Verificador LR

verificador@glr.pe VerificadorLR

23 Oct 2020 | 11:37 h

Un post titulado “¡No a la vacunación obligatoria!” que circula, al menos desde principios de agosto, sostiene que el virus del SARS-CoV-2 no se aisló, las pruebas PCR son inespecíficas, las pacientes asintomáticos son personas sanas, entre otras cosas.

Sin embargo, la información difundida es falsa. En esta verificación, solo comprobamos las afirmaciones y no las opiniones.

La publicación compartida en Facebook reproduce populares bulos. Fuente: Captura de pantalla de Facebook

1. El nuevo coronavirus sí se aisló

“No han aislado ni purificado el virus pero afirman su existencia sin ninguna evidencia científica y hasta prometen vacunas imposibles”, asegura la publicación.

No obstante, en una nota anterior de Verificador explicamos que, desde enero de este año, el virus del SARS-CoV-2 fue aislado y secuenciado. Además, el Centro Clínico de Salud Pública y Escuela Pública de Shanghái publicó dicha información genética en la base de datos GenBank.

Asimismo, la guía publicada por la OMS el 17 de enero indica que el nuevo coronavirus fue identificado “mediante la aplicación de técnicas de secuenciación de nueva generación (NGS) de virus cultivados o directamente de muestras recibidas de diversos pacientes con neumonía”.

2. Las pruebas PCR detectan restos del virus

La publicación también pone en duda la especificidad de las pruebas para identificar el virus. “El PCR detecta indiscriminadamente cientos de virus, bacterias y microorganismos, puedes dar positivo incluso si tienes la gripe común”, señala.

Sin embargo, especialistas en salud han desmentido esa afirmación. La médico infectóloga Camille Webb manifestó a este medio que “la prueba molecular detecta el ARN del virus SARS-CoV-2, que es el material o el código genético del virus”.

Asimismo, el médico infectólogo Javier Lama precisa que las pruebas PCR detectan la presencia del virus o de restos de este. “Cuando una persona tiene una prueba positiva puede significar dos cosas: que el virus se está multiplicando y eso se asocia con síntomas o que se halló desechos del virus, hecho que ocurre cuando una persona dejó de tener la infección”, enfatiza.

Finalmente, en una nota de Verificador demostramos que es falso que la prueba PCR detecta “cualquiera” de los siete tipos de coronavirus. Sin embargo, estas pruebas no son exactas. Según declaraciones del investigador Javier Lama a este medio, las pruebas moleculares solamente diagnostican entre el 65% y el 80% de los casos.

3. No se ha probado que la vacuna de la gripe es la causante de la COVID-19

“Prohíben las autopsias para ocultar pruebas de sus falsos diagnósticos y esconden la probada interferencia de la vacuna contra la gripe común, casi todos los fallecidos se habían vacunado contra la gripe común”, expresa el post publicado en Facebook.

En principio, ni la Organización Mundial de la Salud ni ninguna otra entidad “prohibieron” las autopsias. Por el contrario, la OMS elaboró un protocolo para manejar los cadáveres de manera segura durante la pandemia.

Además, no hay evidencia que pruebe una relación entre la vacunación de la gripe y contraer la COVID-19. De acuerdo con el medio español Maldita, el posible origen del bulo sería un avance de un estudio no revisado por pares (pre print) titulado "Posible causa de la pandemia por coronavirus: Interferencia inmunológica entre el POLISORBATO 80 de la vacuna antigripal adyuvada y el SARS-CoV-2″.

Al respecto, el virólogo Jaime Martín-Benito declaró a Maldita Ciencia que el estudio "no solo es de muy baja calidad, sino que su propio autor concluye que ´los resultados generales mostraron poca o ninguna evidencia que apoyara la asociación de la interferencia del virus y la vacunación contra la gripe'”.

4. La aspirina no cura la COVID-19

“Médicos italianos descubren que el problema son los trombos y que basta una simple aspirina para evitar que te enchufen a un respirador (el 80% murieron en el intento)”, menciona el viral. Este bulo ha circulado en redes desde inicios de la pandemia.

En una nota anterior de Verificador comprobamos que aunque existe un estudio italiano que realizó autopsias y determinó que los pacientes presentaban coagulación intravascular diseminada (trombosis), esta manifestación no es excluyente con la neumonía característica de la COVID-19. “Se ha encontrado que un grupo importante de pacientes, además de tener neumonía, tenían también formación de microtrombos”, comentó Manuel Espinoza a este medio.

Además, a pesar de que el descubrimiento sobre la trombosis es cierto, Italia no ha decidido tratar a los infectados de SARS-Cov-2 con aspirinas. Según la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA), entidad que se encuentra bajo la dirección del Ministerio de Salud de dicho país, los fármacos que se han venido utilizando son las heparinas, azitromicina y lopinavir.

5. Los asintomáticos contagian

El post también menciona que hablar de asintomáticos es "contradictorio porque el enfermo es el que tiene síntomas de enfermedad”. Sin embargo, en una verificación anterior explicamos que las personas asintomáticas no pueden considerarse como personas totalmente sanas, puesto que pueden contagiar.

Una revisión narrativa publicada en Anales de medicina interna, concluyó que los asintomáticos sí podían contagiar, ya que sumaron entre el 40% y el 45% de los casos analizados. Otro estudio publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine determinó que los pacientes asintomáticos poseen la misma cantidad de virus en la nariz, garganta y pulmones que alguien con síntomas, por lo que tienen la misma posibilidad de contagiar.

Por último, la infectóloga Camille Webb subrayó que tampoco se sabe si es que el virus puede tener repercusiones a largo plazo. “Puede no tener síntomas, pero el virus se ha ido igual a varios órganos en el cuerpo y no sabemos si es que está teniendo alguna consecuencia”, agregó.

6. Las mascarillas no impiden la respiración

La publicación también reproduce un popular bulo el cual asegura que el uso de mascarillas no permite respirar ni oxigenarse. Sin embargo, en Verificador hemos demostrado que la mascarilla no produce hipoxia, no permite la incubación de hongos y virus, tampoco ocasiona el aumento de ‘gérmenes’, ni causa neumonía y pleuresía pulmonar

Además, los especialistas consultados afirmaron que tanto el oxigeno como dióxido de carbono, gases emitidos durante la respiración, circulan de manera normal, a pesar de llevar puesto el tapabocas. “El oxígeno atraviesa el material de la mascarilla y así el aire entra y sale sin ningún problema”, manifestó el neumólogo Hebert Cuenca, miembro de la Sociedad Peruana de Neumología, en una ocasión anterior.

En otra verificación, Carlos Medina, infectólogo del Hospital Cayetano Heredia, señaló que “el oxígeno es una molécula demasiado pequeña y definitivamente el cubrebocas no va a impedir su paso”. "Puede haber algunas molestias, pero solo eso”, dijo.

7. Las vacunas no modifican el ADN

“Amenazan con una vacunación forzosa y obligatoria con una pseudovacuna privada de nueva generación que modificará tu ADN convirtiéndote en un producto transgénico”, asevera el post. No obstante, en Verificador desmentimos que las vacunas candidatas para la COVID-19 modifican el ADN del genoma humano.

En una nota anterior, Juan More, PhD en Inmunología comparada, indicó que estas vacunas trabajan a un nivel diferente al que se encuentra nuestro ADN. "El ARN que se utiliza está modificado para que funcione a nivel citoplasmático. No para que sea transportado al núcleo donde está nuestro ADN”.

Además, el biólogo molecular Jean Peccoud destacó que las vacunas hechas a partir de ARN apenas entran en contacto con las células. “Como el ARN se traduce en proteínas apenas ingresa a la célula, este método logra respuestas inmunológicas más fuertes que las vacunas de ADN”, expresó en The Conversation.

Finalmente, Juan More señaló que las vacunas que se están elaborando no pueden calificarse como “transgénicas”, puesto que no están mezclando genomas de distintos organismos. “Aquí solamente trabajas con una porción específica de un gen y no lo mezclas con otra”, enfatizó en una reciente verificación.

Conclusión

La publicación titulada “¡No a la vacunación obligatoria!” presenta numerosas afirmaciones falsas. En Verificador, hemos demostrado que el nuevo coronavirus sí se aisló, que las pruebas PCR son específicas para este virus y que no existen evidencias que vinculen la vacuna de la gripe con el contagio por la COVID-19. Además, comprobamos que los pacientes asintomáticos contagian, la aspirina no cura la enfermedad, entre otras afirmaciones revisadas anteriormente. Por ello, calificamos esta publicación como falsa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

COVID-19, últimas verificaciones:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.