Verificador LR

VerificadorLR

10 Dic 2020 | 17:30 h

Una imagen publicada en Facebook reportó la muerte de un religioso que, supuestamente, había recibido la candidata a vacuna contra la COVID-19 de Moderna, la empresa estadounidense de biotecnología. El post del 3 de diciembre fue compartido más de 400 veces en una semana.

“Muere sacerdote que recibió la vacuna Moderna. Fallece el sacerdote que se ofreció como voluntario para el ensayo de la vacuna COVID-19″, decía el texto de la imagen publicada el jueves 3 de diciembre en Facebook.

Esta aparente noticia fue acompañada por comentarios como “para que puedan constatar que esa (vacuna) es para matarnos” y “según Bill Gates, la vacuna eliminaría hasta el 15% de la población mundial”.

Una de las publicaciones que mencionó a Bill Gates fue compartida más de 150 veces.

La primera imagen es una captura de pantalla que corresponde a un artículo de la Agencia Católica de Noticias (ACN web), del 2 de diciembre.

El artículo de ACN web detalló que se trataba del padre John Fields, director de comunicaciones de la Arquidiócesis Católica Ucraniana de Filadelfia. El sacerdote, según el medio, participó en la última fase del ensayo de la candidata de Moderna para prevenir la COVID-19 y murió el 27 de noviembre a los 70 años. Esto también fue reportado por The Dialog a fines de noviembre.

“Fue el primer voluntario en el estudio en Penn, recibiendo su primera inyección el 31 de agosto. Se le hizo la prueba de COVID-19 el mismo día con un hisopo nasal, el resultado fue negativo”, indicó The Dialog. 50% de los participantes del estudio recibieron la vacuna experimental y el otro 50% recibió un placebo de solución salina. La segunda dosis se suministró el 1 de octubre.

ACN web refirió que, “según Michael Hutsko, pastor de la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo en Mt. Carmel, Pennsylvania”, la causa de la muerte fue un “aparente ataque al corazón”. Además, según este mismo portal, el obispo auxiliar Andriy Rabiy, vicario general de la Arquidiócesis, confirmó que el fallecido John Fields no tenía COVID-19.

Funeral Arrangements for Archpriest John Fields of Blessed Memory/ Рокзлад похоронних Богослужінь за світлої пам‘яті ...

Posted by Archeparchy of Philadelphia - Філадельфійська Архиєпархія УГКЦ on Saturday, November 28, 2020

Por otro lado, el portal Catholic Philly informó que el sacerdote debía reportar los síntomas que tuviera después de haber participado como voluntario de Moderna. “Tuvo que controlar su temperatura y registrar cualquier síntoma, como fatiga, náuseas, dolor en el lugar de la inyección, hinchazón del brazo, escalofríos o fiebre, dolores de cabeza, pero no tuvo ninguno de estos después de cualquiera de las inyecciones”, le dijo a Catholic News Service (CNS) en una entrevista del 17 de noviembre.

En resumen, el sacerdote no padecía COVID-19, no presentó síntomas tras las inyecciones, no se conoce si efectivamente le suministraron la candidata a vacuna de Moderna o un placebo y la causa oficial de su muerte fue, aparentemente, un ataque al corazón. Por lo tanto, no se puede inferir que la posible vacuna esté fabricada “para matarnos”. Tal como indicó el artículo de fact-checking de Locally, no se ha hecho público qué solución le administraron al fallecido sacerdote.

Sobre Bill Gates

Por otro lado, anteriormente ya hemos desmentido que Bill Gates quiera disminuir la población (1 y 2) y que las candidatas a vacunas causen esterilidad (1, 2 y 3).

En junio del 2020, la diputada italiana Sara Cunial le atribuyó una frase a Bill Gates: “Si hacemos un buen trabajo con las nuevas vacunas, la salud y la salud reproductiva, podemos disminuir la población mundial en un 10 % a 15 %”. Tras buscar la cita en inglés, encontramos que se había publicado en el foro Fal Files de forma anónima en el 2016. No hallamos ninguna relación con el cofundador de Microsoft, así que la consideramos falsa.

Conclusión

La afirmación: “Muere sacerdote que recibió la vacuna Moderna” es engañosa porque, aunque se basa en un hecho real, no se conoce si es que el voluntario del ensayo recibió la posible vacuna o el placebo. No hay evidencia médica de que su muerte se generara a raíz de la inyección recibida. Por lo tanto, calificamos estas publicaciones de Facebook como engañosas.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.