En las redes sociales, circula abundante desinformación en contra de las vacunas. En esta ocasión, una publicación de Facebook afirma que “en la antigüedad” no habían casos de síndrome de Down ni de espectro autista "porque no existían vacunas”.

No obstante, es falso que las vacunas tengan alguna relación con el desarrollo de estas condiciones. Pese a ello, el post ha sido compartido más de 240 veces desde el último 25 de setiembre.

PUEDES VER No, la OMS no dijo que enviar niños a la escuela significa consentir su vacunación

Publicación de Facebook presenta afirmaciones falsas. Foto: Captura.

Falso

¿Por qué en la Antigüedad no existían las enfermedades que hay ahora? Como el Síndrome de Down, el autismo (...) Pues simple, no existían las vacunas".

La publicación viral afirma que el trastorno de espectro autista (TEA) y el síndrome de Down son producto de la inoculación de vacunas. También desliza la posibilidad de que estas propicien las malformaciones o el cáncer. Sin embargo, no hay pruebas que demuestren tales afirmaciones.

En una verificación anterior, este portal desmintió que las vacunas sean la causa del TEA. Por su parte, la American Academy of Pediatrics, a través del portal Healthy Children, elaboró una extensa recopilación de estudios científicos acerca de la seguridad de las vacunas y su falta de vinculación con el espectro autista y otros efectos adversos.

Asimismo, Denisse Pineda, psicóloga del Instituto para el Desarrollo Infantil ARIE, indicó a Verificador que “hasta la fecha, no se tiene información acerca de las causas [específicas] que generan el autismo”. En relación a las vacunas, señaló que no hay información que avale una asociación directa entre la vacunación y el espectro autista.

A su vez, destacó que una detección temprana de esta condición puede tener efectos favorables en el desempeño del menor y en su adaptación social. “Si son estimulados, [los niños] poseen más recursos, más herramientas para compensar otras falencias que puedan tener”.

PUEDES VER Las afirmaciones de la publicación “Plandemia” sobre la COVID-19 son falsas

Por otra parte, también es falso que las vacunes “causen” el síndrome de Down, ya que este es un trastorno genético. Como indica el Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, se debe a "un error aleatorio en la división de las células que tiene como resultado la presencia de una copia extra del cromosoma 21”. Esto tiene lugar mayormente en la formación del óvulo o del espermatozoide, según el informe.

Entre los distintos métodos de detección, se encuentra la ecografía de alta precisión, apunta KidsHealth. Se realiza entre las 18 y 20 semanas de embarazo, junto con una prueba de sangre de la madre, y permite determinar “si el feto presenta los rasgos físicos asociados al síndrome de Down”.

Además, el National Down Syndrome Society (NDSS) precisa que aún se desconocen las causas del cromosoma adicional. Señala la edad materna avanzada como un posible factor directo, aunque reporta que el 80% de casos a mujeres menores de 35 años. El NDSS indica que tampoco existen pruebas definitivas de que el síndrome de Down se origine por factores ambientales o por actividades de los padres antes o durante el embarazo.

Finalmente, la existencia de otras enfermedades, como los distintos tipos de cáncer, han sido documentadas por civilizaciones antiguas. Un artículo publicado en 2015 en la revista de investigación oncológica Carcinos ––Breve evolución histórica del cáncer–– remonta el registro de tumores malignos a culturas como Egipcio, Grecia y Roma ––mucho antes de la fabricación de las vacunas––.

PUEDES VER Es falso que el dióxido de cloro “elimine” la COVID-19 del cuerpo

Las vacunas previenen brotes de enfermedades

Contrario a lo que sugiere la publicación viral, las vacunas ayudan a prevenir los brotes de numerosas enfermedades en niños y adolescentes. Entre ellas, de acuerdo con la lista elaborada por Unicef, se encuentran la tuberculosis, la hepatitis B, la poliomielitis, el tétanos, la rubeola y el virus del papiloma humano (VPH), causante del cáncer de cuello uterino.

Cabe señalar que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) precisó que, en la actualidad, la vacunación “previene de dos a tres millones de muertes por año y podrían evitarse otros 1,5 millones si se mejorara la cobertura mundial”.

PUEDES VER Es falso que debemos usar la mascarilla sin cubrir la nariz “porque la principal vía de infección es la boca”

Conclusión

La publicación viral presenta información falsa al afirmar que las vacunas son las causantes del síndrome de Down, el autismo o el cáncer. Las investigaciones concluyen que no hay vinculación entre el trastorno del espectro autista y la vacunación. A su vez, el síndrome de Down es una alteración genética originada antes del nacimiento del niño. Además, hay registros de casos de cáncer previos a la fabricación de vacunas.

Por otra parte, las vacunas previenen numerosas enfermedades en los niños y evitan millones de muertes al año. En consecuencia, calificamos este post como falso.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Verificador, últimas noticias:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.