VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Perro protagoniza divertido video al lanzarse de un tobogán como un niño

La mascota no quería perderse la diversión ni por un instante y a los pocos segundos de deslizarse, volvió a subir, tal como muestra un gracioso clip en TikTok.

Usuarios en redes sociales se sorprendieron por la facilidad con la que el perro trepaba la escalera del tobogán. Foto: captura de TikTok
Usuarios en redes sociales se sorprendieron por la facilidad con la que el perro trepaba la escalera del tobogán. Foto: captura de TikTok
Tendencias LR

Un perro con muchas ganas de diversión se convirtió en la última sensación de TikTok al disfrutar de un tobogán espiral como si fuera un niño pequeño. Como se pudo observar en la grabación, este engreído peludo no perdía ni un minuto en subirse una y otra vez a la parte superior del deslizador para volverse a tirar.

La mascota que estaba al cuidado de una mujer de avanzada edad no dejaba que nadie lo detenga y subía con mucha rapidez la pequeña escalera. Momentos después recorría un pasadizo para lanzarse por la rampa.

Lazy loaded component

El video no tardó en convertirse en viral y sacar miles de carcajadas en los seguidores de las redes sociales y amantes de los animales, pues, al parecer, la dama dejaba que el can libere la mayor cantidad de energía para que llegue a casa cansado.

“Ellos siempre serán niños”, señaló un usuario en la publicación. “Se dice que los perros tienen la inocencia de un niño”, “Ellos disfrutan y se divierten como si fueran niños”, “Que lindo, le gusta jugar. Vaya energía que tiene”, “Ese perrito no puede estar más feliz”, fueron otros comentarios que acompañaron a la publicación.

Una grabación similar se registró en un parque de juegos infantiles. Una mujer aprovechó que no había nadie por los alrededores de su vecindario para salir a caminar acompañada de su perro. De pronto, se percató que este se acercó a un tobogán y comenzó a escalar al apoyar sus patas en unos fierros de metal.

Con facilidad, el can logró estar en la cima y después de unos segundos se deslizó para volver a estar al lado de su dueño. Sin embargo, este no pudo contener su emoción que repitió su curiosa acción junto con su pelota que llevaba en su hocico.