Ezzio Ramos

Ezziofr

01 Dic 2020 | 14:57 h

En redes sociales circula un bulo relacionado con la implantación de microchips, un tema que Verificador ha revisado en más de una ocasión. Ahora, se alega que Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial (FEM), “propone” instalar estos dispositivos en las personas para “controlar sus pensamientos”.

Sin embargo, se trata de información engañosa. Por un lado, Schwab sí cree en una mayor integración entre las personas y los dispositivos digitales, en lo que denomina la “cuarta revolución industrial”. Por el otro, la supuesta implantación de microchips para controlar a la sociedad mediante los pensamientos es una tergiversación de su postura. El post ha sido compartido más de 160 veces desde el 28 de noviembre.

Publicación viral afirma que el presidente del Foro Económico Mundial ha propuesto implantar microchips "para controlar los pensamientos" de las personas. Foto: captura de Facebook

Es engañoso que Klaus Schwab “propone” la implantación de microchips

La publicación de Facebook es un calco casi idéntico de un artículo de la web Bibliatodo.com. Este, a su vez, recoge la información del portal Summit News. Según indica la afirmación principal del texto, Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, “propone implantar microchips para controlar los pensamientos de la población mundial”.

El post viral se apoya en la postura real de Schwab, la denominada “cuarta revolución industrial”. Esta se caracteriza, según explicó el economista en 2015 en la página del FEM, por un desarrollo tecnológico acelerado en el que interactúan diferentes áreas: redes móviles, nanotecnología, investigación del cerebro, impresión 3D, informática, etcétera.

Ahora bien, ¿de dónde proviene la presunta “propuesta” para controlar a la sociedad mediante chips y lectura del pensamiento? El texto viral remite a un artículo de Summit News, según el cual Schwab “escribió en uno de sus libros que se implantarán microchips en las personas con la finalidad de obtener control social y la capacidad de leer los pensamientos”.

¿Qué tan cierto es ello? Tras acceder al artículo mencionado, Verificador halló que sus argumentos se basan en interpretaciones personales de fragmentos extraídos del libro Shaping the 4th Industrial Revolution, escrito por el mismo Schwab.

El artículo original descontextualiza la postura de Schwab

El portal Summit News saca de contexto diversas frases del libro de Klaus Schwab. Esto, para relacionar su postura sobre la tecnología con “un futuro donde las personas tienen cada movimiento rastreado y cada pensamiento leído por un microchip implantable.”

A continuación, revisaremos los principales fragmentos tergiversados.

ENGAÑOSO

En el libro, Schwab explica con entusiasmo cómo la próxima tecnología permitirá a las autoridades “inmiscuirse en el espacio hasta ahora privado de nuestras mentes, leer nuestros pensamientos e influir en nuestro comportamiento”.

La cita es real. Sin embargo, el artículo tergiversa el texto de Schwab al agregar que serán las autoridades quienes podrán “inmiscuirse” en la lectura del pensamiento. El fragmento del libro no menciona esto, ya que se refiere a las neurotecnologías de la llamada “cuarta revolución industrial”, las cuales estarían cada vez más imbricadas con el funcionamiento del cerebro.

Klaus Schwab y los microchips implantables

IMPRECISO

Schwab también respalda abiertamente algo que los medios de comunicación todavía afirman que es únicamente un dominio de discusión para los teóricos de la conspiración, a saber, “microchips implantables activos que rompen la barrera cutánea de nuestros cuerpos”.

Al igual que con otras tecnologías, Schwab expone en su libro el desarrollo inminente de los dispositivos implantables. En el caso de los microchips, como señala un artículo de la BBC, ya están disponibles en países occidentales como Suecia, Alemania y otros.

La cita que refiere Summit News es correcta. El autor indica que las computadoras se están convirtiendo “físicamente” parte de nosotros, y detalla que se está dando paso a los microchips, los cuales crearán “intrigantes posibilidades”. Sin embargo, como se detalla al final de dicho capítulo, esto también supone nuevos retos:

“El mayor desafío para las nuevas tecnologías informáticas es mantener una perspectiva amplia sobre cómo afectarán a nuestras sociedades y comunidades. La accesibilidad, la inclusión y las preocupaciones sobre la seguridad, la privacidad y la autoridad deberán ser pensadas tanto como las tecnologías mismas”.

Como se evidencia, la noción conspiracionista de “proponer la implantación de microchips” para el control mental, como asegura el post de Facebook, no se manifiesta aquí.

ENGAÑOSO

El globalista aplaude la llegada de "dispositivos implantados (que) probablemente también ayudarán a comunicar pensamientos que normalmente se expresan verbalmente a través de un teléfono inteligente "integrado" y pensamientos o estados de ánimo potencialmente no expresados ​​mediante la lectura de ondas cerebrales y otras señales".

Nuevamente, la cita es correcta, pero sacada de contexto. En este caso, corresponde a otro libro de Schwab sobre el mismo tema, The Fourth Industrial Revolution. En el apéndice referido a las “tecnologías implantables”, el autor informa que estos dispositivos, como tatuajes inteligentes y otros, podrían leer ondas cerebrales para interpretar los pensamientos.

No obstante, seguido de ello expone los impactos positivos y negativos que esta tecnología supondría. En el aspecto negativo, Schwab advierte de una potencial vigilancia a la privacidad, una disminución de la seguridad de los datos, mayor distracción, así como escapismo y adicción.

En resumidas cuentas, el portal Summit News interpreta como “plan de control” lo que es una exposición de diversas tecnologías en desarrollo, que conforman lo que Schwab denomina la “cuarta revolución industrial”. Las teorías de conspiración omiten que el mismo autor pone a colación los dilemas éticos a futuro y los impactos positivos y negativos que tendrían estos nuevos dispositivos.

Conclusión

Tanto el artículo original de Summit News como el post de Facebook en revisión, asumen una interpretación personal de un libro de Klaus Schwab para fabricar una primicia ‘noticiosa’. Esta, a su vez, saca de contexto la postura de Klaus Schwab para transformarla en un plan “transhumanista” que busca “controlar los pensamientos de la población mundial” mediante la implantación de microchips. Como acabamos de revisar, esta es una afirmación engañosa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.