Renzo Gonzales

Una publicación del 25 de octubre realizada por la página Médicos por la Verdad en Perú en Facebook indica que es muy probable que los reportes del trastorno neurológico llamado mielitis transversa esté relacionado con la vacunación.

Si bien hay estudios que identifican casos de mielitis transversa después de la inmunización, no es preciso afirmar que hay una “alta probabilidad” de que las vacunas causen este mal.

Nuestra verificación del anterior pronunciamiento de la página indicó que la Universidad de Oxford había reportado que dos de los voluntarios en los que se probó su potencial vacuna contra la COVID-19 tenían síntomas relacionados con la mielitis transversa, pero uno se había recuperado rápidamente.

La institución indicó en un documento que “no habían pruebas suficientes” para determinar que esos síntomas estaban relacionados o no con la vacuna. El ensayo clínico se reanudó después de que las autoridades sanitarias garantizaron la seguridad de los participantes.

La mielitis transversa es un trastorno inusual del sistema nervioso causado por la inflamación de la médula espinal, lo que puede causar dolor, debilidad muscular, parálisis u otros problemas. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., la causa de este mal suele ser desconocida, aunque ciertas afecciones pueden desencadenar en ella (infecciones, trastornos inmunitarios, etc).

La relación con las vacunas está en investigación

La página Médicos por la Verdad en Perú cita una revisión del 2009 (no del 2018, como indican en su publicación), en la que se halló, tras una exhaustiva búsqueda de publicaciones que datan desde 1970, un total de 37 casos registrados de mielitis transversa relacionados con la vacunación.

Dado que estos reportes estaban vinculados a vacunas contra distintas enfermedades, los autores identificaron un denominador común, el adyuvante, la sustancia que llevan las vacunas para estimular la respuesta inmune de la persona inoculada.

Los adyuvantes pueden contener distintos químicos. Las sales de aluminio son las más usadas. Sin embargo, los investigadores no mencionaron ninguna sustancia ‘culpable’ en específico. Su conclusión fue que se requieren más estudios en animales para evaluar el riesgo de mielitis transversa después de la vacunación y el mecanismo que causa la aparición de esta enfermedad.

Un equipo de científicos analizó en 2018 los datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) de EE. UU. de 1985 a 2017. La tasa de reportes de mielitis transversa posteriores a la vacunación fue de 3,7 por año, lo que “se encuentra en el rango esperado para la población general”. En total, fueron 119 casos entre decenas de millones de personas inmunizadas en más de 32 años.

Tras constatar que la enfermedad apareció en gran parte de los casos durante las primeras seis semanas después de la inyección, los autores concluyeron que “la asociación entre la vacunación y algunos casos puede no ser una coincidencia”.

Por su parte, el Instituto para la Seguridad de las Vacunas de EE. UU. concluyó que “no se ha demostrado” que las vacunas usadas en la población general del país causen este trastorno neurológico.

En los últimos meses, mientras las candidatas a vacuna contra la COVID-19 se han probado en varias decenas de miles de voluntarios, no se han vuelto a reportar más casos sospechosos de mielitis transversa.

Conclusión

La aparición de mielitis transversa se asocia principalmente con afecciones previas. Aunque se requieren más investigaciones para determinar la verdadera relación de la vacunación con la enfermedad, los datos analizados sugieren que este mal puede ser un efecto adverso poco común.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271)

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.