09 Set 2020 | 9:06 h

En los últimos meses, las teorías de conspiración vinculadas a la COVID-19 han proliferado en las redes sociales, lo que propicia la desinformación a partir de afirmaciones engañosas, falsas o no verificables. Tal es el caso de una publicación difundida vía Facebook, que ha sido compartida más de 450 veces.

Publicado el 3 de septiembre, el post señala que la actual pandemia ha sido planificada para imponer una “vacuna esterilizadora”, enfermar de “hipoxia” a las personas a través del uso de mascarillas y “crear seres sin sentimientos” mediante el distanciamiento social. Tales afirmaciones son falsas.

Publicación de Facebook con afirmaciones falsas. Foto: Captura.

PUEDES VER No, los usuarios de las aplicaciones de delivery no tienen que hacerse cargo del 50% de lo que le “pase” al repartidor

Falso: “...[La OMS y sus compinches] tienen el camino libre para imponer la vacuna esterilizadora, el uso de mascarilla para enfermar de hipoxia y la práctica del distanciamiento social para crear seres sin sentimientos ni afecto natural, semejantes a un robot”.

Es falso que las vacunas causan esterilidad

La publicación asume que la posible vacuna contra la COVID-19 será “esterilizadora”, y no menciona ningún indicio para validar dicha afirmación. Cabe resaltar que Verificador ha desmentido anteriormente las noticias en contra de las vacunas, sean sobre la pandemia actual (1, 2, 3 y 4) como de las mismas en general (1, 2, 3 y 4).

Con relación a la esterilidad, dicha acusación suele responder a la narrativa conspiracionista del control poblacional. Como investigó este medio anteriormente, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, recibió acusaciones de una diputada italiana por esterilizar a “millones de mujeres en África” y planificar “durante décadas” la despoblación del planeta, afirmaciones que también fueron desmentidas por site de fact-checking ColombiaCheck.

De acuerdo a Pagella Politica, la relación entre las vacunas y la infertilidad se remonta años atrás, con la elaboración de una investigación independiente (1994) para desarrollar una “vacuna contra el embarazo” en la que se combinó la hormona hCG (propia de los humanos) “con una proteína similar a la toxina tetánica”.

PUEDES VER Es falso que el consumo de orégano combate el insomnio en las personas

En 1995, Human Life International, asociación católica y “pro-vida”, afirmó que restos de dicha hormona se hallaban en la vacuna contra el tétano, que había sido aplicada en países como México, Nicaragua y Filipinas, lo que habría dejado infértil a millones de mujeres, según su acusación. Sin embargo, esta afirmación era falsa y la propia OMS aclaró el error en su momento.

Según Rebaltica, el rumor resurgió en el 2014, cuando los obispos católicos de Kenia se pronunciaron sobre una “hormona anticonceptiva” en la vacuna contra el tétano. Ante el escándalo que se desató, la OMS lo desmintió. También lo hizo el Gobierno de Kenia, como reportó la BBC.

Asimismo, Verificador halló un artículo en Journal of Toxicology and Environmental Health, que había concluido en una relación entre las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y una presunta disminución de la fertilidad en mujeres norteamericanas.

Sin embargo, este estudio recibió numerosas críticas que alegaban fallas graves en el análisis estadístico y la interpretación de los datos, lo que puso en cuestión su validez científica. Finalmente, la revista retiró el artículo y emitió un comunicado para rectificarse.

PUEDES VER No, las recaídas por la COVID-19 no están relacionadas con el consumo de bebidas frías, dulces ni baños por la noche

Es falso que las mascarillas causan hipoxia

Esta afirmación ha sido desmontada por Verificador en diferentes ocasiones (1, 2 y 3). Sin embargo, como detalló a este portal el neumólogo Hebert Cuenca, miembro de la Sociedad Peruana de Neumología, el aire es tan fino que pasa a través de la mascarilla.

“El oxígeno atraviesa el material de la mascarilla y así el aire entra y sale sin ningún problema”, señaló, por lo que no podría causar hipoxia. Asimismo, precisó que esto no sucede en ningún tipo de mascarilla médica, ni en las N95 ni en las quirúrgicas, ni mucho menos en las de tela.

¿El distanciamiento social nos vuelve seres “sin sentimientos”?

Según el post viral, el distanciamiento social crea “seres sin sentimientos ni afecto natural”, similares a un robot. Esta afirmación es falsa. Verificador consultó sobre el tema con el psiquiatra Carlos Bromley, director ejecutivo de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud.

El especialista sostiene que los sentimientos, afectos y emociones son características naturales del ser humano, y si bien “están siendo afectadas por el distanciamiento social”, este no las va a nublar. No obstante, sí se “va a requerir una restauración de las emociones”, como en el caso de los menores, que deberán rehacer sus relaciones amicales.

PUEDES VER No, un sistema inmune “reforzado” no evita la propagación del virus de la COVID-19

Por otra parte, como indicó a este medio Yuri Cutipé, director ejecutivo de Salud Mental del Minsa, la comunidad científica ha iniciado investigaciones sobre los efectos del distanciamiento social, cuyos resultados se irán conociendo en el futuro. Por lo tanto, toda afirmación concluyente sobre el tema es aún apresurada. Sin embargo, un solo factor no puede causar cambios tan drásticos como asemejar a la gente a un robot.

“La conducta humana, en general, es una conducta compleja, que requiere de una intersección de distintas variables en cada persona. Una sola variable, como es la distancia física, no necesariamente va a generar en todo el colectivo la misma reacción”, señala.

No obstante, Bromley remarcó que el distanciamiento físico y el emocional pueden tener un impacto en la salud mental de las personas, sobre todo, en países como el Perú, donde existe un contacto físico más cercano. Este contacto, al bloquearse, produce frustración, lo que conduce a la poca tolerancia, agresividad y hasta violencia. Señaló, además, que en algunos casos esto requerirá terapia.

La psicóloga Consuelo Napaico considera que el distanciamiento social interrumpe el desarrollo de las habilidades socioemocionales de los jóvenes y adolescentes. En tal sentido, aptitudes como la empatía o la responsabilidad podrían verse debilitadas.

PUEDES VER No, un sistema inmunológico debilitado no “reactiva” el virus como afirma el médico italiano Roberto Petrella

Indicó que la afectación en distintos niveles ha puesto en crisis a la familia, en la que se pueden sumar los duelos por pérdida de familiares, el estrés por los problemas económicos y un agravamiento de la violencia contra la mujer.

Los especialistas consultados coincidieron en que el distanciamiento social puede aumentar los cuadros de estrés, ansiedad y depresión. Sin embargo, aún es pronto para establecer de manera concluyente la magnitud de dicha afectación en la población.

“Plandemia”

La publicación también señala que “no es pandemia, es plandemia”, un término utilizado con frecuencia para referir que la actual crisis sanitaria desatada por el coronavirus habría sido planificada por el “Nuevo Orden Mundial” u otras figuras o entidades, como el gobierno chino, la OMS o el propio Bill Gates.

Entre sus presuntos objetivos, se encuentra la reducción de la población mundial, “robar los recursos de nuestro país y ocasionar el quiebre económico en los países tercermundistas”, como afirma el post, sin presentar datos ni pruebas concluyentes. Aun así, Verificador ha dedicado notas a desmontar los mitos y conspiraciones sobre la pandemia de COVID-19.

PUEDES VER Es falso que Manolo Fernández haya dicho que “ninguna institución del Estado” ha apoyado la vacuna peruana

Conclusión

La publicación viral que afirma la existencia de una “plandemia” presenta información falsa. La vacuna contra la COVID-19 no es “esterilizadora”, pues es una afirmación basada en rumores y ha sido desmentida por organismos sanitarios. También es falso que el uso de mascarillas cause hipoxia, puesto que la partícula de oxígeno atraviesa el material sin problemas. Por último, es falso afirmar que el distanciamiento social dejará a las personas “sin sentimientos”, dado que las emociones son connaturales al ser humano.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Verificador, últimas noticias

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.