La verdadera historia del presunto ladrón que fue castigado con un tatuaje en la frente

Plataforma_glr
11 Jun 2017 | 16:16 h

Los vecinos se solidarizaron con el menor después de lo ocurrido. Un familiar reveló que el adolescente estuvo llorando desconsolado durante la noche.

Hace algunos dias, las redes sociales no perdonaron a un adolescente brasileño de 17 años que fue captado presuntamente robando una bicicleta en Sao Bernardo do Campo. Para "castigarlo", Wesley Carvalho, un tatuador, sentó al joven en una silla, le cortó el pelo y le tatuó la frase "soy un ladrón y un vacilón" en la frente.

Sin embargo, todo habría sido distorsionado. El último domingo, el colectivo social Afro Guerrilha realizó una actividad para recaudar dinero y llevar al adolescente a una operación en la que le puedan borrar el tatuaje. ¿El motivo? El adolescente sufre problemas mentales e incluso es atendido en un centro especializado.

PUEDES VER YouTube: ingresó a robar a un estudio de tatuajes, lo atraparon y le hicieron uno de castigo [VIDEO]

Según cuenta un familiar, "el pobre muchacho lloró toda la noche y no hemos dormido por haber usado su discapacidad como una excusa para causar una crueldad. En redes sociales, se han burlado".

Incluso, el mismo dueño de la bicicleta que "estaba siendo robada", revelo que la misma estaba rota y que el muchacho no estaba intentando robarla, sino que pretendía hacerla funcionar.

Los familiares, de condiciones muy humildes, preparan una demanda contra los tatuadores que torturaron al adolecente. Ellos son asistidos por distintos colectivos sociales.

La recaudación de fondos no solo implica el tratamiento para borrar el tatuaje, sino también un tratamiento psicológico y los costos judiciales.

Video Recomendado

Lazy loaded component