Una publicación de Facebook asegura que los termómetros digitales usados como medida de bioseguridad en los establecimientos públicos emiten radiación y dañan la glándula pineal, una estructura ubicada en la cabeza que forma parte del sistema endocrino.

“Los termómetros inalámbricos, pertenecientes a la nueva normalidad, con los que le tomarán la temperatura en cada esquina (como es ley ya, en muchos países) son láseres que van directo a tu glándula pineal”, anuncia una publicación acompañada de cinco imágenes y compartida el 14 de junio.

PUEDES VER: No, Bill Gates no ha “asesinado” personas en Congo, Etiopía o la India

La publicación se compartió el 14 de junio. Fuente: Facebook

Otra versión más amplia atribuye esta “recomendación” a una enfermera australiana. Aunque no se menciona su nombre, allí se afirma que la sanitaria ha dejado de tomar la temperatura en esa zona por ser perjudicial para la salud.

“Como profesional médico, me niego a apuntar directamente a la glándula pineal, que se encuentra directamente en el centro de la frente, con un rayo infrarrojo”, asevera.

Otras publicaciones atribuyen la autoría del mensaje a una enfermera australiana. Fuente: Facebook

Los termómetros digitales no son láseres ni emiten ningún tipo de radiación. El Instituto Nacional de la Calidad (Inacal) señala que la función de este implemento consiste en captar la energía del cuerpo.

“La radiación infrarroja es la que ingresa en el sistema óptico del termómetro infrarrojo y permite conocer la temperatura que emite un cuerpo”, indica en la Guía para la selección y uso de termómetros de radiación infrarroja para piel humana.

El neurocirujano del Sistema Metropolitano de Solidaridad (Sisol Salud), Héctor Yaya, explicó en una nota anterior que “al acercarse este dispositivo a la cabeza, va a medir las ondas infrarrojas emitidas por la persona”.

Principio de medición de termómetros de radiación infrarroja. Fuente: Inacal

Asimismo, el vicepresidente de marketing de la empresa minorista de instrumentos de temperatura ThermoWorks, Tim Robinson, declaró a AP que es un error común creer que este producto transmite ondas al cuerpo. “Es solo un receptor. Está captando ondas de luz”, enfatizó.

Cabe resaltar que la luz láser que emana de algunos termómetros electrónicos responde a una señal que ayuda a determinar el lugar adecuado para tomar la temperatura. ”Ese punto rojo que se ve en los termómetros infrarrojos es un indicador de dónde estás apuntando”, dijo Héctor Palacios, especialista en oftalmología y cirugía de retina, a este medio.

Con ello coincide el neurocirujano Yaya, quien manifestó que esta luz “solo sirve para establecer de qué punto fijo (del cuerpo) se van a recibir las ondas”.

Asimismo, el jefe del servicio de neuropsiquiatría del Hospital Cayetano Heredia, Hugo Umeres, resaltó que estos punteros no poseen una potencia fuerte, por lo que no representan un peligro para las neuronas o el sistema nervioso. “Los dispositivos son lo bastante inocuos para ser utilizados”, dijo a Verificador.

Debido a que esta luz posee una baja potencia y que el termómetro digital no emite radiación sino que la captura, es improbable que este implemento de bioseguridad dañe la glándula pineal, las neuronas o la retina, como señalaron algunas publicaciones desmentidas anteriormente.

Especialistas en neurociencias afirman que la afectación a esta parte del cuerpo tampoco es posible, puesto que la glándula pineal se encuentra en medio del cerebro.

De acuerdo al artículo publicado en el International Journal of Morphology, la glándula pineal es un órgano endocrino pequeño de ubicación mediana que se encuentra rodeado de otras estructuras como el hipotálamo, la corteza cerebral y está recubierta por el cráneo.

La glándula pineal se encuentra en el medio del cerebro. Fuente: Instituto Nacioanal del Cáncer de los Estados Unidos

Asimismo, Gabrielle Girardeau, investigadora en neurociencia del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (Inserm), indicó a AFP Factual que sería necesario penetrar todas estas superficies para recién poder causar algún daño. “La luz tiene una capacidad muy débil para penetrar la barrera formada por el cráneo, incluso si las longitudes de onda infrarrojas penetran más fácilmente”, dijo.

Con esa aseveración coincide Haris Sair, director de neurorradiología de la Universidad Johns Hopkins, quien aseguró a AP que la frente no está cerca de la glándula pineal y que los termómetros están diseñados para medir la temperatura de la superficie.

PUEDES VER: Es falso que se haya creado una vacuna contra el cáncer de mama

Las imágenes que se utilizan corresponden a termómetros industriales

Es importante resaltar que muchas de las publicaciones que difunden este bulo están acompañadas por fotografías de termómetros que anuncian la presencia de un tipo de láser. “13 puntos láser”, describe una de ellas.

Publicaciones de Facebook adjuntan 5 imágenes que aluden a la presencia de láseres. Fuente: Facebook

Sin embargo, al realizar una búsqueda de imágenes con la herramienta de Google, hallamos que estos son termómetros industriales, los cuales no están recomendados para uso médico.

El termómetro industrial es diferente al que se usa para tomar la temperatura de los ciudadanos. Fuente: Amazon

El Inacal advierte sobre las principales diferencias entre estos productos. “Una característica importante es que los de uso médico deben contar con una identificación de que cumple normativas de uso médico”, apunta. “La distancia para tomar la lectura es entre 3 cm a 15 cm para los de uso médico, mientras que para uso industrial es mayor”, agrega.

Conclusión

El termómetro digital no emite radiación, sino que, contrario a lo que se cree, se encarga de captar la energía que emite el cuerpo. Además, la luz que desprende este implemento de bioseguridad posee una potencia baja que resulta inofensiva para la salud. Asimismo, la glándula pineal es un órgano pequeño ubicado en la parte media del cerebro, por lo que es de difícil acceso. Por lo tanto, es falso que los termómetros digitales emitan radiación y dañen la glándula pineal.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.