Google recorta tarifa de comisión en aplicaciones de suscripción a la mitad

Sigue los pasos de Apple. Google Play Store ahora cobrará un 15% a las aplicaciones suscritas en la tienda, sin importar si renuevan a tiempo o no.

Desarrolladores siguen señalando la pérdida de beneficios y el excesivo control en las tiendas de aplicaciones oficiales. Foto: Xataka Android
Desarrolladores siguen señalando la pérdida de beneficios y el excesivo control en las tiendas de aplicaciones oficiales. Foto: Xataka Android
Tecnología LR

Interesante jugada. Las comisiones que Google impone a las aplicaciones de la Play Store, que se rigen por medio de suscripción, se reducirán del 30% al 15% desde el próximo mes de enero. Así lo ha confirmado el propio Sameer Samat, vicepresidente de gestión de productos en una entrada en el blog oficial de los de Mountain View. Con esto, la compañía se alinea a lo hecho por Apple en los últimos meses, quienes dieron beneficios a aplicativos que generan menos de 1 millón de dólares anuales.

En la actualidad, las aplicaciones que están dentro de su primer año de suscripción con Google deben pagar una comisión del 30%. Completado ese periodo, la tarifa se reduce a la mitad. Ahora, el sistema cambiará un poco.

PUEDES VER Google Play Store: ¿cómo instalar juegos que no son compatibles con tu smartphone?

Con la nueva disposición, los de Mountain View revelaron que ahora no será necesario, para ningún desarrollador o empresa, el esperar a que se renueven las suscripciones para obtener una tarifa más baja. El proceso será automático y todos podrán beneficiarse de pagar solo un 15%.

El hecho es una de las ya muchas reacciones que han tenido efectos en la configuración de las principales tiendas de apps en el rubro de smartphones. Tanto la App Store de Apple como la Play Store de Google representan, en base a sus sistemas operativos, una presencia en el 99% de todos los teléfonos móviles en el mundo y en el mercado de aplicaciones.

Para Cupertino y Mountain View, las comisiones que siempre han impuesto se justifican sobremanera, pues serían una “compensación justa” por brindar plataformas seguras.

La contraparte la hacen los verdaderos creadores de las millones de aplicaciones hechas a diario, quienes se quejan por la pérdida de beneficios y el excesivo control para controlar estos amplios pero limitados mercados. Entes reguladores en Europa son los más destacados en investigar casos de esta índole.