AHORA - Uso de la mascarilla no ha vuelto a ser obligatorio en espacios abiertos, anunció Aníbal Torres EN VIVO - Melgar vs. Deportivo Cali: sigue el crucial encuentro por Copa Sudamericana

“Baby shark”: la complicada historia del hit infantil y la batalla legal por sus derechos de autor

La pegadiza melodía es una canción de campamento con autoría desconocida que tiene más de una década en la memoria popular. Además, se conoció que no es propia de la empresa coreana Pinkfong.

El video popular infantil es el más reproducido en el mundo y tiene más de 10 billones de visualizaciones. Foto: captura de Youtube
El video popular infantil es el más reproducido en el mundo y tiene más de 10 billones de visualizaciones. Foto: captura de Youtube
Elizabeth Condori

En la mente de miles de personas, ya sean adultos o niños, viven las letras de esta famosa canción infantil: “Baby shark do, do, do, do, do, do”. La gran popularidad de esta pegadiza melodía ha logrado que alcance más de 10.000 millones de visualizaciones desde su publicación en la página oficial de PinkFong. Sin embargo, “Baby shark no le pertenece a la empresa surcoreana, ya que es de dominio público.

Al igual que miles de cuentos anónimos que hemos escuchado de niños y que no cuentan con autoría, este hit de YouTube tiene su origen en una canción de campamento que ha pasado de generación en generación. Varios músicos han realizado otras versiones en base a este famoso tema. Uno de ellos es Johnny Only, quien reveló su propia producción en el 2011, cinco años antes de que Baby shark” se volviera mundialmente famoso.

El despegue de un hit musical infantil

Baby shark tiene más de una década en las memorias de las personas, pero no fue hasta el 2016 que miles conocieron de su existencia debido a Pinkfong, a tal punto de que llegó a ser el video musical más visto en YouTube. La canción, interpretada por completo en coreano y luego traducida al inglés, nos cuenta la historia de una familia de tiburones para que los pequeños de la casa entendieran el concepto de lo que significa “familia”; ya que estos eran el principal público objetivo de la empresa surcoreana.

PUEDES VER: ¿'Yan ken pó', ‘chin chan pú’ o ‘ca chi pún’? ¿Cómo lo dicen en otros países?

La música sorprendió a todos al convertirse en un fenómeno viral en las redes sociales. Además, llegó a ser interpretada por varios artistas de la industria musical y extendió su fama gracias a un challenge reproducido en varias plataformas. Por el 2017, era muy común que los usuarios se unieran a los retos con el hashtag #Babysharkchallenge. Asimismo, ingresó a varias listas musicales, tales como Billboard.

“Baby shark” y los problemas de copyright

Ante tanta popularidad, llegó el inicio de una disputa legal por derechos de autor. Como mencionamos, la melodía es de dominio público y así lo entendió el músico Johnny Only cuando el grupo político surcoreano Partido de la Libertad de Corea lo llamó para usar su composición en su campaña electoral. “No pensé que tenía una opción para responder, así que solo les dije que era de dominio público y que podían usarla”, dijo para una entrevista en la CBC.

El problema del litigio surgió cuando SmartStudy, empresa dueña de PinkFong, amenazó con emprender acciones legales contra el grupo político por infracción de copyright. La respuesta de la agrupación fue la misma que mencionó Johnny: “‘Baby shark’ es una canción popular y agregaron que tuvieron permiso de Johnny Only, a quien le pertenece el copyright de la versión lanzada en el 2011.

PUEDES VER: ¿Qué pasó con ‘Uranio 15′, canal peruano que transmitía videoclips y competía con MTV?

Esta situación hizo que el compositor se diera cuenta de que él tenía su propia versión de la canción al realizarle algunos arreglos y, por lo cual, debería reclamar sus derechos de autor. “Las ruedas en mi cabeza comenzaron a girar. Si Pinkfong tiene una versión parecida a la mía que ni siquiera pueden notar la diferencia e incluso intentan reclamar la infracción de derechos de autor contra su versión cuando el partido político está usando mi versión, ¿no significa eso que mi versión también tiene derechos de autor?”, mencionó.

“Su versión parece sorprendentemente similar a la mía”, explicó en la entrevista. “Misma clave, mismo cambio de tempo, misma melodía y ritmo”, detalló.

Tan pronto como notó el caso, pidió apoyo a un abogado de derechos de autor surcoreano, en el 2018, para pedir a los tribunales de Corea del Sur una decisión respecto al problema de Pinkfong y su versión. Mientras SmartStudy reclamaba la propiedad total de la canción y el 100% de los beneficios que adquirían de esta, el caso continuaba en la corte y ya había sido retrasado dos veces, según contó Only.

PUEDES VER: Andra Escamilla pide a sus seguidores denunciar video íntimo filtrado en redes sociales

A mediados del 2021, el medio surcoreano KBS World y la agencia de noticias Yonhap confirmaron que un tribunal de Seúl falló en contra de la demanda impuesta por Johnny Only. “Es difícil reconocer que el demandante añadió un nuevo elemento creativo a la canción”, indicó el tribunal.

Con el paso de los años, “Baby shark” continúa aumentando su popularidad; sin embargo, Johnny Only pierde su aporte en la historia de este hit musical infantil.

PUEDES VER: Perro callejero se infiltra a una clase de funcional training sigue rutina de entrenador

“Baby shark” es el primer video de YouTube en superar 10.000 millones de reproducciones

“Baby Shark” se convirtió en el video de YouTube más visto de todos los tiempos en noviembre de 2020 y, poco más de un año después, logró otro gran éxito: se volvió el primer clip de la plataforma en superar las 10.000 millones de reproducciones.

La canción infantil, creada por la empresa de educación de Corea del Sur Pinkfong e interpretada por la cantante coreano-estadounidense Hope Segoine, se lanzó en 2016 y fue instantáneamente un éxito viral en Asia, según CNN.

Lazy loaded component