La República

larepublica_pe

11 Jul 2020 | 15:04 h

En la última semana, por lo menos cinco publicaciones replicaron la información vertida por el médico internista Stalin Vilchez, en una entrevista realizada por Correo.

Dentro de las recomendaciones que el profesional de la salud ofreció, se encontraba una técnica de “aseo bucal extremo” para, supuestamente, prevenir el contagio de la COVID-19. Incluso, compartió la forma en la que él mismo la practica: “Yo me cepillo y luego con yonque o cañazo hago mi enjuague bucal, y después lo boto”, declaró para Correo.

Hasta el 9 de julio, el viral fue compartido en más de 790 ocasiones.

Sin embargo, a pesar de que parte de la premisa de que una correcta higiene bucal ayuda a combatir la carga bacteriana, algo analizado por varios estudios, “no hay evidencia científica que de ese enjuague a base de alcohol funcione” realmente, de acuerdo al decano del Colegio Odontológico del Perú, David Vera.

No está probado que hacer enjuague con licor o bebidas alcohólicas prevenga el contagio de COVID-19

El yonque o cañazo es un aguardiente que proviene de la destilación de la caña de azúcar y suele poseer entre 30 % y 59 % de volumen de alcohol.

En comunicación con La República, el también presidente del Congreso Nacional de la Sociedad Peruana de Endodoncia afirmó que no se han realizado estudios que demuestren la eficacia de enjuagarse la boca con este tipo de licor para prevenir el contagio de la COVID-19, por lo que lo compara con la “receta casera del enjuague con bicarbonato de sodio”. En un artículo anterior, Verificador demostró la poca fiabilidad de este técnica casera para erradicar el coronavirus en el organismo de la persona.

PUEDES VER: Lista de alimentos restringidos para pacientes que “tomaron ivermectina” es imprecisa

Asimismo, un documento publicado por la Organización Mundial de la Salud estableció una serie de precauciones ante la información que vincula a las bebidas alcohólicas con la COVID-19.

La OMS advierte que una persona debe evitar mezclar “bebidas alcohólicas y medicamentos (ni siquiera los de herboristería y de venta sin receta), pues su eficacia podría verse reducida, o podría aumentar su potencia hasta un nivel en el que resulten tóxicos y peligrosos”.

Recomendación de la OMS respecto al consumo de alcohol.

A pesar de que sí se han publicado estudios acerca de la importancia de una adecuada salud oral, Verificador pudo constatar que no se incluye al yonque, cañazo ni ningún tipo de destilado de caña en las investigaciones publicadas en las revistas de medicina más importantes como Nature, The Lancet o Science.

Mantener una buena higiene oral sí puede reducir la carga bacteriana

En ese sentido, David Vera distingue al cloruro de cetilpiridinio (CPC) como uno de los medicamentos que funciona como un efectivo antibacteriano al momento de efectuar procedimiento de limpieza bucal y que podría evaluarse como un medio para disminuir la carga viral del virus.

Su posición se basa en un estudio publicado en Function, de Oxford, el cual defendía que el enjuague oral puede “considerarse como una forma potencial de reducir la transmisión del SARS-CoV-2″, pero especificaba que “para probar esto podría incluir la evaluación de nuevas formulaciones existentes o específicamente diseñadas en ensayos de inactivación viral bien diseñados, luego en ensayos clínicos”.

Cabe precisar que ese estudio revisó los efectos antimicrobianos (o antisépticos) de las sustancias que componen los enjuagues bucales en “los herpesvirus, los ortomixovirus, los paramixovirus y otros tipos de coronavirus”, según Verificado de México. No incluyó al virus SARS-CoV2, causante de la COVID-19.

Por otro lado, el CPC cuenta con la función de sustantividad. “Esta propiedad permite que todo agente que coloquemos en la boca vaya a distintas zonas de la misma y libere su sustancia farmacológica lentamente entre tres a cinco horas”, señaló Vera.

El Colegio de Higienistas Dentales de Madrid también propone el uso de este colutorio ya que “ayuda” a disminuir la carga microbiana oral.

PUEDES VER: Es falso que la carne roja modifique el nivel de pH en la sangre

Una publicación del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España estableció que en las “personas con un curso clínico más grave, la carga viral es de hasta 60 veces mayor que las que tienen un curso más leve”.

Así como es importante evaluar los efectos de un correcto aseo bucal con el medicamento adecuado, la higiene oral también puede evitar una infección que pueda agravar el cuadro clínico del paciente COVID-19, apunta el profesional de la salud.

“Tuve dos pacientes. Una señora diabética y otra sin factores de riesgo. A ambas les expliqué y le entregué a cada una un enjuague bucal, cepillo de dientes y pasta dental. A los dos días regresé y a la diabética la encontré mejor y fue dada de alta. En cambio, la otra señora no se cuidó, no hizo caso y falleció”, aseguró Stalin Vilchez en la entrevista reproducida por las publicaciones en redes sociales.

PUEDES VER: Es falso que proyecto de Ley en Chile busque despenalizar la “efebofilia”

José Agustín Zerón, especialista en Endoperiodontología y director de la Revista de la Asociación Dental Mexicana, recientemente publicó un artículo donde manifiesta que “la higiene oral con pasta y cepillo podría ayudar a tener menor carga microbiana, menor probabilidad de proliferación de patógenos y una significativa mejoría de la inflamación sistémica”.

Lo mismo sucede con Oral hygiene risk factor, otra reciente investigación publicada en el British Dental Journal donde se llega a conclusiones similares.

Si bien la literatura científica ya remarca la importancia del aseo bucal en la reducción de la carga microbiana, no hay evidencia médica de que las personas que no siguieron el tratamiento sugerido por Vilchez hayan fallecido por no seguir “sus recomendaciones”.

La entrevista original fue rectificada

La nota original publicada por Correo fue actualizada el 6 de julio, días después que su contenido sea viralizado. En conversación con La República, Rodolfo Cruz, presidente del Cuerpo Médico del Hospital Regional de Lambayeque, confirmó que esta se vio modificada para aclarar que la técnica de “aseo bucal extremo” correspondía solo a la opinión personal del doctor Vilchez y que no estaba incluida en el protocolo del nosocomio.

Uno de los virales que replicó la nota original.

Al mismo tiempo, fue emitido un comunicado en la página de Facebook “Medicina Interna Stalin Vilchez” señalando lo indicado por el doctor Cruz.

Rectificación firmada por el doctor Stalin Vilchez.

Conclusión:

Los virales se basan en las recomendaciones en cuanto a “higiene bucal extrema” propias del doctor Stalin Vilchez y no forman parte del protocolo oficial del Hospital Regional de Lambayeque. Si bien un estudio han demostrado que medicamentos como el cloruro de cetilpiridinio (CPC) puede actuar como antibacteriano y ha resaltado su potencial, ha recomendado más investigaciones sobre el tema. Por otro lado, la propuesta de Vilchez carece de sustento científico: el enjuague con yonque y cañazo no previene el contagio de coronavirus. Por lo tanto calificamos este viral como falso.

*Artículo publicado el 11 de julio del 2020, actualizado por última vez el 12 de julio para incluir un estudio y corregir las conclusiones de este.