ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Sin Android: Windows 11 no tendrá compatibilidad con apps desde su lanzamiento

Una de las características más celebradas del anuncio de Windows 11 era la posibilidad de correr apps de Android nativamente. Todo eso tendrá que esperar.

La Microsoft Store será rediseñada para mostrar aplicaciones de Android que podrán adherirse a la barra de tareas. Foto: Microsoft
La Microsoft Store será rediseñada para mostrar aplicaciones de Android que podrán adherirse a la barra de tareas. Foto: Microsoft
Tecnología LR

Uno de los anuncios más aplaudidos de la presentación de Windows 11 a fines de junio tuvo que ver con la posibilidad de ejecutar aplicaciones de Android dentro del sistema operativo. Pese a que nunca se precisó una disponibilidad inmediata, ahora se confirma que dicha característica no estará disponible sino hasta después del lanzamiento.

Así lo ha revelado la misma Microsoft al referirse a que existirán pruebas —para las versiones beta de Windows 11 en estos meses previos al lanzamiento— enfocadas en esta mecánica. Es decir, la misma no estará lista para la salida del sistema el próximo 5 de octubre.

W11 contará con una nueva edición de su tienda de aplicaciones llamada Microsoft Store. Esta sufrirá un rediseño enfocado en mejorar los resultados de búsqueda y, asimismo, incluirá ahora aplicaciones de Android.

Las apps de Android podrán ejecutarse como cualquier otro aplicativo del sistema de escritorio (de ahí su inclusión en la Microsoft Store). Tendrán ventana propia, íconos y podrán adherirse, por ejemplo, a la barra de tareas y demás.

Esta característica es un esfuerzo conjunto entre Microsoft, Amazon e Intel, quienes aseguraron recientemente su compromiso a seguir trabajando juntos. “Esto comenzará con una versión previa para probadores Windows Insiders en los próximos meses”, indicaron los de Redmond en su último comunicado.

En cuanto a la oferta de aplicaciones en la Microsoft Store, vale recordar que la tienda admite ya las aplicaciones win32, lo que amplía considerablemente el abanico de opciones y fuerza a muchos desarrolladores a abandonar el estándar UWP.