PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

¿Por qué hay Smart TVs en 8K si aún hay pocos contenidos en esa resolución?

El mercado de televisores a resolución 8K ya lleva un par de años en lo alto de la tecnología de consumo, pese a que los contenidos aún no llegan en masa.

Hacer contenidos en 8K todavía puede ser comercialmente inviable, pero las marcas de televisores ya tienen líneas dedicadas a esa resolución desde hace un buen tiempo. ¿Por qué? Foto: Samsung/LG
Hacer contenidos en 8K todavía puede ser comercialmente inviable, pero las marcas de televisores ya tienen líneas dedicadas a esa resolución desde hace un buen tiempo. ¿Por qué? Foto: Samsung/LG
Benjamín Marcelo

Si te preguntas, por qué existen ya tantos televisores domésticos y Smart TVs en resolución 8K, probablemente lo primero que se te venga a la menta sea la carencia de este tipo de contenidos en la oferta visual comercial de hoy. Pese a ello, marcas importantes en todo el mundo han invertido fuertes recursos de desarrollo e investigación a esta gama, pero muchos usuarios todavía se cuestionan por qué comprar una TV 8K si todavía hay una carencia de contenidos a esa escala.

A mayo de 2022, las marcas importantes que ya presentan líneas 8K para uso doméstico son Samsung, Sony, LG y TCL, por mencionar las más grandes. Cada una explica, en lenguaje comercial, las “ventajas de adquirir una TV 8K en estos tiempos”, aunque la mayoría de este tipo de razones no se sostiene sobre detalles técnicos, más allá de la conveniencia de tener un panel del tamaño de 4.

PUEDES VER: ¿Qué hacer si mi smart TV no abre Netflix o se congela?

La justificación más clásica para comprar una TV 8K —si es que contamos con los medios necesarios— es que el tamaño es realmente lo que está generando la mayor demanda, más allá de los contenidos disponibles hoy en día.

Supuestamente, existe una relación directa entre satisfacción y las pulgadas con las que cuenta la Smart TV de tu sala, pero lo cierto es que dicha justificación no puede ni siquiera catalogarse como un truco publicitario, y tan solo puede tomarse seriamente si hablamos de proyecciones.

Resolución 8K, un formato para el que todavía es difícil encontrar contenido nativo. Foto: Domoticfy

Las ventajas de las TV 8K no son muy palpables si las comparamos a los televisores 4K con HDR, más populares en este momento. Más allá del “más pixeles son más detalles”, no hay mucho ajuste técnico sobre las bondades de un panel de gran tamaño.

PUEDES VER: ¿Cómo ver YouTube sin publicidad en tu Android TV?

8K: lo que dicen las marcas

Según algunas compañías, sobre todo asiáticas, existe una ventaja —quizá más racional— para creer en la resolución 8K y una pantalla que los ofrezca (ojo, no necesariamente adquirir una TV de ese tamaño ahora).

Por ejemplo, las tecnologías que han sido desarrolladas para proveer este tipo de resoluciones en un tamaño lo suficientemente convincente dependen fuertemente de las nuevas técnicas de inteligencia artificial, las cuales, básicamente, se basan en algoritmos para reescalado.

En los últimos años, las marcas han destacado funciones alternativas en sus televisores de alta gama, como los modos ambiente, armoniosos con el entorno. Foto: Samsung

Muchos tecnicismos comerciales se inventan para reemplazar el término “reescalado” (que llanamente refiere a aumentar el tamaño de una imagen rellanando inteligentemente los píxeles creados para mantener la sensación de nitidez y fluidez). Pese a esto, nada sería posible sin una buena técnica para iluminar paneles de forma directa y eficiente, de manera que nuestra gran pantalla no termine siendo un reflector de luces que nos deje ciegos.

Las compañías que más han expuesto sus avances tecnológicos en este sentido han sido Samsung (con sus sistemas de retroiluminación) y LG (con sus propias técnicas). Las líneas QNED y QLED de 2021 fueron, en cierta manera, competidoras directas, pero ambas guardan diferencias sustanciales que prácticamente se resumen a la forma en cómo han programado sus algoritmos de inteligencia artificial.

PUEDES VER: Xiaomi Mi TV P1 de 55 pulgadas: lo bueno y lo malo del Smart TV 4K con Android TV

La carrera del 8K ya lleva un par de años, pero los contenidos nativos para estos pueden tardar más. Foto: Mybroadband

La realidad del 8K

Esto nos hace llegar rápidamente a una conclusión: ¿Son necesarios los contenidos 8K para disfrutar de una TV a esa escala? Lo cierto es que, en materia de contenidos, la oferta nunca será mayor a la demanda, al menos desde el punto de vista de producción.

Las series y películas más reconocidas pueden seguir creándose en 4K (al menos hasta que el precio de las cámaras 8K se reduzca), y depender de estas técnicas de reescalado que seguirán avanzando (puesto que ya hay una declarada competencia para ello). Al final, es difícil hablar de las ventajas de cada una sin tenerlas en frente, y eso solo lo dictará la experiencia.

Mientras haya paneles 4K con HDR que “hagan el trabajo”, será difícil ver resultados más destacables en paneles 8K, pero todo dependerá de cómo responde el mercado. Es quizá esa la razón por la que seguiremos viendo una evolución en la resolución 8K y más productos que la ofrecen. Es una carrera, una guerra declarada.

PUEDES VER: YouTube: ¿cómo ver la mejor parte de un video de manera sencilla

¿Cómo ver YouTube sin anuncios en la TV?

Como ocurre en toda otra plataforma donde YouTube está disponible, la manera más directa de eliminar la publicidad es usando un bloqueador de anuncios. Ahora, ¿cómo instalamos uno en una TV?

Si cuentas con un Android TV, lo único que tendrás que hacer es descargar una aplicación que te resolverá los problemas rápidamente. Se llama SmartTubeNext y puedes descargarla desde este enlace en formato APK:

  • https://github.com/yuliskov/SmartTubeNext/releases

Esta aplicación se encuentra en el repositorio GitHub, por lo que cualquier persona puede ver su código fuente. Ojo, esto no quiere decir que esté exenta de problemas o riesgos, pero resulta en medida mucho más segura, ya que cualquier persona puede ver exactamente qué es lo que hace.