Xilena Pinedo

XilenaPinedo

06 Oct 2020 | 9:00 h

La cantidad de personas que se han contagiado de la COVID-19 y que, en su mayoría, han superado la enfermedad ya sobrepasan los 35 millones alrededor del mundo. Estas cifras han desencadenado una nueva preocupación y, a la vez, mucha desinformación sobre la inmunidad frente a esta enfermedad.

Una publicación de Facebook afirma que las personas que se contagiaron y recuperaron de la COVID-19 adquirieron inmunidad natural de por vida y no requieren de medidas sanitarias como el distanciamiento social.

“Las personas contagiadas e infectadas por SARS CoV-2 o COVID-19 que desarrollaron anticuerpos IgG ya no necesitan cuarentenas, distanciamiento social, ni uso de mascarillas”, señala la publicación que desde el 1 de octubre ha sido compartida 135 veces.

PUEDES VER: No, la mascarilla no colapsa el sistema inmunológico ni produce falta de oxígeno

Las publicaciones de Facebook se han compartido desde el 1 de octubre. Foto: Captura de Facebook

No es posible “adquirir” la inmunidad natural contra una enfermedad en específico

La justificación que brinda el post para desestimar la necesidad de medidas de prevención del contagio reside en que, según el usuario, las personas han desarrollado una inmunidad natural. “Ellos ya adquirieron inmunidad natural de por vida contra el SARS-CoV-2 por efecto de las células de memoria”, asegura.

Sin embargo, en esa aseveración existen conceptos de inmunología que fueron confundidos. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., la respuesta inmunitaria "es la forma como el cuerpo reconoce y se defiende a sí mismo contra bacterias, virus y sustancias que parecen extrañas y dañinas”. Esta respuesta consta de dos tipos de inmunidad: la inmunidad natural o innata y la inmunidad adquirida o también llamada adaptativa.

En principio, no se puede “adquirir” la inmunidad natural como menciona el post porque, según un artículo de Medical News Today, esta inmunidad nos acompaña desde siempre. “La inmunidad innata es la protección natural con la que nacemos y nuestra primera línea de defensa para combatir las infecciones”, indica.

Lo segundo es que la inmunidad natural no desarrolla una respuesta especifica a un patógeno sino que ataca de igual manera a cualquier agente externo y potencialmente dañino que ingresa al organismo.

“El sistema inmunitario innato se encarga de hacer frente de manera rápida a cualquier posible patógeno con el que entremos en contacto, independientemente de su naturaleza y en apenas 96 horas”, detallan los investigadores en inmunología Seila Lorenzo y Christian Sordo al portal web The Conversation. Por ello, también es incorrecto afirmar que hay “inmunidad natural” contra el SARS-CoV-2.

No obstante, la información que proporciona el post en realidad hace referencia a lo que se conoce como “inmunidad adquirida”. De acuerdo con el artículo de Medical News Today, la inmunidad adaptativa es la protección que obtenemos a lo largo de la vida cuando nos exponemos a enfermedades y se encarga de producir anticuerpos específicos para eliminar al invasor.

El PhD en inmunología comparada Juan More agrega que la respuesta inmune adquirida es altamente específica y está mediada principalmente por la producción de proteínas llamadas anticuerpos.

PUEDES VER: No, el nuevo coronavirus no atraviesa el filtro de las mascarillas “por ser más pequeño”

No hay evidencia de que los anticuerpos contra la COVID-19 duren de por vida

Aunque la publicación intente hacer referencia a la producción de anticuerpos que se genera en la respuesta inmune adquirida, tampoco brinda información confiable, puesto que aún no existe evidencia de que estos anticuerpos “duren de por vida”.

'Evaluación longitudinal y disminución de las respuestas de anticuerpos en la infección por SARS-CoV-2′, estudio realizado por el King’s College de Londres y publicado como preprint en MedRxiv, revela que más del 80% de los 90 pacientes evaluados perdieron la cantidad de anticuerpos luego de tres meses de pasada la infección.

Es por ello que, la infectóloga Camille Webb manifiesta que, hasta el momento, no existe un consenso sobre el tiempo de permanencia de los anticuerpos contra la COVID-19 en el organismo. “El conocimiento que tenemos no ha cambiado mucho: sabemos que las personas producen anticuerpos, pero no sabemos cuánto tiempo duran y tampoco sabemos qué grado de protección dan”, comenta.

Al respecto, Juan More indica que, por lo que se sabe hasta ahora, los anticuerpos pueden durar en promedio de tres meses a más. Sin embargo, resalta que no debe asombrarnos esta pérdida de anticuerpos porque sucede lo mismo con muchos de los que desarrollamos a lo largo de nuestra vida. “Los anticuerpos en toda infección tienden a disminuir con el tiempo, eso es lo normal", apunta.

Asimismo, recuerda que dentro de la respuesta inmunitaria adquirida no solo se desarrollan anticuerpos, sino que también se produce una respuesta celular y esta sería la que proporcionaría la protección a un plazo mayor: “Uno solo tiende a enfocarse en la medición de anticuerpos, pero en un inicio hay otra respuesta que es una respuesta celular y, si es como con los otros coronavirus respiratorios, puede llegar a durar hasta 15 o 20 años".

Con esta aseveración coincide la infectóloga Camille Webb quien dice que “probablemente hay otro tipo de inmunidad que no es a través de anticuerpos, o sea que es más difícil de medir pero que también es importante”.

PUEDES VER: No, las mascarillas no retienen el dióxido de carbono

Las personas que se han contagiado deben continuar con las medidas sanitarias

La publicación de Facebook también advierte que estas personas que han superado la COVID-19 ya no tendrían que cumplir con medidas sanitarias como la cuarentena, el distanciamiento social, el uso de mascarillas ni la vacunación. Además, las califica como restricciones que vulneran las libertades y derechos humanos.

La investigadora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia Camille Webb menciona que, como hay tantas cosas que aún no son seguras, no se debe asumir que una persona es inmune y que no puede infectarse nuevamente.

Su colega investigador, Juan More, destaca que es importante mantener las medidas de prevención del contagio porque aún hay muchas cosas que faltan comprender de la enfermedad. “A la fecha, no existe evidencia de que un individuo que supera la enfermedad no desarrolle secuelas, tampoco sabemos el nivel de inmunidad que se pueda proveer en una primera infección y tal es así que se han dado casos de reinfecciones”, precisa.

Finalmente, el abogado especialista en Derechos Humanos Carlos Rivera descarta que la implementación de estas medidas atenten contra los derechos. “No restringen; al contrario, protegen tu derecho a la salud y protegen el derecho a la salud de terceras personas". Además, señala que estas decisiones se toman dentro de un contexto determinado: “Dentro del estado de emergencia, el Estado y el Gobierno pueden decretar un conjunto de medidas con la finalidad de proteger los derechos fundamentales”.

Conclusión

La publicación confunde la inmunidad natural con la inmunidad adquirida y sugiere que la producción de anticuerpos es suficiente para rechazar las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno. Al respecto, los especialistas señalan que hasta el momento se ha demostrado que los anticuerpos contra la COVID-19 puede estar presentes en el organismo por aproximadamente tres meses. Por lo tanto, es falso que las personas que se contagiaron del coronavirus no necesitan de medidas sanitarias.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

COVID-19, últimas verificaciones:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.