Este 3 de junio un usuario compartió una publicación que acusaba a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de haberse apropiado de la investigación del “científico” alemán Andreas Kalcker “por asegurar que el producto de su investigación, el dióxido de cloro (MMS o CDS), es un poderoso oxigenador celular, excelente aliado para superar muchas enfermedades”.

“Kalcker fue descalificado por la élite, OMS y farmacéuticas; que dijeron mentiras sobre su reputación y que su creación no servía ni tenía evidencias científicas. ¡Nada fue cierto! (...) Ahora, a través de la OMS y en su Manual de Bioseguridad en Laboratorios, en la pag. 93, tienen el descaro de expresar y recomendar todas las bondades del dióxido de cloro sin darle los créditos ni reconocimientos a su creador”, decía el post falso. En solo dos días, la publicación fue compartida más de 5.000 veces.

Publicación de Facebook sobre Andreas Kalcker es falsa.

PUEDES VER Es falso que el Ministerio de Salud de Bolivia aprobó el uso del dióxido de cloro

No es cierto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende el dióxido de cloro como un “oxigenador celular”. En el Manual de Bioseguridad en Laboratorios (2005) lo describió como un potente germinicida químico, ideal para desinfectar espacios (no para curar enfermedades).

“El dióxido de cloro (ClO2) es un germicida, desinfectante y oxidante potente y de acción rápida que a menudo tiene actividad a concentraciones inferiores a las necesarias en el caso del cloro procedente de la lejía”, indicaba el documento.

Manual Bioseguridad Laboratorio 2005 OMS by Ignacio on Scribd

Por otro lado, ese documento fue publicado en el 2005 y las patentes presentadas en la página oficial de Andreas Kalcker relacionadas con el dióxido de cloro se registraron entre el 2017 y el 2018.

Patentes registradas datan del 2017 y 2018.

A diferencia de la publicación viral, Andreas Kalcker hace la distinción entre MMS (clorito de sodio activado con ácido cítrico), CD (clorito de sodio activado con ácido clorhídrico) y CDS (gas de la mezcla).

El clorito de sodio se usa como desinfectante para matar gérmenes, según la Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades de Estados Unidos en los Resúmenes de Salud Pública sobre el dióxido de cloro y el clorito.

“El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo que se descompone rápidamente en el aire. (...) Su alta reactividad le permite matar bacterias y otros microorganismos en el agua”, añadió.

Consultamos con Marcial Torres, decano del Colegio Químico Farmacéutico del Perú, quien explicó que no hay sustento científico que demuestre que los derivados del clorito de sodio se puedan utilizar en el tratamiento contra la COVID-19. El especialista refirió que un porcentaje mínimo de iones de cloro se utiliza para potabilizar el agua y librarla de microorganismos patógenos.

Sin embargo, Torres resaltó la diferencia entre un elemento líquido y el organismo humano, ya que el cuerpo emite una respuesta ante un estímulo. En ese sentido, consumir productos químicos no aprobados para ingesta de personas podría desencadenar reacciones adversas como complicaciones en el tracto digestivo.

“Beber cualquiera de estos productos hechos a base de dióxido de cloro puede causar náuseas, vómito, diarrea y síntomas de deshidratación severa. La etiqueta de algunos productos afirma que el vómito y la diarrea son comunes después de ingerir el producto”, advirtió la Administración de Medicamentos y Alimentos.

“Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes, además de tener otros usos industriales. No están hechos para que los ingieran las personas”, zanjó el organismo.

Por último, anteriormente ya desmentimos que el dióxido de cloro curara el nuevo coronavirus en una verificación anterior. En la misma línea, AFP Factual demostró que esa sustancia no aporta oxígeno al cuerpo humano y el verificador español Maldita alertó que “el CDS y el MMS pueden ser peligrosos” para la salud.

Conclusión

El Manual de Bioseguridad en Laboratorios refiere al dióxido de cloro como un desinfectante. Por otro lado, Andreas Kalcker defiende el uso del CDC y CD. Sin embargo, especialistas en salud ya han alertado sobre el daño que puede ocasionar una sustancia no aprobada para consumo humano. En consecuencia, calificamos esta publicación como falsa.

*Si duda sobre la certeza o falsedad de una publicación en redes sociales, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe cada viernes en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.