EN VIVO - Alianza Lima vs. Sport Boys: sigue el minuto a minuto del partido por la Liga 1 Betsson

Casona de San Marcos: remanso cultural en el Centro de Lima

Plataforma_glr

Declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, la histórica sede sanmarquina es un hoy un importante centro cultural y un símbolo del quehacer universitario del país. 

Luis Pérez / Revista Rumbos
 
Tan solo basta poner un pie aquí para que el característico bullicio del Centro Histórico de Lima, se quede atrapado en sus viejos jirones, avenidas y callejones. Adiós Parque Universitario. Bievenida Casona de San Marcos. Aquí, la puerta principal divide al mundo en dos, el que vive a mil por hora, y el que se entrega al trabajo artístico e intelectual.  
 
 
Arquitectura colonial en sus portales de la Casona de San Marcos. Foto: CCSM
 
Viaje al pasado. Primera parada: Patio de Derecho. Una pileta en el centro, palmeras y arquitectura colonial. Los pasos se intimidan con el silencio centenerio e histórico. Así es la monumental Casona de San Marcos. El recinto que ha 'sobrevivido' a varias metamorfosis y es mudo testigo del pasar de ilustres intelectuales y pensadores que escribieron y escriben en el gran libro del pasado y el presente del Perú.
 
Y es que el actual Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos fue el escenario de trascendentales acontecimientos en la historia del país.
 
Según los registros históricos, el acaudalado español Antonio Correa Ureña, el 5 de noviembre de 1605, hizo un donativo económico para la construcción del noviciado San Antonio Abad de la Orden Jesuita.
 
Más tarde, a mediados del siglo XVIII, el perímetro dejó de ser solo una capilla y dos patios, para extender sus dominios hasta las inmediaciones del actual Palacio de Justicia.
 
En pleno apogeo habitacional, en 1746, un terremoto la dejó en escombros. Una nueva Lima se edificaba. Pero lejos de los cambios arquitectónicos, la Casona mantuvo su estilo colonial
 
Expresiones multiculturales en la Casona. Esa es una de las características de San Marcos. Foto: CCSM
 
Los cinco patios, la capilla Nuestra Señora de Loreto y la iglesia de San Carlos se reedificaron antes de que los jesuitas sean desalojados y expulsados del Perú, por orden de la corona española.
 
En 1769, las instalaciones pasarían a ser la sede del Real Convictorio de San Carlos. Una escuela pedagógica orientada a formar alumnos de altos potenciales y buenas costumbres.

De escuela pedagógica, a sede universitaria

En 1867, durante el gobierno de Mariano Ignacio Prado, las aulas de formación del Convictorio de San Carlos se convirtieron en las cátedras de las facultades de Humanidades y Derecho de la Universidad de San Marcos, que dejaba las instalaciones de la Plaza de la Inquisición y los claustros del actual Convento de San Domingo, donde se fundó el 12 de mayo de 1551 por la Real Cédula del emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico.
 
Con el paso del tiempo y el crecimiento de Lima por las migraciones del campo a la ciudad, la universidad requería de mayores espacios para atender a su alumnado. La solución era trasladarse a otro lugar más amplio.
 
El Salón General, uno de los espacios históricos de la sede sanmarquina. Foto: CCSM
 
La Hacienda Aramburú, en las actuales avenidas Venezuela, Universitaria y Óscar R. Benavides (ex Colonial) del Cercado de Lima, sería el espacio ideal para edificar la Ciudad Universitaria de San Marcos. El cambio de sede traería el abandono y el deterioro de la histórica Casona, tanto así que el general Juan Velasco Alvarado, presidente de facto del país, anunciaría su demolición
 
Nunca ocurrió. Años después, en 1989, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Instituto Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura), suscribieron el Convenio Perú-España con el objetivo de restaurar el monumento arquitectónico y ponerla en valor para su uso cultural.
 
Fue así que el 28 de noviembre de 1995, nació el Centro Cultural de San Marcos que, actualmente, cuenta con los patios de Derecho, Jazmines, Chicos y Ciencias; dos salones históricos (de Grado, conocido como capilla de la Virgen de Loreto, y el General); unidades artísticas (ballet, coro, danza, banda de músicos y teatro); la Biblioteca España de las Artes y el Museo de Arqueología y Antropología de la UNMSM.
 
A pesar de los golpes que recibió, la Casona de San Marcos es parte de la historia del país y un remanso de cultura en el acelerado Centro de Lima. 
 
Clases de danza en el Centro Cultural. Foto: CCSM
 

En Rumbo

Dónde: Centro Cultural de San Marcos, Parque Universitario, intersección de las avenidas Abancay y Nicolás de Piérola (ex Colmena), Centro Histórico de Lima.
 
Guiado: Lunes a sábados (9:00 a.m. – 1:00 p.m. / 2:00 – 5:00 p.m.).
 
Costo: S/. 5.00