‘Recuérdame’: el poema para despedir a un ser querido que se ha viralizado durante la pandemia

El poema se hizo conocido mundialmente al ser recitado por Isabel II en el funeral de la Reina Madre, en 2002. En los últimos meses se convirtió en un mensaje para aliviar el dolor de perder a un familiar o amigo.

Más de 170.000 personas han compartido el poema Recuérdame para homenajear a sus familiares que perdieron la batalla frente a la COVID-19. Imagen: Composición LR
Más de 170.000 personas han compartido el poema Recuérdame para homenajear a sus familiares que perdieron la batalla frente a la COVID-19. Imagen: Composición LR
Tendencias LR

En la actualidad, el mundo está llorando la pérdida de seres queridos a causa de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19). Este contexto ha originado que más de 170.000 personas a nivel global compartan el poema Recuérdame, mismo que fue leído por Isabel II en el entierro de la Reina Madre en el año 2002.

En ese entonces, cuando la monarca británica recitó las líneas de Recuérdame, no se conocía al autor, pese a que ya circulaba por internet. Incluso, estaba titulado como ‘Poema escocés para despedir a un ser querido’, aunque se ha podido conocer que no es originario de ese país.

El bellísimo poema escocés para despedir a un ser querido. (Foto: Facebook Blog del Maestro)

PUEDES VER En Reino Unido imponen cuarentena a visitantes del extranjero en medio de críticas

La persona que escribió esos versos tampoco es desconocida. Se llama David Harkins, y es un poeta amateur que reside en el condado de Cumbria, al norte de Inglaterra. Fue por el fallecimiento de la matriarca de la Casa Windsor que el texto se hizo conocido.

Luego del funeral de la Reina Madre, se realizó el reportaje ‘El misterioso origen del poema funerario’ a cargo de la BBC. En este se relataba que The Times no encontró rastros tras una exhaustiva consulta en los archivos literarios del país. Por esa razón, la BBC decidió pedir la colaboración de los lectores para hallar al creador de dicha composición.

El poema de Harkins fue recitado por la Isabel II en el funeral de la Reina Madre. (Foto: AP)

The Guardian reveló meses más tarde que el autor era David Harkins, quien redactó los versos en los años 80 como un idilio amoroso. “Tenía 22, 23 años. Era terriblemente tímido. Me obsesioné con una chica, pero estaba muy intimidado. En lugar de invitarla a salir, le dediqué una poesía”, contó.

PUEDES VER Hallan tesoro millonario escondido en EE. UU. hace diez años tras seguir pistas de un poema

La historia detrás del poema dedicado a la Reina Madre

David Harkins reveló que en su afán de naciente poeta envió sus creaciones a distintas revistas y editoriales para que las publiquen. Nunca recibió respuesta, sin embargo, puede que hayan distribuido algunas y haya sido popularizado como de autor anónimo.

The Guardian detalló en su reporte que la reina Isabel II mencionó haber encontrado el poema en una antología que fue publicada en 1990. Esta aparecía bajo el título ‘Se ha ido’.

Fue a raíz de que Isabel II leyó el poema que el autor conoció que se había popularizado. (Foto: Bekia)

PUEDES VER Lady Di: las veces en las que desafió el protocolo de la corona británica

Harkins supo que su poema había tenido gran impacto cuando fue leído por la monarca del Reino Unido. “Me sorprendió. Al principio no podía creerlo. Me sentí orgulloso, humilde. No sabía que las personas lo usaban como consuelo cuando habían perdido a sus seres queridos", contó.

Él ha manifestado no incomodarse porque el poema circule con autoría anónima. “Nunca fui buen escritor, y mis poesías nunca fueron buenas. No estoy para nada triste, solo quería dejar las cosas claras”, concluyó.

Recuérdame de David Harkins

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes

sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos

y rezar para que vuelva

o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;

tu corazón puede estar vacío

porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor

que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío

y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a ella le gustaría:

sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.