Pareja de gatos ‘pide’ que los dejen ingresar a una casa para dar a luz

Tendencias LR

LRTendencias

26 Nov 2020 | 11:16 h
Desliza las imágenes para ver el tierno caso de unos gatos que llegaron a una casa para tener a sus bebés. Foto: Facebook
Desliza las imágenes para ver el tierno caso de unos gatos que llegaron a una casa para tener a sus bebés. Foto: Facebook

Por medio de Facebook, una joven y su novio acogieron a unos gatos que los visitaban a diario en su casa, pero jamás imaginaron que estos iban a tener crías.

Un inesperado desenlace. A través de Facebook, se conoció la conmovedora historia de unos gatos que consiguieron un nuevo hogar y mucho cariño. El pasado mes de agosto, Gianna Llewellyn y su novio Rob se mudaron a una casa, ubicada en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. De pronto, ellos notaron que unos animales se acercaron a su ventana para saludarlos de una manera tierna y permanecieron ahí por un largo tiempo.

El joven les ofreció un poco de comida y estos se la acabaron a los segundos porque estaban hambrientos. Desde aquel momento, los felinos sintieron un cariño por sus ‘nuevos amigos’ que acudían a diario a verlos.

“Comenzaron a regresar todas las noches después de eso. Maullaban, esperaban en la puerta y dormían en el alféizar de la ventana”, comentó Gianna al medio llamado The Dodo. Ella bautizó al minino de color naranja como Miso, mientras su compañera recibió el nombre de Suki.

Además, comentó que sus ‘pequeños visitantes’ se acercaban a la puerta con la intención de que los dejaran entrar. Incluso, ambos descansaban en el jardín y por las noches se acomodaban en el borde de la ventana.

Con el paso de los días, la chica se percató de que Suki tenía la barriga más grande y siempre permanecía acostada. Ella pensó que la gatita estaba preñada o que sufría de alguna enfermedad que ponía en riesgo su vida.

Por esta razón, Llewellyn compró varias cajas de cartón para poner dentro a los animales y poder llevarlos al veterinario. En el establecimiento de salud, confirmaron que la minina daría a luz. Fue entonces que ella decidió adoptarlos junto a su pareja, por lo que acudió al centro de rescate Little Wanderers NYC para castrar y vacunar a Miso.

Después de unas semanas, ella y su novio retornaron a su hogar, cuando se llevaron la sorpresa de que Suki estaba sobre una toalla en pleno trabajo de parto acompañada del felino. En total, tuvo unas siete crías que cuidaron y protegieron.

Gianna y Rob consiguieron un hogar permanente para cada gatito; sin embargo, se quedaron con Miso y Suki. Las tiernas imágenes se divulgaron en Facebook, donde alcanzaron más de 5.000 reacciones que lo volvieron tendencia rápidamente.