manejar, pasa rápido. La crónica depende de más estudios. En esta es más importante hacer endoscopía, biopsia y el tratamiento. Casi el 70 % o 80 % de casos están asociados a Helicobacter pylori”, dijo.

Esta enfermedad aguda o crónica es curable si se aplican los tratamientos correspondientes y se diagnostican con tiempo, de acuerdo a la gastroenteróloga, pero existen casos donde la afección no se puede solucionar como la gastritis autoinmune.

“Es generado por sustancias que se producen en el organismo para dañar las células gástricas. La causa de la producción de la sustancia se desconoce, el propio organismo genera esa sustancia que te causa una gastritis atrófica —pérdida de la pared del estómago—. Eso se manifiesta más en pacientes con anemia que no logran absorber ciertos alimentos y vitaminas”, detalló.

También, existen gastritis que se pueden curar solo con alimentos como los casos de pacientes con alergias, que son sensibles a ciertos sabores, algo que no le pasa a todos. “Hay personas que sienten que cuando comen cítrico aumentan sus síntomas (de gastritis), tienen más ardor y más hinchazón. Hay fastidio con ciertos alimentos. Por ello, al restringirlos, el paciente mejora. Pero no es la indicación para todos los pacientes suspender un tipo de alimentos, depende de cada paciente”, aclaró.

Sentenció que, para un tratamiento adecuado en pacientes con gastritis, siempre es recomendable el tratamiento farmacológico junto a las recomendaciones nutricionales, así como la intervención de un profesional de salud para una mejor orientación médica.

¿Un batido puede solucionar la enfermedad?

El post advierte la existencia de un “batido”; sin embargo, en la publicación no dice en qué consiste o cómo se prepara. Solo adjunta un enlace de una nota donde menciona que el consumo de agua de arroz, perejil, zanahoria y apio pueden solucionar la enfermedad.

Así también, agrega un vídeo donde supuestamente hablarán sobre la preparación del “batido”, pero no es así. El contenido audiovisual es de TV Perú Noticias y habla sobre otras recetas caseras para tratar la gastritis, que no guardan relación con el post. Entre los alimentos mencionados están la harina de linaza, el jugo de zanahoria, el agua de cebada y papa cruda, la miel de abeja, la gelatina sin sabor y un licuado de perejil.

Al igual que Rosario Mayorga, el nutricionista clínico Edinson Sánchez, representante del Colegio de Nutricionistas de Lima, dijo a este medio que “el tratamiento nutricional debe ir de la mano con el tratamiento médico” en casos de pacientes con gastritis.

Hay muchas creencias y mitos en torno a alimentos milagrosos que pueden curar la gastritis; sin embargo, se recomienda siempre visitar a un nutricionista clínico que elabore un régimen acorde al tipo de gastritis que el paciente presenta. Esto porque consumir algunos extractos o jugos puede ser contraproducente e irritar aún más la mucosa del estómago puesto que no es lo mismo tratar una gastritis aguda que una crónica. El tratamiento debe ser individualizado”, resaltó.

Para los casos de gastritis con sintomatología leve, el nutricionista clínico recomendó preparaciones bajas en grasa (pollo o pescado a la plancha o al vapor y guisos con aderezos naturales). También, indicó evitar el consumo de verduras frescas o que produzcan muchos gases (col, coliflor, tomate, entre otros) y aconsejó comer verduras cocidas en ensaladas.

Asimismo, dijo que se debe reducir el consumo de frutas frescas, sobre todo con sabores cítricos (naranja, camu camu, entre otros) e indicó que se puede comer durante las primeras semanas las frutas sancochadas, luego las mismas sin cáscaras y frescas.

Según el especialista, las carnes muy grasosas (res, cordero o cerdo) deben ser reemplazadas por pollo, pavita o pescado y las menestras, como suelen ser caer pesadas, es importante consultar con el médico si su ingesta es apropiada.

Respecto a los lácteos enteros, comentó que es mejor preferirlos descremados como una leche o yogurt bajo en grasa, así como el queso fresco. Resaltó la importancia de una hidratación adecuada con bebidas naturales sin azúcar y recomendó: “visitar al nutricionista para incluir alimentos progresivamente, acorde al tratamiento médico y el progreso de la enfermedad”.

Artículo “Plantas con actividad anti-Helicobacter pylori: una revisión”. Foto: captura del texto.

De acuerdo al artículo — “Plantas con actividad anti-Helicobacter pylori: una revisión” —, la acción de las plantas utilizadas tradicionalmente como la zanahoria, culantro, cebada, entre otros, contra la gastritis y la úlcera péptica, es para el control bactericida y no para eliminarlas por completo, como se pretende con las terapias actuales.

La investigación indica que para muchas especies vegetales reportadas etnobotánicamente en varias regiones del mundo para tratar estas afecciones se han encontrado que afectan la viabilidad de la bacteria Helicobacter pylori.

Explica que la mayor parte de esta actividad ha sido analizada únicamente in vitro (en laboratorio) por lo que se requiere “de una estandarización y de su corroboración con estudios in vivo (en humanos)”.

Conclusión

La gastritis puede curarse en tres días en algunos casos agudos; sin embargo, en otros, como los crónicos, su solución lleva más tiempo y, a veces, no tienen cura. El tratamiento dependerá de la causa de la enfermedad, pero usualmente comprende el componente farmacológico y nutricional. Por ello, el post es engañoso.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.