Tita, la perrita que fue reconocida por un juez como ‘hija no humana’ de dos personas

En Argentina, un juez decretó que el animal, asesinado por un policía, fue la hija de dos personas. Por ende, los dueños, sus hijos y demás mascotas conforman una ‘familia multiespecie’. La historia fue compartida en Twitter.

El juez se basó en el caso de Sandra, una orangután que en 2015 fue reconocida como un “ser sintiente”. Foto: captura de Twitter
El juez se basó en el caso de Sandra, una orangután que en 2015 fue reconocida como un “ser sintiente”. Foto: captura de Twitter
Tendencias LR

Un juez penal en Argentina afirmó que una ‘familia multiespecie’ es algo completamente posible y sentó un gran precedente para los amantes de los animales, y es que dictaminó que una perrita era la “hija no humana” de una pareja.

La noticia fue dada a conocer por páginas animalistas a través de Twitter. La perrita Tita falleció en marzo de 2020 después de que un policía le disparara en el en balneario Playa Unión de Rawson. Por este delito, el sujeto fue condenado a un año de prisión y dos años de suspensión en sus actividades policiales.

El animal pertenecía a Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz, quienes tienen dos hijos y vivían con cuatro mascotas, contando a Tita. Ellos fueron nombrados una ‘familia multiespecie’ ante la justicia, con una inédita resolución de este caso.

El juez se basó en el caso de Sandra, una orangután que en 2015 fue reconocida como un “ser sintiente” y con derechos. Este animal fue trasladado a Florida en busca de mejor vida.

Con ese precedente, Tita fue reconocida como una nueva “persona no humana” y fue acreditada como la ‘hija’ de Maximiliano y Marianella.

En Argentina se gestó una campaña en favor del animal. Foto: captura de Twitter

“Luego de ser sacrificada, Tita fue entregada a sus padres en una bolsa de plástico, según relata Marianella Castillo quien, sabiendo que podía ser de utilidad, decidió conservar su cuerpo en el freezer de la vivienda hasta que sea citada por la Justicia”, aseguró el juez Castro en su resolución.

También dejó de manifiesto que “hoy el animal ya no es una cosa, es un ser sintiente y con el derecho a que se le respete le vida. Por eso no podemos afirmar tan livianamente que el interés e integridad física de una persona esté por encima del interés de vida de un animal”.

“La muerte de ‘Tita’ ha causado en su familia una pérdida irreparable. Los testimonios de Castillo y de Muñoz mostraron la integración de Tita en la vida familiar transformándose en una familia multiespecie”, agregó el juez.

Usuarios de Twitter compartieron con felicidad la decisión del letrado y la celebraron. “Nos coloca ya no como dueños de un objeto, sino que es pensar a la familia como una unidad integrada”, afirmó un internauta.