Samsung: probamos los nuevos teléfonos plegables Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip 3

La última apuesta de Samsung son los dispositivos con pantalla flexible. ¿Quieres saber más sobre ellos? Conoce aquí nuestras primeras impresiones.

Los nuevos smartphones de Samsung pronto estarán disponibles en Perú. Foto: Carol Larrain
Los nuevos smartphones de Samsung pronto estarán disponibles en Perú. Foto: Carol Larrain
Carol Larrain

A principios de este mes, Samsung presentó al mundo su nueva línea de teléfonos plegables compuesta por el Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3, dos dispositivos 5G de nivel premium con características centradas en la productividad y el entretenimiento.

Durante una exhibición exclusiva con medios de comunicación, La República tuvo la oportunidad de probar de cerca ambos equipos y aquí te contaremos las primeras impresiones que obtuvimos en términos de diseño, funciones y características.

Samsung Galaxy Z Fold 3

Se trata de la tercera generación de aquel dispositivo con el que Samsung incursionó por primera vez en el segmento de los móviles plegables a mediados de 2019. Desde ese entonces, la serie ha evolucionado considerablemente, por lo que esta versión presenta importantes mejoras con respecto a su antecesor.

Con respecto al diseño, el Galaxy Z Fold 3 ha recibido diferentes ajustes para lucir más estilizado y menos robusto. De 282 gramos, el equipo ahora pesa 271 gramos, lo cual representa un cambio significativo, sobre todo al momento de transportarlo o de manipularlo con una sola mano.

En la parte interior se encuentra la pantalla principal (flexible): Dynamic AMOLED 2X, tiene un tamaño de 7,6 pulgadas, cuenta con resolución QXGA (2.208 x 1.768 píxeles), dispone de una frecuencia de actualización adaptativa de 120 Hz y posee certificado HDR10+.

En la parte exterior se sitúa la pantalla secundaria: Dynamic AMOLED 2X, tiene 6,2 pulgadas de tamaño, presenta una resolución HD+ (2.268 x 832 píxeles) y cuenta con una frecuencia de actualización adaptativa de 120 Hz.

A fin de brindar mayor durabilidad, ambos paneles vienen protegidos con Corning Gorilla Glass Victus (mejor resistencia a rayones y caídas), mientras que los bordes del dispositivo han sido reforzados con un marco de aluminio Armor ultrarresistente, el cual resguarda las partes interiores de la bisagra.

Por otro lado, este es el primer dispositivo plegable de la línea Galaxy que es compatible con un lápiz óptico. Con el objetivo de cuidar la pantalla flexible de vidrio ultradelgado, Samsung ha desarrollado un S Pen personalizado y exclusivo del Galaxy Z Fold 3, con el cual se amplía las funciones de productividad.

A diferencia del accesorio disponible con los Galaxy Note, esta edición especial no cuenta con soporte para conexión Bluetooth, por lo que no será posible realizar gestos aéreos. No obstante, sí será realmente útil para tomar apuntes, dibujar o realizar tareas más minuciosas.

A su vez, el Galaxy Z Fold 3 proporciona continuidad: si abrimos una aplicación en la pantalla secundaria, solo bastará con desplegar el celular para seguir utilizándola en la principal. De igual manera, permite que sea cómodo de trabajar en modo multitarea: es posible abrir hasta tres ventanas en simultáneo.

Además de lo anterior, la versatilidad del smartphone radica en su naturaleza plegable. Gracias al modo flex, es posible realizar videollamadas o disfrutar contenido multimedia sin necesidad de disponer de un trípode o soporte, ya que el teléfono es capaz de apoyarse por sí solo sobre cualquier superficie plana.

En cuanto al apartado fotográfico, el Galaxy Z Fold 3 está provisto de una cámara frontal de 4 megapíxeles que se esconde debajo de la pantalla flexible. Gracias a esta innovadora tecnología, se puede visualizar contenido sin la presencia de un agujero negro en la parte superior del celular.

Diseño del Samsung Galaxy Z Fold 3. Foto: Carol Larrain

Samsung Galaxy Z Flip 3

A diferencia de la línea Galaxy Z Fold, donde los dispositivos son capaces de convertirse en un teléfono y en una tablet a la vez, la serie Galaxy Z Flip está diseñada para ofrecer una propuesta más compacta, ya que el cuerpo puede reducirse a la mitad de su tamaño original.

Disponible en cuatro colores diferentes (negro, lavanda, verde y crema), el Galaxy Z Flip 3 está protegido en la parte interior y exterior con Corning Gorilla Glass Victus para una mejor resistencia a las caídas y rayones. A su vez, el marco de aluminio Armor resguarda la bisagra y el mecanismo plegable.

La pantalla principal (flexible) es Dynamic AMOLED 2X de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+. Si bien esta posee un pliegue visible en la zona central, este no es lo suficientemente notorio como para que resulte molesto al momento de utilizar el equipo.

Por su parte, la pantalla secundaria incorpora tecnología Super AMOLED y tiene un tamaño de 1,9 pulgadas, lo que representa un aumento significativo con respecto a su predecesor y hace que sea más cómodo para interactuar, visualizar y personalizar con diversas carátulas y widgets.

A nivel fotográfico, el Galaxy Z Flip 3 incorpora un sistema de tres cámaras en total: la cámara frontal de 10 megapíxeles y la cámara trasera dual compuesta por un lente principal de 12 megapíxeles y un gran angular de 12 megapíxeles.

Para facilitar la toma de selfies con los sensores principales (y así obtener imágenes de mejor calidad), los usuarios pueden utilizar la pantalla externa para verse, lo que elimina la necesidad de desplegar el teléfono. Además, pueden capturar fotos a distancia con solo realizar un gesto con la mano.

De acuerdo con Samsung, tanto el Galaxy Z Flip 3 como el Galaxy Z Fold 3 son los primeros teléfonos plegables del mundo resistentes al agua con una clasificación IPX8. Esto significa que se pueden utilizar bajo la lluvia o sumergir hasta 1,5 metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos.

Diseño del Samsung Galaxy Z Flip 3. Foto: Carol Larrain