“Wari era un imperio primigenio”

Gonzalo Rodríguez. El arqueólogo de la Universidad Católica es uno de los responsables del tomo Wari, el gran imperio andino y la cultura Tiahuanuco de La República.

Gonzalo Rodríguez. El arqueólogo de la Universidad Católica es uno de los responsables del tomo Wari, el gran imperio andino y la cultura Tiahuanuco de La República.

Es arqueólogo egresado de la Universidad Católica con una tesis sobre Wari, un estudio sobre las tumbas de Cochapata. Gonzalo Rodríguez también tiene un posgrado en la U. de Nueva York y ha investigado  Tiahuanaco, Caral, entre otras culturas prehispánicas.
Gonzalo Rodríguez es uno de los responsables del sétimo volumen de la colección Culturas Antiguas del Perú de La República, el dedicado a la cultura Wari y Tiahuanaco, que saldrá el domingo con nuestro diario.
 
¿Qué te motivo estudiar Wari?
Cuando era estudiante me inquietó su arquitectura. Además, por ser una cultura muy amplia y al mismo tiempo poco  conocida. También me fascinó la estética del arte Wari. Y por coincidencia, hubo un proyecto para trabajar tres meses en Ayacucho, pero me quedé cinco años.
 
¿Qué es la cultura Wari en concreto?
Era un imperio primigenio, es el primer experimento de lo que va a ser un imperio, por eso es tan difícil describirlo. Los primeros intentos de algo nuevo siempre tienen rasgos de lo anterior. Es claro que Wari es un gran Estado. Al principio se le confundía mucho con la cultura Tiahuanaco. Lo que no está claro es cómo ejercía su dominio esta cultura en un área tan extensa?
 
¿Era un estado militar?
Posiblemente, porque hay muchas representaciones de guerreros y hay evidencias de violencia. Pero no podemos dejar de lado esa parte más política, diplomática. La ideología, la religión, que está representada generalmente con el dios del báculo, debía de ser un mecanismo  fuerte de persuasión.
 
¿Sometimiento a través de la religión?
Sí, pero también con lo militar, hay evidencias de eso.
 
El dios de los báculos, ¿qué origen tenía?
Es uno de los grandes enigmas, se le ha tratado de relacionar con los dioses de diferentes culturas, de deidades como Chavín, con la figura de la estela de Raimondi. No sabemos realmente qué es lo que representa. Se le relaciona con la fecundidad o con fenómenos atmosféricos.
 
¿Cómo  administraban un territorio tan vasto?
Algunas veces los Waris han sido vistos como los precursores de los incas, entonces considero que tenían una red de caminos, aún muy poco conocidos, semejantes a la red del Capac Ñan, que conectaban las ciudades wari. Es admirable la planificación de sus ciudades.
 
¿Convivieron con Tiahuanaco?
No, se tiene claro que coexistieron y que las tuvo en varias etapas. Había diferencias, pero al mismo tiempo guardaban alguna relación, en algunas etapas más que en otras.
 
¿Wari también  llegó a la selva?
Sí, en la selva alta, hay un descubrimiento reciente, el de Espíritu Pampa.
 
¿El supuesto Señor Wari?
Sí, se encontró un entierro con un ajuar importante, objetos de metal y cerámica, claramente wari. Es muy curioso ese tema porque siendo un estado grande nos hemos contrariados al preguntar dónde están los grandes restos, entierros y señores Wari.
 
¿Quién empezó a estudiar Wari? ¿Luis G. Lumbreras?
En el Perú, el primer arqueólogo que fue a  Wari  fue Julio C. Tello. Hace poco se publicó parte del diario que se tiene en el archivo Tello para poder conocer los trabajos que hizo. Después de Tello, los arqueólogos más importantes en la definición de Wari han sido Guillermo Lumbreras y Dorothy Menzel, arqueóloga norteamericana. Pero antes fue Rafael Larco Hoyle, que trabajaba en la costa norte, indicó que algunos restos de cerámica procedían de Ayacucho y de hecho visitó Wari.
 

Dato

Volumen 7. Este domingo dedicado a la cultura Wari y cultura Tiahuanaco. Con cupón de La República a S/.10. Sin el cupón, S/.15.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO