El vigilante enmascarado, un musical que merodea una historia de corrupción

La obra teatral, en realidad un musical, El vigilante enmascarado, cuyas funciones en el Teatro Larco de Miraflores se realizan todos los martes y miércoles a las 8 pm, parece devolvernos algunas escenas de nuestra vida cotidiana. Nos traslada a nuestra vida política, llena de traiciones, corrupciones. Sí, la obra, dirigida por David Carrillo, con libreto de Maritza Núñez y la composición musical de Sadiel Cuentas, narra que un siniestro hombre tiene dominada la ciudad. Sus hombres trabajan para él. Las autoridades le temen. Los medios de comunicación distraen a la población, con periodistas muy tipificadas. Se aproximan las elecciones y la alcaldesa está decidida a ser reelegida, cueste lo que cueste.


En ese marco, aparece el “Vigilante enmascarado”, en realidad un humilde panadero que ha decidido luchar para que los ciudadanos no toleren los abusos y la corrupción.


La puesta parece prefigurarnos personajes muy conocidos del fujimontesinismo. En el fondo, una parodia que, por un lado, intenta ser risueña, hasta cómica y por otro, dramática. No podemos dejar de asociar, por ejemplo, aquel personaje que compraba medios de prensa. Asimismo, una periodista peliteñida que seducida por el poder, el dinero y otras galantería, se prestaba para el juego a través de su programa de canal. El musical funciona, aunque se debilita un tanto por el maniqueo de los buenos contra los malos, donde el héroe a veces parece más un superhéroe en una situación real.


Actúan Martín Velásquez, Óscar Meza, Emily Yacarini, Valentín Prado, Nella Pantoja, José Antonio Buendía, Carla Valdivia, Toño López, Bárbara Falconí y Jonathan Ram.   

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO