Eliot, antes y después de Pound

Plataforma_glr
Plataforma_glr
19 Mar 2011 | 19:00 h

Por Abelardo Oquendo

En 1922 –el mismo año de Trilce, el mismo del Ulises de Joyce– apareció en la revista The Criterion un poema que sería considerado entre los más importantes del siglo XX: The Waste Land, de T.S. Eliot. El manuscrito de esa obra le había sido previamente enviado por el autor a Ezra Pound, quien lo devolvió con una serie de observaciones y sugerencias que Eliot acogió en gran parte. Esta es historia conocida.

Mucho menos conocida es la versión del poema recibido por Pound, versión solo dada a la luz en 1971. Ahora, gracias a Ricardo Silva-Santisteban, tenemos acceso aquí, en el país, a un volumen que contiene, por primera vez juntos, los dos estados de The Waste Land: el que en enero de 1922 leyó Pound en París, y el que en octubre de ese año apareció en la revista de Eliot, ambos traducidos al español. Vienen en una edición bilingüe cuyos 300 ejemplares tienen carácter no venal debido a “la inoperancia incomprensible de los dueños del copyright”, según informa Ricardo Silva-Santisteban, quien es a la vez el traductor y el editor.

La tierra baldía, El páramo, La tierra yerma; con tales traducciones ha circulado en nuestra lengua The Waste Land. Esta nueva propone una diferente: La tierra agostada. Sería bueno que el privilegio de esta edición privada pueda ser pronto compartido por muchos.