28 Ago 2020 | 18:55 h

Cuando se trata de enfermedades con fuerte impacto en la población mundial, como el cáncer y actualmente la COVID-19, es frecuente hallar bulos que buscan explicar y exponer la supuesta cura de dichos males. En Facebook, una publicación que fue compartida más de 18.000 veces y que presenta afirmaciones falsas es un ejemplo de ello.

En primer lugar, atribuye una cita incorrecta sobre los presuntos beneficios de la alcalinidad en el organismo al fisiólogo alemán y ganador del premio Nobel Otto Heinrich Warburg. Posteriormente, en la descripción, se indica que los pacientes asintomáticos son inmunes al virus, lo cual es falso.

PUEDES VER No, los termómetros digitales no emiten radiación ni dañan la glándula pineal

Publicación de Facebook presenta información falsa. Foto: Captura.

No hay pruebas de que Otto Heinrich Warburg haya dicho la frase sobre la alcalinidad

El post atribuye la siguiente frase al científico alemán Otto Warburg: “Todas las enfermedades son ácidas y, donde hay oxígeno y alcalinidad, no pueden existir enfermedades, incluido el cáncer”. Sin embargo, no hay pruebas de que él la haya dicho, sobre todo si se considera que esta no concuerda con lo que él postulaba.

Otto Heinrich Warburg fue un fisiólogo ganador del premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1931 “por su descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria”, según la propia institución. También es conocido por sus estudios acerca del origen del cáncer, en los que destaca la llamada Hipótesis de Warburg que el científico resumió para la revista Science en 1956.

Sobre dicho postulado, el portal verificador Snopes.com concluye que, en las estimaciones de Warburg, “el agente causal que transforma las células normales en células cancerosas no son las condiciones ácidas o bajas en oxígeno, sino un daño irreversible a la capacidad de una célula para obtener energía de la respiración”.

PUEDES VER Publicaciones que señalan el fallecimiento de Toño Centella y cómico ‘La Bibi’ son falsas

En tal sentido, concluyen, Otto Warburg contribuyó al estudio de dicha enfermedad mediante la “observación de que las células cancerosas producen condiciones bajas en oxígeno y de alta acidez, pero no que tales condiciones hayan sido las causantes de estas células en primer lugar”.

No obstante, sus investigaciones suelen ser tergiversadas por defensores de la medicina alternativa para justificar la adopción de una dieta alcalina como forma de prevenir esta y otras enfermedades. De acuerdo a lo recalcado por el verificador español Maldita.es, Warburg nunca sostuvo que la alimentación sea un mecanismo para combatir el cáncer.

Es falso que “donde hay oxigenación y alcalinidad, no pueden existir enfermedades, incluido el cáncer”

Como punto de partida debería preguntarse de qué parte del cuerpo se habla al afirmar que la oxigenación y la alcalinidad evitan enfermedades. Como revisó Verificador anteriormente, el valor de pH, que mide el grado de acidez y alcalinidad en el organismo, puede variar dependiendo del tipo de fluido, siendo el de la sangre el que se utiliza para calcular el pH corporal, al ser considerado neutro.

De acuerdo con un artículo publicado en Journal of Environmental and Public Health (2012), el pH de la orina oscila entre 4,6 y 8; mientras que, el jugo gástrico es ácido (pH 1,35 a 3,5) al igual que el fluido vaginal (<4,7). El líquido pancreático, por su parte, es ligeramente alcalino (8,8) y neutraliza el ácido del estómago durante la digestión.

PUEDES VER Es falso que se haya creado una vacuna contra el cáncer de mama

En esa línea, el director estratégico de investigación de patologías de la American Cancer Society, Ted Gansler, explicó a PolitiFact que no todo el cuerpo de un paciente con cáncer es ácido, sino solo el tumor. Así, agregó, su crecimiento y metabolismo generan bajos niveles de oxígeno y un ambiente ácido localmente, pero esto no se puede tratar eficazmente con una dieta alcalina o mediante la respiración de niveles más altos de oxígeno.

Asimismo, como este medio ha ratificado en diversas ocasiones, la alimentación que consumimos no repercute en el pH corporal. Esto ocurre porque el pH de la sangre, en el que se basa su medición, es regulado por sistemas ’tampón’, presentes en el riñón y en los pulmones, que evitan variaciones bruscas en la acidez o alcalinidad del organismo.

En consecuencia, las afirmaciones atribuidas al fisiólogo Otto Heinrich Warburg son falsas, ya que sus investigaciones no apuntaban hacia ello. Además, el contenido de la cita no se respalda con la base científica consultada.

PUEDES VER El uso masivo de la ivermectina no desarrolla la inmunidad colectiva

Es falso que las personas asintomáticas sean inmunes a la COVID-19

“¡Inmune igual a asintomático! Una persona asintomática es una persona sana. Es alguien que tiene un virus pero su cuerpo desarrolló anticuerpos, esto se llama ‘virus atenuado’, es decir, ganó al virus gracias a sus hábitos de vida sana”, afirma la publicación viral con fecha del 9 de agosto.

Verificador desmintió en junio último la veracidad de esta información. Por un lado, la publicación no hace énfasis en un virus en particular. En esa línea, el vicedecano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña, detalló que existen distintos virus y enfermedades, como la hepatitis B y el VIH, que se contagian sin que la persona presente síntomas.

Por su parte, AFP Factual obtuvo la declaración de la epidemióloga Cecilia Morales, quien precisó que la inmunidad se da “generalmente semanas después de superar una enfermedad” y que esta también es desarrollada por las personas que sí presentaron síntomas.

PUEDES VER No, la candidata a vacuna peruana no iniciará pruebas en “8.000 voluntarios” a inicios de septiembre

En cuanto a la pandemia actual, no existe evidencia científica de que las personas asintomáticas queden totalmente protegidas contra la COVID-19. Por el contrario, los resultados del artículo Evaluación clínica e inmunológica de infecciones asintomáticas por SARS-CoV-2, publicado en Nature el último 18 de junio, sugieren que “los individuos asintomáticos tuvieron una respuesta inmune más débil a la infección por SARS-CoV-2″.

En esta línea, la persona que hizo el post utiliza mal el término “virus atenuado”, al relacionarlo con el desarrollo de anticuerpos o con hábitos de vida sana. En realidad, corresponde a un virus que no produce enfermedades. Según la explicación del infectólogo Augusto Tarazona a este medio, esto ocurre cuando el virus se modifica o se le quitan sus componentes infecciosos.

Además, como define el glosario de infoSIDA, este tipo de virus (también conocido como ‘vivo atenuado’) es debilitado en un laboratorio, y suele emplearse a modo de vacunas para estimular una respuesta inmunitaria fuerte en el organismo.

PUEDES VER No, los efectos adversos registrados de las vacunas ARNm no modifican los genes

Conclusión

La publicación viral presenta información falsa. Por un lado, atribuye una frase a Otto Heinrich Warburg y, por otro, tergiversa sus estudios sobre el cáncer. Es falso que esta y otras enfermedades no puedan existir donde hay “oxígeno y alcalinidad”, porque el pH puede variar dentro del organismo, y el origen del cáncer no depende de sus condiciones de acidez y oxigenación.

También es falso que una persona asintomática sea inmune, ya que la inmunidad suele desarrollarse tras la superación de la enfermedad. El concepto de “virus atenuado”, además, está mal empleado y no significa lo que la publicación asegura.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.