Redes Sociales

La noche que los héroes del rock remecieron Lima

Plataforma_glr
La publicitada presencia de Charlie Sheen pasó inadvertida ante el descomunal despliegue de rock clásico que realizaron los integrantes de Rock n' Roll All Stars, colectivo de magistrales voces e instrumentistas de bandas legendarias.Energía total.
Juan Álvarez
 
Son las 9 de la noche y ni señales de Charlie Sheen, el controversial actor ex protagonista de 'Two and a half men', a quien se había anunciado incialmente como presentador de este conglomerado de estrellas del rock clásico. 
 
En realidad, nadie pregunta por él, y si alguien siquiera lo piensa en voz baja, se olvida rápidamente cuando en el escenario aparece el melenudo Sebastian Bach y con él, los acordes de 'Welcome to the Jungle', pieza clave del repertorio de los inolvidables Guns n' Roses. 
Es entonces cuando el rubio cantante de Skid Row se disfraza de Axl Rose y despliega  toda su conocida energía para conectarse con el público, que responde sorprendido ante tamaña 'aparición'. 
 
La contundente interpretación deja en evidencia que será una noche en la que los músicos que han venido con el espectáculo Rock'n Roll All Stars no escatimarán voces ni riffs. Una banda de héroes del rock está en Lima, y estallará con todo.
 
La confirmación de esa premisa llega de inmediato, cuando en el escenario montado en el Jockey Club de Monterrico empieza a retumbar el 'Whole lotta love' de Led Zeppelin, pero más aún cuando el mítico Glenn Hughes sube a la tarima, y con él, el sonido potente de los inmortales Deep Purple, gracias al talento de un explosivo combo rockero integrado donde destacan Mike Inez, Billy Dufee y Steve Stevens –qué gran guitarrista– en las cuerdas, y Matt Sorum en la batería. 
 
Si alguien tenía dudas de la vigencia de Hughes, seguro se avergonzó por haber cometido  tamaña osadía al escucharlo interpretar el himno de los años 70' 'Highway star'.
 
Glenn no se bajaría más del escenario, pero como temporal cantante principal  deslumbraría con su interpretación de clásicos de  Black Sabath, y con su apoyo vocal a Ed Rolland, cantante de Collective Soul. 
 
Es en este momento cuando la generación de los 70' y 80' se fusiona con la de los 90', para satisfacción de una audiencia compuesta por padres e hijos y hartos muchachones. 
 
El estruendo llega otra vez con los acordes de 'Rebell yell'. Sí, esta noche hasta Billy Idol se ha hecho presente, esta vez en la voz de Rolland.
 
El rock pesado no cesa, ni siquiera cuando Joe Elliot toma la posta y, antes de dar un descanso a las gargantas con dos temas de Deff Lepard, anuncia que evocará a Freddy Mercury y a Queen con el clásico 'Tieyour mother down'.
 
Sebastian n 'Roses
 
Luego de este set, la calma se instala con una breve sesión acústica, donde Sebastian Bach vuelve a encarnar a Axl Rose en una impactante versión de 'Patiente' que sorpresivamente explota con una eufórica interpretación de 'Paradise City', que desata un delirio general, y los comentarios positivos hacia la completísima performance del recordado vocalista de Skid Row.
 
Y ese despliegue de adrenalina sirvió de inmejorable antesala a lo que, para la mayoría de los asistentes a este concierto con excelente sonido e iluminación –los organizadores del espectáculo aseguran haber vendido quince mil entradas– era el estelar: Gene Simmons.
 
La noche de Simmons
 
El popular 'demonio' de la banda Kiss apareció con su infaltable bajo y un sonoro "Viva el Perú, Carajo" (¿se lo habrán enseñado en ese recorrido por Lima que realizó en la víspera, y que incluyó Palacio de Gobierno?), y satisfizo a su fanaticada con varios temas de los seguidores del cuarteto de las caras pintadas.
 
A un lado, Carlos de la Cruz (32) lucía extasiado. Llevando la máscara que su ídolo esta vez decidió no pintarse, el muchacho cumplía su ilusión de volver a ver en directo al artista que ya había visto en su visita anterior, pero que asegura volvería a ver todas las veces que fuera posible. Para ello no le incomodaría volver a caminar así, como el demonio de Kiss, desde San Juan de Lurigancho. 
 
You are the rockstars… we 'trabajo' for you!”, recitó Simmons ante la bulliciosa audiencia, e hizo realidad esa sentencia con la esperada versión de 'Rock’n roll all nite'. 
 
Entonces el pogo que se había insinuado en la zona preferencial desde que se escuchó el set de Glenn Hughes se manifiesta ahora incontenible, y más cuando retornan al escenario todos los vocalistas que habían anticipado al siempre ubicuo organizador de la gira.
En este punto, Gilby Clark se ha sumado ya a la excelente banda de magistrales músicos, y el Jockey Club retumba esta noche como no se había visto en mucho tiempo.
 
La promesa era esa, llenar de rock la noche, y así se había cumplido.  Son las 11 p.m. y nadie siquiera menciona a Charlie Sheen. Los verdaderos héroes del rock sí llegaron y demostraron por qué el rock clásico sigue siendo eso, un clásico que seguirá siendo vigente.❧
 
Una verdadera constelación
 
Rock n' Roll Stars es:
Gene Simmons
Joe Elliott
Matt Sorum
Duff McKagan
Sebastian Bach
Gilby Clarke
Billy Duffy
Glenn Hughes
Mike Inez
Ed Roland
 
Se formó en Los Angeles y recorre el mundo rindiendo culto a sus influencias musicales: Guns N' Roses, KISS, Def Leppard, Deep Purple, The Cult, Collective Soul, Black Sabbath, Billy Idol, Velvet Revolver, Loaded y Alice in Chains.