“Completan” la décima sinfonía de Beethoven con inteligencia artificial

El proyecto fue elaborado por académicos en música y científicos en computación para celebrar el cumpleaños 250 del compositor.

La décima sinfonía de Beethoven nunca fue terminada y apenas se conservaron algunos garabatos y bosquejos musicales. Foto: RTVE/Beethoven House Museum
La décima sinfonía de Beethoven nunca fue terminada y apenas se conservaron algunos garabatos y bosquejos musicales. Foto: RTVE/Beethoven House Museum
Tecnología LR

Ya van algunos años desde que la inteligencia artificial empezó a ser aplicada a curiosos —y hasta polémicos— proyectos musicales, sobre todo en relación a la obra de artistas de los que ya es imposible obtener algún tipo de composición e interpretación. En YouTube, la etiqueta ‘AI Music’ se ha hecho muy conocida, y podemos encontrar obras ‘inéditas’ que parecen haber sido creadas por Kurt Cobain, 2Pac, entre otros músicos desaparecidos. Ahora, algo similar, aunque más elaborado, se ha realizado con Ludwig van Beethoven y su nunca acabada décima sinfonía.

La tecnología, por supuesto, utiliza los principios del machine learning, lo que significa que un sistema de algoritmos se dedica, en un inicio, a ‘estudiar’ la obra de un artista o estilo en particular para luego aplicar todo lo captado en la creación de una nueva pieza. Más allá de la controversia que ha podido generar este fenómeno en los últimos años, parece que cada vez se buscan nuevos usos.

Uno de los últimos proyectos de este tipo ha sido iniciativa del Instituto Karajan, que se alió con científicos de la startup de inteligencia artificial Playform. ¿El objetivo? Celebrar el 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven. ¿Cómo? Reconstruyendo la que podría haber sido su décima sinfonía (que nunca fue completada) a través de la IA.

PUEDES VER Inteligencia artificial en evolución consigue resumir libros en un par de frases

Obra hipotética

Para brindar un poco de contexto, fue en 1817 cuando la Sociedad Real de Filarmonía de Londres comisionó al compositor vienés para componer sus novena y décima sinfonías. Tras finalizar la primera de estas tareas (conocida por su movimiento “Oda a la alegría”), la salud del músico ya estaba bastante deteriorada y falleció en 1827 sin antes finalizar la última pieza, de la cual solo quedaron algunos bosquejos musicales.

Por años, músicos de distintas generaciones (sobre todo en Viena) intentaron completar los pocos garabatos que el compositor había dejado. Esta ha sido y sigue siendo la misma motivación que hasta hoy se mantiene en el grupo de compositores, historiadores de música, musicólogos e informáticos que ahora se reunieron para finalizar la obra, dos siglos después.

“Completan” la décima sinfonía de Beethoven con inteligencia artificial

Arte y ciencia

¿Cómo lo hicieron? Todo fue posible gracias al esfuerzo de varios equipos asignados. Por un lado, el grupo encargado del algoritmo de Playform AI (liderado por Ahmed Elgamma) aplicó el mismo para estudiar todas las obras del compositor, incluidos fragmentos inconclusos.

Por otro lado, Mark Gotham, líder experto en música computacional, y su equipo estuvieron encargados de transcribir bosquejos con siglos de antigüedad para procesarlos como entrenamiento para los algoritmos de machine learning.

El musicólogo de Harvard Robert Levin también estuvo involucrado, aportando su experiencia en proyectos similares para obras de Bach y Mozart.

Elgammal compartió un poco del complicado proceso: “En una habitación grande con un piano, una pizarra y una pila de bosquejos de Beethoven que abarcan la mayoría de sus obras conocidas, hablamos cómo podíamos hacer para que aquellos fragmentos se conviertan en una pieza musical completa, cómo la inteligencia artificial podría ayudarnos a resolver ese rompecabezas y, al mismo tiempo, mantenernos fieles a la propia visión y proceso de Beethoven”.

“Tuvimos que enseñarle a la IA cómo tomar líneas melódicas y armonizarlas. El sistema necesitaba aprender cómo unir dos secciones de música juntas y notamos que hasta era posible que componga una coda, un signo musical que lleva a una pieza a su conclusión. La lista de cosas por hacer creció con el tiempo”, acotó.

El debut

El trabajo completo será publicado el próximo 10 de octubre después de que haga su debut oficial en Bonn, Alemania. Aun así, puedes escuchar un pequeño fragmento de lo que ha sido capaz la IA en este enlace: