16 Oct 2020 | 19:18 h

En redes sociales, una publicación viral divulgó la captura de pantalla de un artículo que afirma que “el 85% de los pacientes con COVID-19 informan que ‘siempre’ o ‘a menudo’ usan una mascarilla” para concluir que no sirven “para nada”. Este, a su vez, remite a un estudio publicado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Sin embargo, es falso que las mascarillas no tengan utilidad, ya que ayudan a contener la transmisión del nuevo coronavirus. El artículo que cita el post tergiversó el estudio de los CDC, el cual analiza diferentes factores que facilitan el contagio, además que la muestra utilizada no fue representativa de la población. Aun así, el post ha sido compartido más de 460 veces.

Publicación de Facebook concluye que las mascarillas no sirven por un estudio publicado por las CDC. Foto: Captura.

El estudio de los CDC ha sido sacado de contexto

El post viral compartió la captura de pantalla de un artículo cuyo titular sentencia que, según los CDC de Estados Unidos, “el 85% de los pacientes con COVID-19 informan que ‘siempre’ o ‘a menudo’ usan una máscara”. En la bajada, reafirma su postura sobre el dato ofrecido: “Los estadounidenses usan [mascarillas], pero no funcionan”.

No obstante, tal conclusión es engañosa, ya que el estudio ––Community and Close Contact Exposures Associated with COVID-19 Among Symptomatic Adults ≥18 Years in 11 Outpatient Health Care Facilities — United States, July 2020–– pretende caracterizar la exposición comunitaria y el contacto cercano con pacientes de COVID-19 como forma de contagio. Para tal cometido, el uso de la mascarilla es un factor de análisis, mas no el determinante.

El reporte se elaboró con una muestra de 314 personas sintomáticas mayores de 18 años que se realizaron una prueba RT-PCR. Del total, 154 dieron positivo a SARS-CoV-2 y 160 negativo. Los CDC consultaron sus actividades en los 14 días anteriores y compararon las diferencias entre ambos tipos para evaluar qué fue lo que facilitó los contagios.

Según los resultados arrojados, las actividades de ambos grupos resultaron similares. Sin embargo, los positivos a COVID-19 presentaron el doble de probabilidades que las personas sanas de informar haber asistido a un restaurante en las dos semanas previas. De igual modo, el 42% de ellos declaró haber tenido un contacto cercano con pacientes diagnosticados del nuevo coronavirus, mientras que en las personas sanas fue un 14%.

El estudio apuntó que el aire acondicionado en espacios cerrados, según su intensidad, dirección y ventilación, puede vulnerar las medidas de bioseguridad. También detalló que, en bares, cafeterías y restaurantes, no se puede utilizar las mascarillas de manera efectiva al momento de comer y beber.

Las exposiciones y actividades en las que el uso de mascarillas y el distanciamiento social son difíciles de mantener (...) podrían ser factores de riesgo importantes para adquirir COVID-19”, relata el estudio.

Tabla que compara la frecuencia de uso de las mascarillas, entre otras actividades, en las personas encuestadas. Foto: Captura / CDC.

Sí es cierto que el 85% de los encuestados positivos a COVID-19 declaró utilizar la mascarilla ‘siempre’ o ‘a menudo’. Sin embargo, este dato es analizado en función de sus actividades. Como se mencionó, dicho grupo estuvo más expuesto a condiciones cercanas al virus o en las que no se podía garantizar la efectividad de las medidas de prevención.

Por otra parte, el estudio presentó sus propias limitaciones. En el caso de la muestra, esta puede no ser representativa de la población estadounidense, ya que se escogieron personas sintomáticas que asistieron activamente a realizarse la prueba de COVID-19 en 11 centros de salud. De igual modo, las que rechazaron participar en la encuesta podrían ser “sistemáticamente diferentes” de las que fueron entrevistadas.

Además, los ciudadanos conocían el resultado del test PCR, y esto podría haber influido en sus respuestas, según la investigación. Por lo tanto, no se puede concluir de manera general que las mascarillas no funcionan, a partir de un dato recabado en una muestra no representativa.

Las mascarillas ayudan a disminuir la posibilidad de contagios

En otro sentido, es falso que los cubrebocas “no sirvan absolutamente para nada”, como afirma la publicación de Facebook. Un uso adecuado de las mascarillas contribuye a reducir los contagios del nuevo coronavirus, ya que bloquea las partículas respiratorias que lo contienen y transmiten.

Como declaró a Verificador Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de Cienciagenerika, “nada en este momento es suficiente al 100%, pero ponerte una barrera entre tu boca y el resto reduce enormemente la posibilidad de contagio”.

Asimismo, Carlos Medina, epidemiólogo e infectólogo del Hospital Cayetano Heredia, indicó que sumar las medidas de distanciamiento social puede afianzar la protección de los barbijos frente al virus.

Conclusión

El estudio publicado por los CDC de Estados Unidos fue tergiversado por un artículo web, que sacó de contexto un dato para concluir que las mascarillas no funcionan contra el SARS-CoV-2. Sin embargo, el objeto de estudio del documento se centra en otros factores de contagio, como la exposición comunitaria y el contacto cercano con pacientes de la enfermedad.

De igual modo, una publicación de Facebook adjuntó la captura de pantalla de dicho artículo y reafirmó que las mascarillas “no sirven para nada”. No obstante, correctamente utilizados, los cubrebocas ayudan a contener la transmisión del nuevo coronavirus. Por lo tanto, calificamos este post como falso.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Verificador, últimas noticias:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.