YouTube viral: buzo es atacado brutalmente por un feroz tiburón y esto es lo que sucede [VIDEO]

Piero Balarezo
h

¿Sobrevivió?. Miles de usuarios de YouTube han quedado impactados con el encuentro entre un feroz tiburón y un buzo en lo profundo del Mar Rojo.

Impresionante. En YouTube se hizo tendencia un video que ha dejado espantados a miles de usuarios, debido a que muestra el preciso instante en que un enorme tiburón persigue y ataca a un buzo en lo profundo del Mar Rojo.

En el video subido a YouTube se ve como el austríaco Alexander Kraenk, de 51 años se sumergió en el Mar Rojo para realizar algunas investigaciones , sin embargo, tras 50 minutos un tiburón lo encuentra y lo ataca. 

PUEDES VER: YouTube viral: conejos se pelean violentamente hasta que llegan unas gallinas y los calman con astuto truco [VIDEO]

Krenk vio al peligroso depredador, se asustó e intentó llegar a una cuerda para estar a salvo, sin embargo, el tiburón lo persiguió y llegó hasta él, mordiéndole el muslo derecho, justo debajo de un objeto de seguridad que colgaba de su chaleco de buceo.

viral

“En ese momento, cuando intenté agarrarme a la cuerda, sentí un golpe muy fuerte en el lado derecho de la pierna. No sabía lo que estaba pasando. Miré hacia abajo y vi al tiburón nadando lejos de mí y supe lo que había sucedido”, dijo el sujeto a un medio local.

El buceador sintió gran pánico al ver cómo su sangre salía de su pierna. “Comencé a sentir pánico porque vi una cosa verde que se estaba escapando de mi traje. Al revisar, me di cuenta de que era mi sangre en el agua. ¡Fue un gran bocado de un monstruo!”, sostuvo.

PUEDES VER: YouTube viral: buzo es acorralado por feroces tiburones, uno se acerca mucho a él y pasa esto [VIDEO]

Tras lo sucedido, el buzo subió a la superficie donde fue atendido por su hijo y su mejor amigo, quienes le desinfectaron y cosieron la pierna. “Tuve mucha suerte de que me mordiera la pierna, donde no hay tantos nervios”, afirmó el austriaco.

Miles de usuarios de YouTube quedaron sorprendidos con el ataque que sufrió Kraenk, quien quiso contar su historia y aseguró que no dejaría el buceo a pesar de lo peligroso que puede ser.