La República

larepublica_pe

08 Set 2020 | 15:57 h

Una publicación se ha viralizado en Facebook tras indicar que el consumo de orégano contrarresta el insomnio. El post que cuenta con más de 5.000 visualizaciones señala: “Alivia la bronquitis y el asma, cura el acné y las espinillas, combate la ansiedad y el insomnio, previene los dolores de cabeza, ayuda a la digestión (...)”.

Verificador de La República se enfocó en determinar si esta planta combate el insomnio y concluyó que ese enunciado es falso.

PUEDES VER No, la fotografía no muestra una manifestación en Alemania en contra de la pandemia de la COVID-19

Es falso que el consumo de orégano combate el insomnio en las personas. Foto: captura en Facebook.

Según un informe del Ministerio de Protección Social de Colombia, el orégano es una planta que se utiliza “por vía oral como estomáquico, expectorante, antiespasmódico, antiflatulento, aperitivo, digestivo, carminativo, diurético, antiinflamatorio, vulnerario y en el tratamiento de afecciones respiratorias”.

Además, indica que de forma externa se emplea para resolver infecciones y desinflamar los ganglios. “Se determinó actividad antioxidante del extracto metanólico y acuoso de las hojas, el aceite esencial y la infusión”, dice el documento.

En comunicación con este medio, Manuel Callán, médico-cirujano con especialidad en Medicina integrativa, destacó que el orégano es una planta energética la cual produce energía y ánimo. Por lo tanto, aseveró que no es recomendable el uso de este para pacientes con insomnio.

“Yo diría que para estos casos son mejores las plantas que relajan el sistema nervioso (como la manzanilla, la valeriana, etc.). Así estimulan el sueño, porque si la persona con insomnio consume orégano es probable que se mantenga más despierta”, precisó.

Según Manuel Callán, existen plantas que pueden beneficiar a algunas personas pero a otras no. Explicó que antes del uso se debe identificar si la persona presenta alguna enfermedad preexistente y si esta requiere una planta de “relajación” (efecto de tranquilizar) o “estimulación” (efecto de activar).

El orégano es una planta energética. Foto: Verónica Calderón.

No obstante, el especialista recordó que el insomnio y otros trastornos del sueño son temas complejos, por lo que las plantas solo pueden ayudar en casos leves. “Las plantas pueden dar, hasta cierto punto, una relajación cuando se trata de estrés u otras causas no complejas. Pero si preexiste una enfermedad, la planta no va a ayudar mucho”, resaltó Callán.

Con relación al orégano, indicó que entre sus principales propiedades destacan su poder antimicrobiano, antiinflamatorio y antioxidante. Sin embargo, advirtió que las plantas en general pueden traer posibles efectos negativos cuando se consumen “por mucho tiempo y en cantidades grandes”.

Un documento de la Fundación de Antonio Steve menciona al respecto: “No se recomienda el uso del aceite esencial de orégano durante un periodo prolongado de tiempo ni a dosis mayores que las recomendadas, debido a su posible neurotoxicidad. Muy raramente puede producir irritación, hiperexcitabilidad nerviosa, nerviosismo, insomnio e incluso convulsiones. El orégano debe usarse con precaución en los pacientes epilépticos debido a su posible efecto neurotóxico”.

Asimismo, señala que los niños, las mujeres embarazadas y las madres que dan de lactar a sus hijos deben tener especial cuidado en cuanto al consumo del orégano.

PUEDES VER No, un sistema inmune “reforzado” no evita la propagación del virus de la COVID-19

En una publicación, Concha Navarro, catedrática de Farmacología de la Universidad de Granada y presidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia, dijo: “Una de cada cinco personas toman plantas medicinales para tratar o prevenir algún trastorno de la salud. La tendencia al uso de preparados farmacéuticos de origen natural va en aumento debido al mejor conocimiento de su eficacia y seguridad”.

Asimismo, explicó que hay alternativas naturales a los ansiolíticos, pero aclaró que deben estar supervisados por un experto.

Para tratar el insomnio primero es necesario identificar su tipo

Según Caroline Malamud, especialista en neurofisiología con maestría en trastornos de dormir, existen diversos trastornos del sueño como la parasomnia, los movimientos periódicos de las piernas, las epilepsias nocturnas; sin embargo, el insomnio es el más común.

Explicó que el insomnio es un tema bastante complejo en cuanto a las causas, tratamientos e incluso su clasificación. Dijo que puede hablarse de un insomnio primario y secundario.

El primero es básicamente un problema propio de sueño, el cual puede ser por la falta de conciliación del sueño o el mantenimiento del sueño. “Aquel paciente que no puede dormir por un problema propio del sueño o problema relacionado con algún trastorno tipo de estado de ánimo”, especificó.

El otro está relacionado con alguna otra patología ya sea neurológica o no neurológica como un problema cardiaco o digestivo. “Paciente que no duerme porque tiene reflujo gastroesofágico que le genera dolor o pacientes oncológicos que también presentan dolor y no pueden dormir”, señaló.

Para tratar el insomnio primero es necesario identificar el tipo de insomnio. Foto: Carlos López Ramos.

Caroline Malamud enfatizó que para tratar a una persona con insomnio antes se debe identificar cuál es el tipo de insomnio que padece el paciente. “Si es primario, primero se intenta una higiene de sueño, ejercicios de relajación, entre otras. Pero si es secundario, se tiene que tratar la causa que ocasiona que no duerma”, dijo.

Para la especialista, el insomnio en el contexto de la pandemia de la COVID-19 es distinto. “Lo que ocurre es que nosotros cambiamos nuestro hábito de sueño. No te duermes temprano porque no hay necesidad de levantarse temprano (...) La idea es volver a regular el sueño de lo que era antes”, sostuvo

Así también, comentó: “A la gente que ha perdido su trabajo le ha generado estrés. Y, un desencadenante es el insomnio”.

“El insomnio es la alteración del sueño más frecuente. Su incidencia en la población es alta y deteriora notablemente la calidad de vida de las personas que lo padecen, con repercusiones negativas en su actividad familiar, laboral y social. Se asocia a muchas enfermedades médicas y psiquiátricas siendo un factor predictivo de la enfermedad. A pesar de su relevancia clínica y de su sencillo manejo, pasa con frecuencia inadvertido para los médicos a los que la falta de tiempo, de información o de recursos les impide un tratamiento adecuado del mismo”, se lee en un artículo —El insomnio—.

Conclusión

El post es falso porque el orégano no es una planta recomendable para combatir el insomnio, ya que esta brinda energía y mantiene despierta a la persona. Hay otras plantas que pueden ayudar en casos leves de algún trastorno del sueño, pero debe ser con la intervención de un experto.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.