Un joven de 28 años estuvo al borde de la muerte por morderse las uñas

La República
2 M05 2018 | 23:05h

Médicos le dijeron que tenía “suerte de estar vivo”.  Hoy busca crear conciencia sobre este mal hábito.

Un joven inglés de 28 años estuvo frente a la muerte por una sepsis mortal provocada por morderse las uñas, un caso que ha remecido Reino Unido, según publica el medio británico Daily Mail.

Al principio, Luke Hanoman pensó que se trataba de una simple gripe pero al acudir al hospital le dijeron que “tenía suerte de estar vivo”.

PUEDES VER Facebook: posee una mirada seductora, pero cuenta su secreto y decepciona a fans

El hombre comenzó a sentirse mal tras comer parte de la piel del costado de la uña. Durante una semana, el joven de 28 años luchó contra los síntomas de la gripe, sin darse cuenta de que una infección se estaba extendiendo a través de su sangre.

Tras ser internado en el hospital, pasó cuatro días bajo observación las 24 horas. “Me dijeron que tenía suerte, que estaba cerca del shock séptico”, indica.

“Solía ​​morderme las uñas todo el tiempo. Era algo nervioso. Y un día mordí la piel por el costado de mi uña. Me dolió un poco, pero no pensé más en ello. Estuve trabajando toda la semana y empecé a tener síntomas parecidos a los de la gripe que empeoraban gradualmente. Sudores fríos, temblores y luego de golpe tenía calor. Entonces mi dedo comenzó a hincharse”, declaró el joven, que reside en Birkdale, Southport.

”Empecé a sentirme muy raro y no podía concentrarme”, afirma Luke, que tiene dos hijos de seis y cinco años. 

Este joven se marchó a casa y prometió descansar durante el fin de semana. “Pensé que podría dormir. Me acosté el viernes a la noche y trabajé a las dos de la tarde del día siguiente”, agregó.

Para cuando ingresó al hospital, Luke tenía líneas rojas por todo el cuerpo, un signo común de que se está propagando una infección.

¿Por qué es peligrosa la sepsis? Se trata de una complicación que se desarrolla después de una infección. El sistema inmunitario del cuerpo comienza a funcionar a toda marcha, lo que puede provocar un suministro sanguíneo reducido a los órganos. Si no se trata a tiempo, puede provocar insuficiencia orgánica múltiple y la muerte.

Video recomendado