08 Set 2020 | 18:49 h

Un mensaje se ha vuelto viral por “revelar” la manera en la que actúan las aplicaciones de delivery y demostrar que existe un supuesto contrato entre el usuario y el repartidor del que nadie tiene conocimiento.

“Acabo de enterarme cómo procede Rappi, Glovo, etc., que seguramente muchos usuarios no saben”, se lee en el popular mensaje. “Le acaba de pasar al tío de una compañera”, detalla.

PUEDES VER: Es falso que el consumo de orégano combate el insomnio en las personas

La historia, que ha circulado principalmente por WhatsApp y por Facebook, relata la experiencia de un usuario de Rappi. Según cuenta, el repartidor que estaba realizando la entrega se accidentó y el cliente tuvo que pagar el 50% de los gastos que el seguro obligatorio no cubrió.

“Le dicen que él responde por el accidente del mensajero y que debía pagar la mitad de los gastos extras, que no cubrió el seguro obligatorio”, narra. “De esta manera, usted se hace cargo (al menos en un 50%) de lo que le pase a ‘su’ mensajero durante el tiempo que le hace su servicio”.

La información se ha difundido por WhatsApp.

El bulo también ha transcendido a Facebook.

En Verificador, revisamos los Términos y Condiciones establecidos por la aplicación y corroboramos que ninguna de las cláusulas dispone un vínculo de “contrato” entre el usuario y el repartidor. “Los presentes Términos y Condiciones de servicio regulan la relación contractual entre los usuarios (en adelante, ‘Usuarios’), con Rappi S. A. C.”.

Incluso, se señala que los repartidores son responsables de lo que suceda en el ejercicio de su labor. “Los rappitenderos prestan el servicio por cuenta y riesgo propio y liberan a los usuarios de cualquier responsabilidad que pudiera surgir durante la prestación del servicio de reparto”, enfatiza.

Nos pusimos en contacto con el área de prensa de Rappi en Perú, quienes, a través de un comunicado, rechazaron las afirmaciones difundidas a través de las redes sociales. Además, indicaron que los repartidores cuentan con una póliza de seguro que los protege frente a accidentes ocurridos durante la prestación del servicio.

La filial de Rappi en Perú ha desmentido la información.

Sin embargo, la popular historia no es nueva, puesto que se encuentra en las redes al menos desde febrero del 2019.

El bulo ha circulado al menos desde febrero del 2019.

Todo indica que empezó a circular en Colombia, país en el que se fundó la empresa en el 2015. Nuestros colegas de Colombia Check desmintieron este bulo hace un año, tras contactarse con un representante de la empresa en su país y asegurar que “es falso que un rappitendero se accidentó y una persona está demandada”.

Un comunicado similar fue publicado en la cuenta de Twitter de Rappi en Colombia el 29 de agosto del 2019. “Nuestra posición frente a los comentarios que se han generado, respecto a la seguridad de nuestros colaboradores”, manifiestan.

La situación de las aplicaciones de delivery en el Perú

Actualmente, una mesa multisectorial conformada por representantes de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), ComexPerú, así como los viceministros de Salud, Trabajo y Producción trabaja en una estrategia de fiscalización a las aplicaciones de delivery.

Para ello, han decidido que el Ministerio de Trabajo (MTPE) revise los “contratos” indefinidos entre los repartidores y los aplicativos de delivery, como señaló el alcalde de Miraflores, Luis Molina, en una nota de La República.

Asimismo, de acuerdo con el informe del Grupo de Trabajo creado por el MTPE, dichos contratos son irregulares.

Por esta razón, autoridades como el alcalde de Miraflores exigen la creación de una normativa que regule este servicio. “Es necesario que haya un marco legal —un municipio no puede regular, lo debería hacer el Congreso— y se obligue a que estas empresas adquieran responsabilidad con relación a las personas que se inscriben en sus plataformas”, declaró a La República.

Conclusión

Los usuarios de las aplicaciones de delivery no tienen alguna responsabilidad con el repartidor que presta el servicio, según los Términos y Condiciones establecidos por Rappi. De acuerdo con la empresa, cada repartidor cuenta con una póliza de seguro que los protege frente a accidentes ocurridos durante el ejercicio de su labor. Además, en reiteradas ocasiones la multinacional ha desmentido la información que circula en redes sociales. Por lo tanto, es falso que los usuarios de las aplicaciones de delivery tienen que hacerse cargo del 50% de lo que le “pase” al repartidor.

Verificador, últimas noticias

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.