Gata era ruda y gruñona hasta que una perrita la cuidó y le brindó cariño

Tendencias LR

LRTendencias

12 Ene 2021 | 11:15 h
Gracias a los cuidados de la canina, la pequeña gatita pudo cambiar la rudeza por una actitud más noble y tierna. Foto: Kendal Benken / Facebook
Gracias a los cuidados de la canina, la pequeña gatita pudo cambiar la rudeza por una actitud más noble y tierna. Foto: Kendal Benken / Facebook

Vía Facebook. Luego de vivir en la calle, la rabia de la gata se había convertido en su ‘defensa’ ante los maltratos, pero la nobleza de una perrita le cambió la vida.

Atrás quedaron los días de sufrimiento para una gatita que fue rescatada de las calles. La felina llegó a un refugio para ser cuidada, pero la desconfianza la llevó a mostrarse agresiva con todos, hasta que una perrita le brindó cariño y protección para ablandar su corazón. Su historia es viral en Facebook.

Kendal Benken es una joven voluntaria en el albergue Jelly’s Place, situado en San Pablo, California (Estados Unidos). Hasta el lugar llegó, hace unas semanas, una gata callejera. Mientras permanecía dentro de su cama, gruñía a todo aquel que pasaba por su lado.

El tiempo que había pasado en las calles y los posibles maltratos de los que habría sido víctima la habían convertido en una felina resentida y bastante malhumorada, por lo que espantaba a quien intentara tocarla.

Facebook viral: Gata era ruda y gruñona hasta que una perrita la cuidó y le brindó cariño

“Nadie podía tocarla. Estaba muy enojada, fue una reacción de miedo. Probablemente nunca la habían manipulado y actuaba de manera muy agresiva; sin embargo, era adorable”, dijo la cuidadora de esta gatita para el portal The Dodo.

La mujer contó que cuando la colocó en una pequeña jaula con un recipiente de comida varios perritos del refugio se acercaron a observarla y querer jugar con ella. Truvy, una perrita labrador, fue la más ‘entusiasmada’ con la llegada de una nueva integrante y le brindó mucho afecto.

Facebook viral: Gata era ruda y gruñona hasta que una perrita la cuidó y le brindó cariño

Gracias a los cuidados y al afecto que recibió de sus ‘amigos’, principalmente de Truvy, que se encargó de criarla, la minina cambió la rudeza por la ternura y hoy vive feliz en un nuevo hogar.