14 Sep 2020 | 17:38 h

En redes sociales abundan las teorías conspirativas que muestran a la pandemia de la COVID-19 como parte de un plan organizado por las grandes potencias.

Una publicación de Facebook utiliza información presentada por el Banco Mundial para asegurar que países de todo el mundo se preparaban para la pandemia, al menos, desde el 2018. Ello debido a que estas naciones registran compras de pruebas COVID-19.

“No era que nadie se esperaba esta pandemia. ¡Despierta!”, se lee en la imagen que muestra las cifras de importación de kits de test COVID-19.

La publicación circula desde el 8 de septiembre.

Aunque las cifras mostradas son ciertas, estas no reflejan que la actual pandemia fue planeada.

El software Solución Comercial Integrada Mundial (WITS) del Banco Mundial actualizó recientemente los datos sobre las importaciones realizadas alrededor del mundo. Con ellos informa cuáles fueron los países que importaron mayor cantidad de kits de prueba COVID-19 desde el 2017 hasta el 2019.

A pesar de que estos implementos se utilizaban previo a la pandemia, en la página web mencionan que los nombres utilizados (kits de prueba COVID-19, por ejemplo) se deben a las actualizaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud.

“Los datos aquí rastrean los dispositivos médicos previamente existentes que ahora están clasificados por la Organización Mundial de Aduanas como críticos para abordar COVID-19”, indican.

Asimismo, en la última versión se modificó el nombre de ‘kits de prueba COVID-19’ por ‘kits de pruebas médicas’.

coronavirus

Por su parte, el documento en el cual se basaron para asignarle esa clasificación, señala que los kits de prueba COVID-19 con código 300215 se refieren a los "reactivos de diagnóstico basados en reacciones inmunológicas”.

coronavirus

Dichas pruebas son comúnmente llamadas serológicas o rápidas y se utilizan para la identificación de respuestas inmunológicas (anticuerpos o antígenos) ante infecciones, mas no para detectar el nuevo coronavirus.

El medio internacional BBC aclara que “en vez de detectar propiamente al virus SARS-CoV-2 (causante del COVID-19), la prueba serológica detecta nuestra respuesta inmunológica contra el patógeno”.

Cabe resaltar que el uso de este producto no se limita al diagnóstico de la COVID-19, puesto que también se emplea para infecciones a causa de otros virus. “Las pruebas rápidas identifican la presencia de anticuerpos o antígenos y muestran (...), si un individuo estuvo en contacto o no con el agente infeccioso; por ejemplo, un virus”, manifiesta un análisis realizado por la Pontificia Universidad Católica de Ecuador.

Incluso, la Organización Mundial de la Salud advierte que dichas pruebas pueden brindar falsos positivos, ya que que solo diagnostican la respuesta inmunitaria: “Las pruebas de detección de anticuerpos dirigidas a COVID-19 también pueden tener reacciones cruzadas con otros patógenos, incluidos otros coronavirus humanos y dan resultados falsos positivos”.

Al respecto, el infectólogo Augusto Tarazona explica en una nota anterior de Verificador que el diagnóstico con esta prueba suele mostrar dos resultados principales.

“En otras enfermedades las pruebas rápidas pueden presentar dos indicadores: la infección es reciente cuando se detecta la presencia de inmunoglobulina M y el contagio tiene de dos a tres semanas cuando se detecta la inmunoglobulina G”, acota. Sin embargo, precisa que en la enfermedad de la COVID-19 no se cumple ese criterio.

Finalmente, cabe destacar que el país ha importado pruebas serológicas años previos a la aparición del nuevo coronavirus. En el 2017, invirtió más de 56 millones de dólares; en el 2018, más de 82 millones; y en el 2019, más de 78 millones.

Conclusión

Las 'pruebas COVID-19′ a las que hace referencia las cifras mostradas en la publicación son en realidad los test de diagnóstico serológicos o también llamados pruebas rápidas. Estas identifican la respuesta inmunitaria y muestran si un individuo estuvo en contacto o no con un agente infeccioso que no necesariamente es el nuevo coronavirus. Por lo tanto, es engañoso afirmar que Perú invirtió 83 millones de dólares en pruebas COVID-19 en el 2018.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Pruebas rápidas, últimas noticias:

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.