En Facebook, una publicación afirma que las mascarillas no sirven para impedir la transmisión del SARS-CoV-2, debido a que el virus es más pequeño que el tejido de los protectores faciales.

La información que presenta es engañosa. Por una parte, es cierto que las dimensiones del nuevo coronavirus son más reducidas que el tejido de las mascarillas. Sin embargo, esto no impide su correcto funcionamiento, ya que las gotículas que transportan el virus sí logran ser retenidas.

PUEDES VER Es imprecisa la publicación sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por superficies y objetos infectados

Publicación viral afirma que el SARS-CoV-2 atraviesa la mascarilla quirúrgica. Foto: Captura.

Las reducidas dimensiones del nuevo coronavirus

Engañoso

“Las mascarillas quirúrgicas detienen en su tejido partículas superiores a 2 micras. Las FFP2, superiores a 0,30 micras. Las FFP3 superiores a 0,60 micras. Las N95 superiores a 0,40 micras. Pero los virus como el SARS tienen un tamaño entre 0,06 y 0,12 micras. Pretender detener la COVID-19 con máscaras es igual a poner una valla para protegerte de los mosquitos.”

La publicación concluye que esta diferencia de tamaño impide la utilidad de las mascarillas para protegerse contra el nuevo coronavirus. No obstante, pese a que las dimensiones del virus son más reducidas, el uso de protectores faciales sí previene los contagios.

En primer lugar, un artículo publicado en febrero de 2020 en The New England Journal of Medicine reveló que el diámetro del virus SARS-CoV-2 varía de 0,06 a 0,14 micrómetros (60-140 nm). Asimismo, las mascarillas N95 bloquean partículas de hasta 0,3 micras (µm) de tamaño, como aseveró esta guía elaborada por The New York Times.

De acuerdo con Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de Cienciagenerika, el tamaño estándar de los poros del filtro de una mascarilla quirúrgica es de 0,3 µm, aproximadamente. “Esto es cerca de tres veces más grande [que el virus]”, refirió a Verificador. En el caso de las mascarillas de tela, señaló, el tamaño es mucho mayor.

Por otra parte, Carlos Medina, epidemiólogo e infectólogo del Hospital Cayetano Heredia, declaró a este medio que el tamaño del virus generó confusiones desde el inicio de la pandemia. "Todos los virus son más pequeños que una mascarilla habitual, e incluso que una mascarilla N95″, aseguró.

Sin embargo, el médico manifestó que “el virus no es importante por su tamaño, sino por el tamaño del medio por el cual se transporta”.

“Si bien, en teoría, el SARS-CoV-2 podría pasar las mascarillas que usamos”, afirmó Erika Castillo, “este virus no se transmite en el aire, sino en partículas, las gotitas de saliva que se expulsan al toser o estornudar, que contienen el virus”.

PUEDES VER Es falso que Barbie “promueve el aborto” a través de sus muñecas

El virus SARS-CoV-2 viaja a través de gotículas

La Organización Mundial de la Salud especifica que el SARS-CoV-2 puede transmitirse mediante gotículas respiratorias, las cuales presentan un diámetro “de 5 a 10 micrómetros (µm), y también a través de núcleos goticulares, cuyo diámetro es inferior a 5 µm”.

“Entonces, el poro de una mascarilla que va de 0,1-0,3 µm lo va a bloquear de todas formas”, precisó Erika Castillo. De igual modo, Carlos Medina comentó que las mascarillas quirúrgicas y de tela sirven para protegerse de virus “que se transportan a través de gotas grandes, como el resfriado común, la influenza o el coronavirus”.

No obstante, en relación con las mascarillas de tela, la especialista en Ciencias Médicas dijo que “te protege, no al 100%, pero te protege. Acompañado de un distanciamiento, te protege mucho más”. Por su parte, el infectólogo coincidió con sumar las medidas de distanciamiento social para afianzar la protección de los barbijos frente al virus.

A su vez, un estudio publicado en la revista científica ACS Nano––Aerosol Filtration Efficiency of Common Fabrics Used in Respiratory Cloth Masks–– determinó que los materiales de mascarillas de tela, como el algodón, la seda y la gasa, pueden otorgar una “buena protección”, generalmente superior al 50%, en un rango de 0,01 a 6 μm.

“Nada en este momento es suficiente al 100%, pero ponerte una barrera entre tu boca y el resto reduce enormemente la posibilidad de contagio”, indicó Castillo. “La protección [de las mascarillas] es contra las partículas e, indirectamente, contra el virus”.

PUEDES VER Es impreciso que el consumo de granada “regula la diabetes” porque reduce el índice glicémico

Conclusión

La publicación viral desliza que las mascarillas no sirven para evitar la transmisión del SARS-CoV-2 porque al ser más pequeños que sus tejidos protectores traspasarían el barbijo. No obstante, si bien es cierto que existe una diferencia de tamaños, es falso que el nuevo coronavirus atraviese las mascarillas por sí mismo.

El virus causante de la COVID-19 no se transmite por el aire, sino a través de gotículas, cuyo tamaño es mayor que los poros de las mascarillas. Por lo tanto, el uso de estos protectores puede reducir enormemente la posibilidad de contagio. En conclusión, calificamos este post como engañoso.

*Artículo publicado el 3 de octubre de 2020, actualizado por última vez el mismo día para corregir el titular, el cual resultaba impreciso frente al contenido de la verificación.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Verificador, últimas noticias:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.