En un video difundido por redes sociales, un hombre afirmaba que unos 165 médicos habían “descubierto” que el virus de la COVID-19 había sido elaborado. “Al ser creado tiene una característica muy especial, que no se pega, no se contagia directamente”, explicó.

Video obtuvo más de 35.000 reacciones.

PUEDES VER Es engañoso que el Estado otorgará un nuevo bono para las personas mayores de 18 años

“Se juntaron 165 médicos, guiados por el doctor Buttar, en el programa del London Real TV. (...) Estudiaron el tema que estamos pasando y estas son sus conclusiones: el virus es una quimera. ¿Qué significa quimera? Que fue creado", dijo. Sin embargo, es falso que el virus haya sido fabricado.

Verificador ya desmintió que el virus fuera creado en un laboratorio, ya que, hasta mayo del 2020, la comunidad científica y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reafirmaron el origen natural del mismo.

Además, ya en abril el doctor Robert E. Garry, profesor de la Universidad de Tulane, EE. UU., le dijo a la BBC que, tras la decodificación del material genético del nuevo coronavirus, el equipo de investigadores pudo evidenciar que “no se trataba de una creación de laboratorio, sino que era producto de la evolución natural”. Esos resultados se explicaron en el artículo “Una aproximación al origen del SARS-CoV-2”, publicado en la revista científica Nature ese mismo mes.

PUEDES VER Inteligencia de EE. UU. determina que el nuevo coronavirus no fue creado

Respecto al video viral, el hombre se refiere a una entrevista ofrecida por Rashid Buttar a la plataforma London Real el 27 de abril del 2020. En la conversación, el médico afirmó, cuando hablaba sobre la distancia social, que más de un centenar de doctores le había facilitado material para elaborar sus conclusiones, no que hubiera realizado una investigación conjunta. Por supuesto, no es posible comprobar el dato de que 165 personas lo respaldaron o si estas eran profesionales de la salud.

Gracias a una nota de ColombiaCheck sobre Rashid Buttar, encontramos un artículo de The Associated Press publicado en WBTV que lo describía como un doctor ostéopata (encargado de lumbalgias, esguinces y otras patologías musculoesqueléticas) que brindaba tratamientos alternativos. Él recibió una “reprimenda” de la Junta Médica de Carolina del Norte tras ser denunciado por "terapias no probadas” en marzo del 2010. El organismo le exhortó a informar adecuadamente a sus pacientes de que sus terapias se apartaban de la medicina tradicional.

El doctor Buttar fue entrevistado por London Real.

Por otro lado, HuffPost recogió la reseña de un libro sobre el ejercicio de la medicina alternativa en Estados Unidos publicado en USA Today en el 2013, en el que se indicó que la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA) envió una carta a Butter porque vendía suplementos como si estos fueran medicamentos. “Uno de esos productos, Trans-D Tropin, había sido comercializado previamente como ‘una solución clínicamente probada para el envejecimiento’”, señaló el medio.

“Concluyeron (...) que se ha contagiado a través de vacunas. Las personas que murieron, la mayoría como ustedes saben fue en China y en Italia y antes de eso se vacunó a la población adulta de ahí", indicó el hombre del clip difundido por redes sociales. Eso es falso, ya que, desde abril de 2020, Estados Unidos superó a Italia en el número de casos y fallecimientos por COVID-19, según la BBC.

Hasta la fecha, 14 de junio del 2020, Estados Unidos es el país con más contagios y más decesos por el nuevo coronavirus, de acuerdo al mapa mundial creado por el Centro Johns Hopkins de Ciencia e Ingeniería de Sistemas.

Captura del mapa mundial de contagios, expansión y muertes por coronavirus de Johns Hopkins University.

“Bueno, y en Italia se hicieron 500 autopsias (...) y descubrieron que los protocolos (de la OMS) estaban mal. Y que no es un virus que afecte vía aérea, es vía sangre, trombosis. No hay que tratarlo con un ventilador. Hay que tratar a la sangre con anticoagulantes”, aseguró.

El nuevo coronavirus no es una trombosis. Tanto las afecciones respiratorias como la trombosis constituyen manifestaciones de la COVID-19, que es una “enfermedad multisistémica”, según el infectólogo de la Sociedad Peruana de Enfermedades Infecciosas y Tropicales (SPEIT) Manuel Espinoza. El origen del rumor se encuentra en un estudio italiano malinterpretado, como lo explicamos en una verificación anterior.

El Hospital Castel San Giovanni de Piacenza en Italia realizó autopsias a pacientes fallecidos y demostró que el virus SARS-Cov-2 se manifestaba también a través de la coagulación intravascular diseminada (trombosis), la cual era una de las causas de fallecimiento de los pacientes con COVID-19.

“La doctora Chinda Brandolino de Argentina desglosa magistralmente y muestra incluso cómo fue creado y qué cosas se le agregaron para hacerlo más peligroso. (...) Las mascarillas no sirven de nada, excepto para que la gente se debilite", aseguró el hombre del video.

En Verificador tenemos un artículo dedicado a comprobar un video de Chinda Brandolino, en el que arremetía contra las vacunas sin base científica, repitiendo bulos. Además, comprobamos que es falso que las mascarillas “debiliten” a las personas. Si bien, como ya informamos, no es un método infalible, sirve como medida preventiva ante el contagio y hasta puede usarse para actividades físicas, como lo explica una nota informativa de la sección Salud.

“El 5G no tiene nada que ver con este virus, pero sí tiene que ver con todos los virus, porque debilita al ser humano. Entonces, esas protestas que se están haciendo en otras partes del mundo, aquí. En nuestros países sí se han incendiado y se han dinamitado torres 5G porque cuentan con ayuda de la gente que está preparado para eso”, afirmó el hombre del video.

Las antenas de redes 5G utilizan radiación de baja energía (no ionizante) que no es peligrosa, de acuerdo a la OMS y a parámetros internacionales establecidos, tal como demostramos en un artículo anterior de verificación.

Después, el hombre de acento sudamericano indicó que los círculos de poder "desean bajar la población mundial, de un 10 % a un 15 % con las vacunas”.

Esto también lo afirmó la legisladora italiana Sara Cunial. Se trata de la malinterpretación de un discurso de Bill Gates, en el que él habla sobre estrategias para disminuir el crecimiento demográfico (ralentizar la velocidad con que la población crece), no la población en sí. Lo desarrollamos en un artículo anterior.

“Y los que murieron fue la población adulta, exactamente lo que decía la presidenta del Fondo Monetario Internacional, que decía que habían muchos ancianos, y esos ancianos estaban haciendo una merma en el sistema económico y había que ver la posibilidad de limitar la edad de ellos”, aseguró.

Es falso que Cristina Lagarde dijo que era un “riesgo para la economía” que los ancianos vivieran demasiado. Eso lo verificamos en un artículo anterior. En resumen, la nota de prensa número 4 sobre el el Informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR) del 2012 apuntó que los gobiernos debían buscar el crecimiento de la economía y de las contribuciones a los planes de la jubilación por el llamado “riesgo de la longevidad”. Sin embargo, la expresidenta del FMI no estuvo durante la presentación de ese documento.

“Y lo dice Bill Gates, que antes hacía antivirus para computadoras y ahora hace antivirus para personas. (...) La idea es que la gente no se reproduzca tanto”, agregó.

Como explicamos en un artículo anterior sobre Bill Gates, el cofundador de Microsoft apoya la implementación de las vacunas para reducir la mortalidad infantil. No se trata, pues, de disminuir la población, sino la velocidad en que esta crece. “Descubrimos que, conforme la salud mejora, las familias deciden tener menos hijos”, declaró en un video de su canal. Es decir, no se trata de los componentes de los tratamientos de inmunoterapia, sino la calidad de vida que ofrecen.

“Lo peligroso es que se inyecta, va a ir en vacunas, lo dice la doctora Teresa Forcades, lo dicen estos 165 médicos junto al doctor Butare en el programa London TV de Inglaterra”, finalizó el hombre del video viral.

Teresa Forcades se hizo conocida en el 2010 por criticar las campañas de vacunación contra la gripe A. A pesar de ser descrita por medios internacionales como la “monja médica antivacunas”, en el 2015, cuando se lanzó a la política, reconoció la importancia de ellas. “La posición que yo defiendo es la de evitar, al máximo, vacuna sí-vacuna no. Pues mire, depende. En sí, como idea es perfecto. Hay vacunas que han pasado controles y hay las que debemos considerar experimentales”, declaró para Europa Press de acuerdo a un video publicado en YouTube en el 2015.

En ese sentido, un artículo de El País del 2015 apuntó inconsistencias en su discurso como, por ejemplo, indicar que el aluminio presente en las vacunas contra la Gripe A representaba un riesgo. Ella no se refería al nuevo coronavirus. Por lo tanto, esa última afirmación del hombre del video también es falsa.

Al respecto, existen estudios que indican que la cantidad pequeña de ese elemento no representa un riesgo para la salud. “Las exposiciones episódicas a las vacunas que contienen adyuvante de aluminio continúan teniendo un riesgo extremadamente bajo para los bebés y que los beneficios del uso de vacunas que contienen adyuvante de aluminio superan cualquier preocupación teórica”, concluyó el estudio Farmacocinética de aluminio actualizada después de exposiciones infantiles a través de la dieta y la vacunación, del 2011.

Conclusión

Este video contiene gran cantidad de bulos. Aunque la fuente del hombre que habla frente a la cámara es, efectivamente, un doctor ostéopata de Estados Unidos, cabe indicar que ha sido señalado como un difusor de desinformación en el país donde ejerce su trabajo. Por otro lado, todo el clip contiene referencias a otros rumores desmentidos anteriormente por sitios de fact-checking. Por lo tanto, concluimos que es falso.