PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

Mujer destruye 32 vestidos de tienda al negarle devolver su depósito por su traje de novia

La joven salió embarazada y canceló su boda. Pidió al establecimiento la devolución del depósito y al negárselo entró en furia, como se vio en un clip viral de Facebook.

La mujer no soportó la negativa de la tienda de no devolverle el depósito por el vestido de novia. Foto: captura de Facebook
La mujer no soportó la negativa de la tienda de no devolverle el depósito por el vestido de novia. Foto: captura de Facebook
Tendencias LR

Cuando una pareja planea su boda, se necesita reunir un monto de dinero para cubrir algunos gastos. Esto debido a que, aunque la ceremonia sea la más sencilla, siempre se necesitarán recursos para la compra o alquiler del vestido, los bocaditos, las invitaciones, entre otros. Pero ¿qué sucedería si tuvieras que suspender la celebración por imprevistos que estaban fuera de tus planes? Esto precisamente le sucedió a una joven cuya historia no tardó en convertirse en viral en Facebook.

El hecho sucedió en Chongqing, China. Una joven tenía proyectado celebrar su matrimonio en octubre del 2021. En abril de ese mismo año acudió a una tienda de novias para separar su vestido ideal. No obstante, en septiembre la mujer decidió cancelar toda la actividad al quedar embarazada.

Lazy loaded component

Es por ello que acudió a la tienda donde había elegido su traje para pedir que le devolvieran la cuota pagada. Sin embargo, el establecimiento se negó a reembolsarle el depósito equivalente a 550 dólares, por lo que la joven entró en furia y comenzó a destruir los vestidos que estaban a su alcance.

PUEDES VER: Perrito sin hogar convierte una piedra que encontró en el camino en su juguete preferido

En total, fueron 32 atuendos arruinados que estaban valorizados en 15.000 dólares. Ahora la muchacha tendrá que pagar una multa de 10.500 dólares. Las trabajadoras grabaron todo el incidente con sus teléfonos celulares y lo publicaron en Facebook y otras redes sociales.