ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Amazon Web Services tiene una cláusula de contrato por si aparecen zombis en el planeta

La amenaza de un apocalipsis zombie no parece tan descabellada para Amazon, ya que incluso tienen una cláusula en su división de Web Services.

La amenaza de un apocalipsis zombie no parece tan descabellada para Amazon, pues incluso tiene una cláusula en su división de Web Services.  Foto: Amazon Prime
La amenaza de un apocalipsis zombie no parece tan descabellada para Amazon, pues incluso tiene una cláusula en su división de Web Services. Foto: Amazon Prime
Tecnología LR

En Amazon Web Services (serie de servicios de computación en la nube pública que en conjunto forman una plataforma de computación en la nube, ofrecida a través de internet por amazon.com), específicamente en el contrato del motor gráfico de videojuegos Lumberyard, el cual es de uso privado para desarrolladores en la nube, se habla sobre las excepciones de sus servicios ante la aparición de un virus que haga revivir a los muertos.

Ese mismo contrato señala que el motor no puede ser utilizado en sistemas críticos para la vida o la seguridad como en controles de aeronaves o de tráfico aéreo, instalaciones nucleares, naves espaciales tripuladas o de uso militar, equipos médicos, sistemas de transporte automatizado o vehículos autónomos.

Pero una cláusula brinda una excepción, la 42.10: “El motor Lumberyard podrá usarse en caso de que ocurra una infección viral generalizada, la cual se transmita a través de picaduras o contacto con fluidos corporales, que haga que los cadáveres humanos revivan y traten de consumir carne humana viva, sangre, cerebro o tejido nervioso (es decir, en caso de zombies)”.

Además, el documento indica que “esta restricción no se aplicará en el caso (certificado por los centros de control de enfermedades o las entidades que los sucedan) de que una infección viral transmitida mediante mordiscos o contacto con fluidos corporales cause que los cadáveres se reanimen y busquen consumir carne, cerebros o tejido nervioso humanos con el probable resultado de la caída de la civilización”.

Si bien el contrato es de 2016, con el contexto de la pandemia por COVID-19, usuarios de redes sociales se han encargado de revivir este curioso contrato (que al parecer sigue vigente) que hablan sobre un eventual apocalipsis zombie preguntándose si es posible llegar a un escenario parecido.