A través de las redes sociales, diversos usuarios suelen divulgar información en contra del uso de vacunas, cuyo contenido es falso o no presenta evidencias que lo sostengan. Tal es el caso de un post viral titulado “¿Por qué no vacunarse?”, que ha sido compartido más de 1.200 veces en Facebook desde el 16 de setiembre.

La publicación es una presunta carta de advertencia de Anette Lillinger, descrita como naturópata alemana. En ella, alerta sobre los efectos “irreversibles” de la posible vacuna del coronavirus en el genoma humano debido al uso del ARN mensajero. Sin embargo, es falso que este tipo de vacuna modifique la genética de las personas.

PUEDES VER Publicación sobre componentes de la “vacuna antigripal” es engañosa

Publicación de Facebook presenta afirmaciones falsas. Foto: Captura.

En busca de la naturópata alemana

La publicación se presenta como una “seria carta de advertencia de la naturópata alemana Anette Lillinger a todos sus pacientes”. Sin embargo, no hay suficientes datos sobre su biografía ni su trabajo en esa área en la cuenta de LinkedIn a su nombre y la empresa de purificación de agua en la que labora.

De igual modo, los portales de verificación de datos AfricaCheck y QuickCheck no lograron rastrear la declaración original de Lillinger, salvo sus réplicas en las redes sociales que cuentan con sus respectivas versiones en inglés y francés. Por su parte, Newtral y AFP Factual detectaron que la carta guarda similitud con un mensaje falso atribuido a Robert Kennedy Jr.

La vacuna ARNm no altera el material genético

Falso

Por primera vez en la historia de la vacunación, las llamadas vacunas de ARNm de última generación intervienen directamente en el material genético del paciente y, por lo tanto, cambian el material genético individual, que representa una manipulación genética, algo que ha sido prohibido, incluso considerado criminal hasta ahora.

En dos ocasiones previas (1, 2), Verificador desmontó los bulos que aseguran que la vacuna de ARN mensajero (ARNm) modificaría el genoma humano. Asimismo, según el registro de la OMS, entre las nueve candidatas a vacuna actualmente en fase 3 de pruebas clínicas, solo dos son de tipo ARNm: Moderna/NIAID y BioNTech/Fosun Pharma/Pfizer.

Ambos proyectos de vacuna “inoculan fragmentos de ARN” en el organismo, con el objetivo de producir la proteína S del coronavirus y, en consecuencia, desencadenar una respuesta inmunitaria, es decir, la generación de anticuerpos, como detalló La Vanguardia.

Por su parte, el PhD en prevención y control de enfermedades Mirko Zimic detalló que dicha estructura de ARN ingresa al cuerpo "encapsulada en un liposoma”, el cual se libera posteriormente en el citoplasma para generar la reacción del sistema inmunológico.

PUEDES VER Es engañoso decir que consumir limón hervido combate cualquier mal en el cuerpo

“El ARN que se utiliza (en los proyectos de vacuna) está modificado para que funcione a nivel citoplasmático. No para que sea transportado al núcleo donde está nuestro ADN”, aclaró a Verificador Juan More Bayona, PhD en Inmunología comparada. En tal sentido, afirmó que “no había evidencia” de que esto sucediese con las vacunas.

Por último, cabe precisar que el ADN (ácido desoxirribonucleico) tiene como función principal “proveer la información genética que nos determina”, según la Universidad Internacional de Valencia. A su vez, el ARN (ácido ribonucleico) posibilita la síntesis de proteínas y permite que la información del ADN, “sea comprendida por las células”.

¿Cómo se tratan los efectos secundarios de las vacunas?

Falso

Si desarrolla una sintomatología de vacunación después de una vacuna de ARNm, ni yo ni ningún otro terapeuta podremos ayudarlo causalmente porque el daño de la vacunación será genéticamente irreversible.

Como ya se demostró, las candidatas a vacuna con ARNm no consisten en la modificación del material genético humano. Por lo tanto, no se puede afirmar que los posibles efectos secundarios son “genéticamente irreversibles” a causa de una alteración en el ADN de las personas.

Por otra parte, el investigador y especialista en inmunología Juan More Bayona explicó que los efectos secundarios se deben a una respuesta exacerbada del cuerpo ante los estímulos que produce la vacuna. Señala que, “en la mayoría de los casos, estos son efectos transitorios”, como malestar corporal, fiebre, dolor de cabeza o en el sitio de inyección.

No obstante, en caso de que la sintomatología se torne moderada, esta suele tratarse con antiinflamatorios, como paracetamol u otro fármaco genérico. More Bayona precisó que solo en situaciones muy raras se produce un problema grave, el cual requiere hospitalización o el uso de medicamentos específicos para tratar dicha reacción adversa.

PUEDES VER Imagen corresponde a caso de litopedion o “feto calcificado”: es una reconstrucción 3D

Conclusión

Es falso que la vacuna ARNm modifique el genoma humano, como afirma una presunta carta de la naturópata alemana Arlette Lillinger difundida en redes sociales. En realidad, este tipo de vacunas está diseñado para que funcione a nivel citoplasmático, no en el ADN de las personas.

Asimismo, no hay evidencia de que Lillinger sea la autora de la carta ni que esté vinculada a los tratamientos naturopáticos. Por lo tanto, calificamos esta publicación como falsa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

COVID-19, últimas verificaciones:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.