Realme C11: lo bueno y lo malo del teléfono de gama de entrada con batería de 5000 mAh

Además de tener una potente batería, el Realme C11 posee la función “Reverse charge” que te permitirá cargar otros dispositivos.

El dispositivo se encuentra disponible en dos colores. Foto: Realme
El dispositivo se encuentra disponible en dos colores. Foto: Realme
Juan López

Desde que Realme aterrizó a Perú, busca ganarse a los consumidores ofreciendo diversos productos tecnológicos a precios accesibles. Uno de sus lanzamientos más recientes fue el Realme C11 (versión 2021), un teléfono que pertenece a la gama de entrada.

La presente reseña tiene como objetivo revelar mi experiencia con este equipo, así como detallar los puntos positivos y negativos del smartphone que podemos encontrar en dos diferentes colores (negro y azul) a un precio de S/ 479, aproximadamente.

Presentación y diseño

Algo curioso sobre la caja del Realme C11 es que posee un diseño muy sencillo, al punto de que ni siquiera vemos una imagen del celular, como suele ser algo común en otras marcas. En su lugar tenemos el nombre del equipo en letras gigantes.

Entre sus principales accesorios encontramos un cable micro USB (no Tipo C), un cargador de 10W (no carga rápida), una llave para abrir la bandeja SIM/microSD y un par de manuales. No tenemos audífonos o una funda de silicona transparente.

Como es costumbre en los teléfonos de gama baja, la parte trasera del Realme C11 es de plástico. Sin embargo, hay que destacar que posee dos acabados, uno muy liso y otro ligeramente áspero que evita que nuestras huellas queden marcadas.

Parte trasera del Realme C11. Foto: Juan José López / La República

En la parte trasera tenemos también un módulo fotográfico cuadriculado, pero con las esquinas redondeadas. Tranquilamente pudo haber sido más pequeño, ya que solo encontramos una cámara trasera y un flash.

La pantalla de 6.5 pulgadas con resolución HD+ es uno de sus puntos fuertes. Aunque no es un panel OLED, sino LCD, ofrece una calidad bastante aceptable, sobre todo en interiores. Destaca el notch con forma de gota de agua en la parte superior.

Se agradece que se mantenga el puerto jack de 3.5 mm para audífonos; sin embargo, resulta curioso que en pleno 2021 este teléfono inteligente siga utilizando un puerto microUSB, en lugar del USB Tipo C que casi todos usan.

El teléfono posee un puerto micro USB. Foto: Juan José López / La República

Rendimiento y batería

El smartphone utiliza Android 11, pero la versión Go Edition. Recordemos que este sistema operativo fue diseñado específicamente para equipos que tienen limitadas especificaciones técnicas, como es el caso del Realme C11.

Entre sus componentes encontramos un procesador octa-core Unisoc SC9863, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno que son ampliables hasta 256 GB, mediante una memoria microSD.

El Realme C11 funciona con Android 11 Go Edition. Foto: Juan José López / La República

Aunque al inicio parecía tener un rendimiento más que aceptable, a medida que pasaban los días comenzaban a notarse los problemas de lageo o cargas demasiado largas, especialmente si utilizabas varias aplicaciones en paralelo.

Al principio quería utilizar las versiones Lite de Facebook y Messenger, diseñadas para equipos de gama de entrada; sin embargo, terminé descargando las normales. Pueden usarse tranquilamente, siempre y cuando tengas un poco de paciencia.

Un punto a destacar es que las burbujas de Facebook Messenger, que te permiten minimizar tus conversaciones y hacer otra cosa, no funcionan en el Realme C11, por lo que necesariamente tendrás que abrir la app para responder.

Te aparecerá este aviso para que borres algunas cosas. Foto: Juan José López / La República

En lo que respecta a los videojuegos, pude probar varios, como Pokémon GO, Among Us, Free Fire, Max Payne, entre otros, y no experimenté problemas graves, el único inconveniente fue la poca capacidad de almacenamiento.

Debido a que el sistema consume casi 9 de los 32 GB disponibles, solo te quedan menos de 23 GB para otras aplicaciones que desees instalar o las fotos y videos que quieras grabar con la cámara, a menos que uses una microSD.

Durante el tiempo de prueba, llené el 99% de la memoria interna solo con algunos videojuegos y aplicaciones comunes como Facebook, WhatsApp, Instagram, TikTok, entre otras. No tuve espacio para las fotos y videos.

El teléfono posee poco almacenamiento. Foto: Juan José López / La República

En lo que respecta a la autonomía, debo reconocer que su batería de 5000 mAh puede durarte toda una jornada laboral, pero no más de un día, como otros equipos que he probado anteriormente.

Comenzaba a utilizarlo (con el 100% de batería) alrededor de las 7.00 a. m. y no tenía la necesidad de cargar el teléfono, sino hasta las 9.00 p. m. cuando ya presentaba menos del 20% de energía.

Debido a que el Realme C11 no tiene carga rápida, llenar la batería en su totalidad puede tomar casi dos horas, tiempo que puede extenderse un poco más si utilizas el celular mientras está cargando.

El smartphone cuenta con carga inversa; es decir, puede usarse como power bank para cargar otros equipos. Lamentablemente, no trae cables o adaptadores que faciliten esa acción, por lo que deberás comprarlos.

Lazy loaded component

Fotografía

El teléfono posee una cámara principal de 8 megapíxeles y una frontal de 5 megapíxeles. Ambas toman buenas fotos, siempre y cuando las hagas de día, ya que en condiciones de poca luz o de noche, presentan un poco de ruido fotográfico.

Uno de los grandes aciertos del equipo es que tiene reconocimiento facial (Face ID), es decir, te permitirá desbloquear el teléfono con el rostro. Funciona bastante bien, por lo que hace olvidar la carencia de un sensor de huellas digitales.

Vale resaltar que el Realme C11 cuenta con varios modos de fotografía, como el modo retrato, modo manual, foto panorámica, cámara rápida (timelapse), ráfaga e intervalo que toma cuatro fotos en secuencia.

Cámara trasera del Realme C11. Foto: Juan José López / La República

Una función que me gustó, que es compatible con ambas cámaras, se llama ‘Disparador-sonrisa’. Como su nombre lo indica, toma una fotografía cuando detecta a una persona sonriendo frente a la cámara.

No tuve la oportunidad de grabar videos, ya que no tenía mucho almacenamiento; sin embargo, noté que puedes elegir la calidad. La más alta es HD 1080p, aunque también puedes escoger más bajas: 720p o 480p.