VRAEM - Reportan muerte de 2 miembros de las FF. AA. en enfrentamiento contra terroristas
Turismo

Suiza: ¿por qué viajar a este país y cuáles son sus ciudades más hermosas?

En Suiza encontrarás montañas y paisajes impresionantes, pero también muchas ciudades que te deslumbrarán con su historia, arte y cultura.

Zurich es una de las ciudades más grandes y más hermosas de Suiza. Foto: TripAdvisor
Zurich es una de las ciudades más grandes y más hermosas de Suiza. Foto: TripAdvisor
La República

Suiza no solo es uno de los países con mejor calidad de vida, sino también uno de los más encantadores de Europa e incluso del mundo por su riqueza natural y cultural. Alpes, fondue, chocolate, relojes y yodel son las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza al pensar en él, pero seguro no sabías que también tiene muchas ciudades bellas, llenas de historia, tradición, color y atractivos turísticos para todos los gustos.

Si te animas a visitar Suiza, aquí te dejamos una lista con las ciudades del país alpino que no te puedes perder. Algunas son grandes y cosmopolitas, como Ginebra y Zurich, mientras que otras son más conocidas por su arraigada tradición arquitectónica y sus increíbles parajes cercanos, como Thun y Friburgo. Hay destinos para todos los gustos.

En caso pienses viajar, no olvides consultar los requisitos que pide Suiza a quienes deseen entrar a su territorio, así como visitar las webs y redes sociales de cada localidad para revisar las medidas vigentes por la pandemia. Si planeas volar a Suiza desde Perú, recuerda también el protocolo preventivo para trasladarte de forma segura por avión al extranjero.

¿Por qué viajar a Suiza?

Existen muchos motivos por los cuales querrás viajar a Suiza. Uno de ellos es la gran cantidad de maravillas naturales que encierra: sus lagos de todos los tamaños y sus ríos en torno a los cuales se forman interesantes lugares de ocio, pero también sus bosques, cascadas como la Mürrenbachfall y glaciares como el Aletsch. De esta forma, el país ofrece atractivos y bellos paisajes para diversas épocas del año.

Párrafo aparte merecen las montañas suizas: tres quintas partes de su territorio están formadas por los Alpes, que tienen aquí algunas de sus montañas más icónicas, como el Matterhorn de 4.478 metros de altitud, o el Monte Rosa, de 4.634 m. s. n. m.; estos picos figuran entre los retos favoritos para montañistas de todo el mundo. En las zonas montañosas también hay sitios ideales para la práctica del esquí, el trekking y diversos deportes de invierno.

Las montañas, lagos y parajes naturales de Suiza la hacen un destino de renombre. Foto: AFP

Suiza también destaca por su deliciosa gastronomía, en la cual resaltan como productos estrella el queso y el chocolate; su tradicional industria de los relojes, y sus pintorescas ciudades, rodeadas por la naturaleza y que custodian siglos de arte y grandiosos monumentos. Finalmente, cabe resaltar que este país es uno de los más sostenibles y de mejor calidad de vida.

¿Cuáles son las ciudades más bonitas de Suiza?

Por su propia naturaleza, importancia histórica y desarrollo cultural, Suiza posee muchas ciudades de gran belleza. Aquí te mostramos las mejores:

Zurich

Es la ciudad más grande de Suiza y se ubica en la confluencia del lago Zurich con el río Limmat. En su centro histórico o Altstadt podrás encontrar antiguas viviendas medievales y edificios gremiales del Renacimiento. También están el Museo Nacional, que reseña la historia y cultura del país de principio a fin; la Iglesia de Grossmünster, enorme templo románico del siglo XIII; y el Bahnhofstrasse, calle con exclusivas tiendas de marcas como Louis Vuitton y Tiffany & Co.

El río Limmat, la iglesia de Grossmünster y el Bahnhofstrasse son tres de los atractivos de Zurich. Foto: composición/AFP/Flickr

Ginebra

Considerada una de las ciudades más cosmopolitas del país, Ginebra está situada a orillas del lago Leman y en la salida del Ródano, y alberga a instituciones como la Cruz Roja y la OMS. Resaltan la Catedral de San Pedro, desde cuyas torres tendrás una gran vista de la ciudad y los Alpes; el barrio de Carouge, con su estilo mediterráneo; el Jardín Inglés, espacio verde ideal para relajarse; y los populares baños públicos de Paquis, con sus saunas y restaurante.

Ginebra es una bella ciudad a orillas del lago Lemán. Foto: AFP

Berna

La capital de Suiza tiene muchos rincones atractivos. Recomendamos la Catedral con su campanario de 100 metros de alto (el más elevado del país); la Zytglogge, torre medieval con un gran reloj; la calle Kramgasse, con sus arcos, fuentes con figuras renacentistas y tiendas de artesanías; el Kunstmuseum, que alberga obras de artistas como Monet, Renoir, Picasso y Van Gogh; y la casa museo de Albert Einstein, donde el científico vivió y trabajó en algunas de sus teorías más conocidas.

La Zytglogge y la Catedral son dos de los edificios más emblemáticos de Berna. Foto: composición/My Switzerland/TripAdvisor

Lucerna

Ubicada en las orillas del lago de los Cuatro Cantones, esta ciudad posee sitios turísticos de gran belleza como los puentes cubiertos de la Capilla y el Spreuerbrücke, el casco antiguo con plazas como la del Vino y la del Grano, la antigua muralla con sus nueve torres y su reloj, y la famosa escultura en piedra del León de Lucerna. Desde aquí parten muchos tours a los cercanos lagos y a montañas como el Stanserhorn con su teleférico descubierto.

Los puentes techados de madera son algunos de los grandes íconos de Lucerna. Foto: TripAdvisor

Lausana

Esta ciudad es un fuerte atractivo turístico y está muy asociada con la vida universitaria. Destacan aquí la Catedral del siglo XIII con sus monumentos funerarios y su rosetón, sus lujosos hoteles como el de l’Angleterre o el Beau-Rivage Palace, el barrio de Ouchy con sus calles de compras, el Museo Olímpico, el Museo del Elíseo (dedicado a la fotografía) y el castillo Beaulieu con su colección de l’Art Brut.

Además de su vibrante actividad, Lausana también guarda muchos tesoros históricos. Foto: Inat

Basilea

Esta ciudad está muy cerca de la frontera con Francia y Alemania y está en las riberas del legendario río Rin. En ella resaltan especialmente sus áreas verdes y jardines botánicos, así como su variada oferta de museos: el Kunstmuseum (que guarda cuadros de artistas como Picasso y Matisse), el de la Música, el de Historia de la Farmacia y el de Casas de Muñecas. Visita también la catedral Basler Münster, la puerta Spalentor y el barrio Kleinbasel.

Basilea, ubicada a orillas del Rín, es una de las ciudades más escénicas de Suiza. Foto: AFP

Thun

Las fachadas de colores y las aceras elevadas son sellos distintivos del centro histórico de esta ciudad, el cual se ubica en una pequeña isla del río Aar. La arquitectura medieval abunda en este casco antiguo y la ciudad es dominada por un enorme castillo blanco del siglo XII, el cual contiene un museo de historia. Puedes recorrer el lago Thun en una embarcación e incluso participar de excursiones a sitios como el Valle de Lauterbrunnen.

El castillo de Thun domina el panorama del centro histórico de esta ciudad. Foto: BLS AG

Friburgo

Esta localidad está situada sobre un paso montañoso que la divide en dos secciones: la alta, con los edificios históricos y la Catedral de San Nicolás, edificada sobre un promontorio rocoso; y la baja, a orillas del río Sarine; un antiguo funicular une a ambas zonas. Las fuentes históricas están entre las más bellas de Suiza y las murallas medievales se pueden transitar en esta ciudad donde se hablan tanto el alemán como el francés.

Friburgo está situada sobre un paso montañoso. Foto: Flickr

¿Cuántas ciudades hay en Suiza?

En total, Suiza cuenta con más de 5.000 localidades, aunque oficialmente se denominan ciudades a aquellas que superan los 10.000 habitantes; actualmente, 143 de ellas cumplen con ese criterio. Las más pobladas son Zurich, Ginebra, Basilea, Lausana, Berna, Winterthur y Lucerna, aunque incluso los poblados más pequeños están dispuestos a darte una sorpresa con sus tradiciones, su colorido y el cariño de su gente.

¿Cuál es la capital de Suiza?

La capital de Suiza es Berna, una ciudad que al 2017 contaba con 133.115 habitantes. En esta ciudad residen el Gobierno, el Parlamento, los ministerios, la Cancillería federal y diversas embajadas internacionales.

¿Cuál es la comida típica de Suiza?

Quizá el plato típico más conocido de Suiza es la fondue de queso, que consiste de queso derretido (usualmente gruyere, vacherin o de Appenzell) en el cual se remojan trozos de pan. Según los relatos, el origen del plato estaría en el hecho de que los pastores y los montañeros fundían el queso duro para comérselo.

El fondue es quizá el plato más conocido de la gastronomía suiza. Foto: Flickr

Otro platillo muy popular y tradicional es el rosti, una especie de tortilla elaborada con papas, panceta, manzana, queso y hierbas frescas. También destacan el malakoff (especie de buñuelos de queso), el muesli de Bircher (copos de avena con fruta troceada y leche), el Zürcher geschnetzeltes (que mezcla trozos de ternera con demi-glace, vino blanco y cebolla) y los älplermagronen (fideos con papas, queso, crema y cebolla).

El rosti, tortilla a base de papas, es otro famoso platillo suizo. Foto: The Telegraph

Por último, no podemos hablar de la comida suiza sin mencionar sus mundialmente famosos chocolates. Fue en este país europeo que se originaron la tablilla de chocolate y el chocolate con leche.

Suiza tiene una reconocida industria chocolatera. Foto: Swiss Food

¿Cuál es el idioma de Suiza?

En Suiza existen cuatro idiomas oficiales: el alemán, el francés, el italiano y el retorrománico. El primero tiene mayor dominio en el norte, centro y este del país, y es mayormente hablado en su variante local (suizo-alemán), algo diferente del alemán estándar y con sus propios dialectos según la región, como Zurich o Basilea. No obstante, la población aprende el alemán estándar (hochdeutsch) en las escuelas. En las zonas occidentales, entretanto, predomina el francés.

¿Cuáles son las costumbres de Suiza?

A continuación, te describimos algunas de las costumbres más pintorescas y características de Suiza:

  • Pastoreo alpino de verano: cada verano, los ganaderos llevan a sus reses hacia las praderas de montaña. Esto incluye la elaboración de quesos alpinos, las luchas de vacas y la celebración del Bénichon o fiesta de la cosecha. Cuando inicia el otoño, ocurre el ‘desàlpe’ o descenso, en el cual el ganado baja ataviado de flores y es recibido con música.

El ascenso y descenso del ganado vacuno a las montañas está lleno de coloridas tradiciones. Foto: House of Switzerland

  • Canto tirolés: también conocido como Yodel, esta forma de canto era utilizado en la comunicación de los granjeros. Actualmente suele interpretarse con grupos de dos a cinco vocalistas y sobre todo en las zonas de habla alemana y francesa. Usualmente, es también acompañado por la música del acordeón.
Lazy loaded component
  • Cuerno alpino: este instrumento de viento era empleado para llamar a las vacas a que vayan a los establos cuando era tiempo de ordeñar. Olvidada con el tiempo, fue revalorizada a partir del siglo XIX y hoy en un símbolo de Suiza.
Lazy loaded component

Restricciones de ingreso a Suiza

Las personas que estén completamente vacunadas contra la COVID-19 podrán entrar a Suiza sin restricciones y únicamente deberán completar el formulario exigido por las autoridades. Adicionalmente, se requiere un certificado COVID para ingresar a espacios como museos y ciertos restaurantes. Los ciudadanos peruanos que no estén vacunados o recién se hayan recuperado del coronavirus deberán presentar el resultado de dos pruebas: una emitida hasta 72 horas (si es PCR) o 48 (si es de antígenos) previo al viaje, y otra entre 4 a 7 días después de la llegada al país, cuyo resultado debe ser informado a las autoridades cantonales.

¿Cuáles son las medidas para vuelos internacionales desde el Perú?

Si vas a viajar en avión desde el Perú a algún destino en el extranjero, recuerda las recomendaciones del Gobierno peruano durante la pandemia: uso de mascarilla, distancia social de un metro como mínimo y revisar la señalización. En caso viajen mayores de 65 años o menores de 14, se deberá llenar y entregar la declaración jurada respectiva. Estos últimos deben estar acompañados por un padre o tutor debidamente acreditado.

Si te encuentras en Lima, te recomendamos llegar al aeropuerto hasta tres horas antes de la partida del vuelo.