Cargando...
Redes Sociales

Perrito travieso se come 2 pastillas clonazepam y en poco tiempo se queda dormido

La dueña del can enseñó el caso de su mascota en TikTok para advertir a las personas sobre el alto riesgo de dejar objetos peligrosos al alcance de sus engreídos.

El perrito se quedó dormido luego de ingerir las pastillas. Foto: composición LR/@dukegolden3/capturas de TikTok

Te sorprenderá. Los perritos son animales juguetones y muchas veces encuentran cosas que no deberían comer. Ese fue el caso del perrito Duke, quien se volvió viral en TikTok por digerir dos pastillas de clonazepam y quedarse dormido.

En las imágenes compartidas por la cuenta @dukegolden3, se pudo conocer la historia de este animalito que aprovechó la distracción de su cuidadora para jugar en la sala y comerse las tabletas que encontró en una mesa.

Lo preocupante de la situación fue que la mascota devoró medicamentos para dormir. Aunque en un inicio se veía activo y corría por todos lados, pronto comenzó a sentir los efectos del clonazepam.

La dueña del perrito Duke explicó a sus seguidores que pronto supo de la situación, llamó al veterinario para informarle; sin embargo, contrario a sus preocupaciones, el médico le precisó que debido a las pocas tabletas que ingirió su mascota no corría peligro y solo se quedaría dormida.

El susto que tuvo la joven le sirvió de lección para tener más cuidado con lo que deja al alcance de su perrito. El video viral de TikTok cuenta con más de 17 millones de visualizaciones.

Perrito travieso entra a su casa cubierto de lodo y ensucia todas las paredes

Los animales se han vuelto virales en las redes sociales tras conocerse los divertidos clips que protagonizan. Ciertamente, a través de TikTok se pudo conocer la travesura que realizó un cachorro cuando salió a jugar al jardín de su casa. Él había jugado con barro e ingresó a su hogar completamente sucio.

En las imágenes compartidas por la cuenta @jess.ar2 se puede observar cómo la mascota había dejado embarradas todas las paredes de su casa con lodo. Luego de que entrara corriendo, el can intentó comer y seguir jugando a pesar de que su dueña lo estaba regañando.