La República

larepublica_pe

24 Jun 2020 | 6:22 h

En los últimos días, circula un viral en las redes sociales que tiene como protagonista al doctor italiano Stefano Montanari. En esta ocasión, el galeno enumeró una serie de motivos por los que el uso de la mascarilla resulta perjudicial para las personas, lo cual es falso.

Científico italiano

El video original titulado “Científico italiano” fue subido a YouTube por el canal Bitácora del sur el pasado 16 de junio. En otras plataformas, como Facebook, la publicación ha sido compartida más de 9.000 veces en menos de una semana.

PUEDES VER: ES FALSO QUE TRATAMIENTO A BASE DE VAPORIZACIONES, ANTIBIÓTICOS Y ANALGÉSICOS CURE LA COVID-19

El metraje cuenta con la traducción al español de Ramón Freire, identificado como el dueño del canal de YouTube. En su presentación, el usuario asegura que, más allá de que los cubrebocas “no sirven para nada”, “son dañinos para la salud” y da el pase a la entrevista del doctor italiano. A lo largo de los seis minutos que dura el video, tanto Freire como Montanari dan una serie de datos erróneos.

Es falso que el interior de las mascarillas sea un campo de cultivo para hongos, virus y bacterias

El científico sostiene que los barbijos contienen el vapor expedido por las personas en la exhalación y mojan su interior, creando así “un campo de cultivo perfecto y muy agradable para virus, bacterias, hongos, parásitos que están en el aire”.

De acuerdo con Augusto Tarazona, presidente del Comité de Salud Pública, esto no es cierto, ya que no existen condiciones para la proliferación de estos organismos. En comunicación con La República, pone como ejemplo práctico el mismo caso de los profesionales de la salud. Dado que en los hospitales se usan mascarillas desde hace años y en periodos entre 4 hasta 12 horas, el médico infectólogo asegura que “no hay tal situación” a la que se refiere Montanari.

PUEDES VER: ES FALSO QUE LA TECNOLOGÍA 5G SEA TÓXICA PARA LOS HUMANOS O UN “ARMA MILITAR”

“Su reproducción se da en días, semanas, (...) toma su tiempo”, sostiene Tarazona al negar la posibilidad de que hongos o bacterias puedan crecer en un ambiente como los cubrebocas.

Sin embargo, advierte que su reutilización sí puede conllevar ciertos riesgos, como cuando “se utiliza por mucho tiempo una mascarilla que es descartable” o al no desinfectar correctamente, es decir, cada veinticuatro horas, aquellas que son de uso permanente.

No es verdad que las mascarillas retienen CO2 y producen acidosis

En la entrevista, el científico italiano reprodujo el supuesto de que el dióxido de carbono expulsado a través de las vías respiratorias se acumula en el interior de la mascarillas, lo que “puede provocar acidosis” y, por ende, el escenario propicio para desarrollar distintos tipos de cáncer.

Esto ha sido descartado anteriormente por la neumóloga Olga Mediano, coordinadora de área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) en declaraciones para Maldita.

En esa oportunidad, la galena sostuvo que, para que se de un caso acidosis, previa hipercapnia (nivel muy elevado de anhídrido carbónico en la sangre), “un paciente con una enfermedad respiratoria importante o con insuficiencia respiratoria crónica tendría que llevar la mascarilla de forma muy prolongada o realizar mientras tanto un esfuerzo muy importante”.

PUEDES VER: ES FALSO QUE EL USO PROLONGADO DE LA MASCARILLA CAUSA HIPOXIA

Asimismo, el doctor Tarazona afirma que al ser, tanto el CO2 como el oxígeno, moléculas de gas muy pequeñas, no tienen mayor inconveniente para atravesar las mascarillas. “Si no saliera [el dióxido de carbono], si se acumulara, no duraríamos ni media hora porque la toxicidad por CO2 es importante”, alerta.

Según el infectólogo, la concentración de dióxido de carbono “produce síntomas relativamente rápidos como dolor de cabeza, calambres, trastornos electrolíticos con otras expresiones clínicas”, pero recalca que las mascarillas “no generan una acumulación masiva de CO2”.

Para argumentar su posición, Montanari expone el caso de dos menores de edad que fallecieron en abril de este año en China al realizar actividades físicas en sus respectivos centros de estudio. Según el italiano, sus muertes fueron ocasionadas por el uso de mascarillas.

No hubo pruebas de que los niños fallecieran por el uso de mascarillas.

No obstante, la noticia original incluida en el video aclara en el texto que no había forma de probar la relación entre los decesos y el uso de la mascarilla debido a que no se realizaron las autopsias respectivas en sus cuerpos.

Es falso que la manera correcta de usar una mascarilla sea dejando de cubrir la nariz

Acabada la entrevista, Ramón Freire, quien traduce y presenta el video para “demostrar los peligros de las mascarillas”, recomienda que, en caso de usarlas, la persona “no debe cubrir la nariz”. “No es mi consejo, es el consejo de los expertos más grandes del planeta”, asegura.

Utilizar el barbijo por debajo de la nariz y solo cubriendo la boca está dentro de “lo que no debe hacerse” de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tarazona explica que “la transmisión del virus, como en este caso, del coronavirus, se da principalmente a través de las vías respiratorias”.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Por eso el estornudo y la tos, son altamente de riesgo. Si expones la nariz, estás exponiendo el ingreso de virus y bacterias. No tiene sentido”, concluye el infectólogo.

El presidente del Comité de Salud Pública sostiene que es importante aclarar este tema, pues “va en contra de una de las estrategias fundamentales en el control de la epidemia”, siendo la primera el distanciamiento físico, la segunda el uso frecuente de mascarilla y la tercera el lavado de manos e higiene respiratoria. No cumplir con alguna de las tres pone en riesgo la salud de la persona y de quienes lo rodean.

Conclusión:

El viral contiene afirmaciones falsas por parte del científico Stefano Montanari y de Ramón Freire, quien produce el metraje. La práctica médica confirma que no es verdad que las mascarillas representen un caldo de cultivo de hongos, bacterias y virus. Tampoco es cierto que produzcan acidosis por acumulación de CO2 en la sangre, ya que los cubrebocas sí permiten el paso de moléculas de oxígeno. Asimismo, es erróneo asegurar que estas deben usarse por debajo de la nariz porque de esa manera se dejan descubiertas las vías respiratorias, medio principal por el que el virus ingresa al organismo. Las mascarillas, por sí solas, no ponen en riesgo a las personas. Por el contrario, representan uno de los puntos más importantes en la preservación de la salud frente a la COVID-19. Por lo tanto, calificamos este viral como falso.